04|12|2021

"Necesitamos un bloque más grande para decirle basta al kirchnerismo"

ENTREVISTAS

03 de octubre de 2021

03 de octubre de 2021

El jefe de Gobierno porteño habló con Letra P después de una recorrida en La Plata. La necesidad de ampliar, el rol de Macri y la pobreza en aumento.

Horacio Rodríguez Larreta camina las calles de la coqueta localidad bonaerense de City Bell quizá con la misma soltura con la que lo haría en Palermo o Recoleta. Lo hace con los mismos movimientos pausados y el mismo tono cuidado que utiliza en la televisión y en sus redes sociales. "Vamos con fuerza", anima a vecinos, vecinas y curiosos que lo reconocen desde el primer momento en que pisa Cantilo y 13, a tan 300 metros de la estación de trenes de la zona más exclusiva del partido de La Plata. Habla de la necesidad de ratificar el resultado electoral el 14 noviembre y escucha a comerciantes y gastronómicos preocupados por la crisis que provocó la pandemia. 

 

"Seguimos creyendo que hay que tener una oposición unida para poder frenar y decirle basta al kirchnerismo", dice el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en diálogo con Letra P. La frase tributa a la aspiración de la alianza Juntos: encolumnar a todo el electorado antiperonista que quiere votar contra el Gobierno. Lo acompaña durante toda la recorrida el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, y el intendente anfitrión, Julio Garro.

 

El alcalde porteño evita los pronósticos electorales y se esfuerza por disipar la atmósfera proselitista de toda la jornada, que comenzó cerca de las 17. El reducido equipo que lo acompaña asegura que repite con insistencia que "la gente está cansada" y que necesita soluciones de gestión a problemas históricos. En este hueco, entre la estrategia de mostrarse cercano y ser consciente de que falta un mes y medio para los comicios generales, explicita la necesidad de "ampliar y mantener unida a la oposición". 

 

Con Letra P y 0221.com.ar. Larreta, Santilli y Garro en City Bell. (Fotos: AGLaPlata)

-¿Hacia qué sectores pretende ampliar la coalición?

 

-Ya hemos sumado varios en esta elección. A (Ricardo) López Murphy y Martín Tetaz en Capital y a Facundo ManesMargarita Stolbizer y el Partido Socialista en la provincia y eso es positivo.

 

-¿Tienen intenciones de sumar a Javier Milei y los libertarios hacia 2023?

 

-Nosotros les abrimos las puertas a todos, pero algunos no quisieron sumarse. De todos modos, seguimos creyendo que hay que tener una oposición unida para poder frenar y decirle basta al kirchnerimso. Para eso, tenemos que tener un bloque más grande que el del oficialismo. 

 

-¿Qué valoración hace de los libertarios?

 

-En la Ciudad de Buenos Aires la valoración mayoritaria fue para Juntos por el Cambio, por lejos, y dentro del espacio a María Eugenia Vidal, que representa los valores del gobierno (de la Ciudad).

 

-¿Pude ser su sucesora?

 

-Todavía no llegamos a la elección de medio término y para 2023 falta todavía mucho más.

 

Larreta pareciera saber que "no hay 2023 sin 2021", un eslogan que repite de otras formas junto a las principales figuras de Juntos por el Cambio. Acaso por eso la apuesta de acompañar a su candidato a diputado a cuanto lugar lo necesite y recostarse en la estructura de los intendentes del PRO, a quienes visita todas las semanas en distintas recorridas. De hecho, es la cuarta vez que llega a la capital de la provincia, entre las que ese encuentra su vista por la presentación de listas y en el cierre de campaña. 

 

El aspirante a presidenciable se mueve de un local a otro, entre las mesas de los bares y las tiendas de ropa y tecnología, y hace equilibrio en los cordones de la calle cada vez que un vehículo pone balizas para saludarlo. Habla poco y nada, saluda a todos y todas y deja parte de la centralidad a Santilli, que pareciera moverse entre la necesidad de aumentar su nivel de conocimiento en la provincia y mostrarse como la síntesis de su jefe político en territorio bonaerense. "Horacio, estas chicas te quieren saludar". "Horacio, acá piden que nos saquemos una foto juntos". City Bell -electorado ABC1- lo recibe bien. Él no esquiva temas internos.

 

-¿Qué rol le asigna al expresidente Mauricio Macri en la oposición?

 

-Es parte de la mesa de conducción de Juntos por el Cambio, en la que seremos unas diez personas. Nos reunimos lunes de por medio, a veces presencial y otras por Zoom, y él participa como cualquiera de nosotros, como los gobernadores o presidentes de los bloques. Es que es la primera vez desde el regreso de la democracia que gobierna el peronismo y la oposición se mantiene unida.

 

-¿Hay una estrategia de mantener al margen de la campaña el expresidente?

