22|5|2022

El mercado, cauto por el FMI y tentado de comprar barato un cambio en 2023

15 de noviembre de 2021

15 de noviembre de 2021

El #15N llegó y los bonos rebotaban, pero las acciones perdían terreno. La mirada en el dólar y en lo que ocurrirá en el Congreso y con el Fondo.

Los inversores recibieron con cautela los resultados de las elecciones y el mensaje del presidente Alberto Fernández sobre una convocatoria a la oposición para votar una ley sobre el programa económico plurianual que se presentará al Fondo Monetario Internacional (FMI). A mediodía del lunes, el SP Merval caía 2,5% en Buenos Aires, mientras las acciones argentinas en Wall Street redondeaban pérdidas y los títulos públicos -castigados durante las últimas semanas- mostraban un tibio rebote. El dólar blue, en tanto, se mantenía sobre los 200 pesos.

 

Analistas del mercado coincidieron en que el cambio en la composición del Congreso dará más fuerza a una oposición que, dicen, es más afín a los intereses de los inversores. "Una composición del Congreso más favorable a los mercados podría conducir a controles y equilibrios más eficaces y, en última instancia, a un cambio de régimen político en 2023, pero también existe el riesgo de políticas más populistas a corto plazo", dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs.

 

El analista Diego Pereira, de JP Morgan, sostuvo que "una radicalización heterodoxa con una autarquía financiera casi completa, es decir, que Argentina entre en mora con el FMI, disminuye después de estos resultados". Según un reporte citado por Noticias Argentinas, "un esfuerzo político mínimo destinado a asegurar un acuerdo con el FMI podría evitar las nefastas implicaciones de la autarquía financiera, pero sería insuficiente para asegurar una tendencia creíble a la baja de la inflación y, por tanto, un crecimiento sostenible sobre la base de un stock de capital creciente".

 

En tanto, BTG Pactual consideró que el resultado de las legislativas será "bien recibido por los inversores, aunque el escepticismo continuará" y vaticinó que "acelere la suba del dólar en el corto plazo y que haya una devaluación en enero o febrero".

 

El mercado había reaccionado con euforia compradora ante los resultados de las PASO y luego encadenó una ola de ventas con el estallido de la interna del Frente de Todos. Según Javier Timerman, director de AdCap, los inversores temían dos escenarios: que el Gobierno diera vuelta el resultado de las elecciones o que la derrota más abultada del oficialismo provocara un nuevo cimbronazo institucional que -en la visión del mercado y no en la de Timerman- llegara a una radicalización liderada por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. "Ahora el mercado esperará señales claras. No quiere especular con cambios, quiere ver los cambios", sostuvo en dialogo con Letra P, en referencia al proyecto de ley que definirá metas económicas plurianuales anunciado por el Presidente.

 

"De confirmarse el tono moderado del Gobierno y sus intenciones de llegar a un acuerdo con el FMI, creemos que hay lugar para continuar la recuperación del índice (S&P Merval) observada en las últimas semanas", indicó Portfolio Personal Inversiones (PPI) en un reporte. "El resultado actual aumenta la probabilidad de un cambio de administración en 2023, lo cual llevaría a un mejor contexto macroeconómico", celebró.

 

"Se anunció que se quiere ir a un acuerdo con el Fondo, lo cual es positivo, pero no se dice cómo, porque ese acuerdo no viene gratis, y no viene en la dirección que está diciendo el Gobierno, sino que va a implicar ajuste", dijo Miguel Kiguel, director de Econviews, a Radio Rivadavia.