 

-Para nada. De hecho, apareció en todos lados. En capital estuvo tres o cuatro veces, también Córdoba, y en la provincia de Buenos Aires en Tres de Febrero y Punta Alta. Además, estuvo con nosotros el día del festejo y participa de las actividades.

 

-¿El llamado a indagatoria por el presunto a familiares de la tripulación del buque ARA San Juan los perjudica?

 

-Es un llamado a indagatoria en una causa en la que no estaba mencionado. En medio de la campaña, suena a una barbaridad. Por lo menos, es extraño.

 

-Pero la causa no es nueva; la iniciaron los familiares durante la gestión anterior.

 

-Es una causa que tiene cinco años, pero es raro que lo llamen de la nada a indagatoria y le prohíabn la salida del país, sabiendo que está afuera. Cuanto menos, genera suspicacias.

 

En un tramo de la recorrida, Larreta hace un parate para encontrarse con un grupo de emprendedores en la pizzería de estilo italiana Paesano. Una vez sentado en el centro de la mesa, acapara todas las miradas e incluso llegan legisladores y legisladoras provinciales que se enteraron de su llegada, como el diputado Daniel Lipovetzky y la diputada Carolina Barros Scheltto, que se suman al senador Juan Pablo Allan.

 

A la reunión con jóvenes, se suman de manera improvisada señoras de pelo bien planchado y ropa elegante que pasaban por el lugar y también algunas niñas que lo vieron en redes sociales. Las más chicas le piden selfis y le dicen que lo vieron en tik tok y las más grandes, que Juntos por el Cambio tiene que volver al gobierno. Solo un automovilista atina a gritar en favor de Cristina y pedirle que se vaya. Larreta no se inmuta y Santilli apenas atina a saludar a lo lejos. "Hay que terminar con la grieta", dice este integrante de la mesa de líderes del PRO y más tarde, en un mano a mano con este medio, deja lugar a algunos temas de agenda de actualidad. 

 

-Hay problemas sociales, como la pobreza, que no mejoraron durante el gobierno de Cambiemos. ¿Hay una autocrítica en ese aspecto?

 

-En los últimos 32 años, en más de 20 los gobiernos fueron del mismo signo político, por lo que es un problema histórico que debemos resolver todos juntos.

 

-¿Qué opina de las críticas de la expresidenta sobre las modificaciones a la norma de procedimiento del Tribunal Superior de Justicia?

 

-Escuché algunas cosas y que usó palabras agraviantes sobre nosotros. Cuando son chicanas o cuestiones no constructivas no respondemos; no le hace bien a la Argentina.  

 

-Más allá de este tema, ¿no observa insultos y descalificaciones en su propio espacio político que tampoco contribuyen? 

 

-Somos un espacio político muy amplio y no todos tenemos que pensar igual y tener las mismas actitudes y estilos. Un espacio que aspira a ser mayoritario como el nuestro es heterogéneo por definición. Donde no hay heterogeneidad es en los valores, la república y la defensa de la Constitución.

 

-¿Coincide con Vidal en ir por la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación?

 

-Son temas de la política que se darán en otro momento. No hay que anticipar esa discusión.

 

-Y respecto a una posible reforma laboral, ¿quiere quitar las indemnizaciones por despido?

 

-Nunca planteamos eso. Nuestros adversarios políticos lo sacaron de contexto en medio de la campaña por oportunismo político.

 

-¿Y cuál es el planteo?

 

-En algunos sectores hay que analizar lo que hizo la industria de la construcción, que en vez de tener que pagar todo junta el día que se va el trabajador, la va capitalizando antes, ahorrando en un fondo, lo cual es mucho más seguro para el trabajador. Por ejemplo, cuando una empresa quiebra y hay enormes problemas para cobrar.

 

-¿Y pretende trasladar ese modelo a los demás sectores?

 

-Sólo fue un planteo y un ejemplo de cómo funciona un sector.

 

-¿Que sucedió en el desalojo de familias en la Villa 31?

 

-Hubo una toma, una usurpación, (por parte de personas) que no podían estar viviendo ahí porque está previsto construir una escuela para los chicos del barrio. No había ninguna, hoy ya tiene dos y son 45 mil habitantes que necesitan una más.

 

-¿No había otra salida que no fuera violencia institucional de esa magnitud?

 

-Hubo diálogo durante muchas semanas y muchas familias salieron en base a este diálogo.

 

Larreta, Santilli y Garro cierran la jornada con una fotografía conjunta y un video que va directo, otra vez, a las redes sociales. Producto de la casualidad o la organización de la usina amarilla, los tres vistieron prácticamente igual, pero las miradas siguen atentas a quien gestiona la Capital Federal, que promete volver: el jueves próximo relanzarán en La Plata la campaña de cara a las elecciones generales.