23|1|2022

La pelea del millón: Todos y Espert, los mejores pescadores de votos nuevos

16 de noviembre de 2021

16 de noviembre de 2021

En Buenos Aires, el FdT se quedó con el 41% y el libertario, con el 21% del botín. Hotton, la que más creció porcentualmente. Aunque ganó, Juntos fue la peor.

La elección del domingo en la provincia de Buenos Aires tuvo una contienda aparte por algo más de un millón de votos, el botín que terminaron conformando los sufragios que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) fueron para fuerzas que no alcanzaron el piso y quedaron afuera de las generales y el universo de votantes que pegó el faltazo en septiembre pero ahora concurrió a las urnas. En esa contienda, el Frente de Todos (FdT) y Avanza Libertad fueron claros ganadores, lo que en parte explica el éxito del Plan Remontar de la coalición de gobierno y el batacazo libertario.

 

El número preciso de votos nuevos en juego para las seis listas que disputaron las generales fue 1.123.694. Surge de la suma de los siguientes dos lotes:

 

  • 728.731 sufragios que en septiembre fueron para alguna de las 19 fuerzas que quedaron en el camino.
  • 349.963 sufragios del crecimiento de la participación ciudadana: en las primarias votaron 8.738.416 personas; en noviembre lo hicieron 9.133.379 (4,8% más, de 68 a 72,8 por ciento).


Para dimensionar la importancia de ese millón ciento y pico mil votos, el siguiente dato: representa casi el 9% del padrón total de la provincia (12.762.724).

 

La lista encabezada por Victoria Tolosa Paz (Todos) se quedó con el 41 por ciento de esos votos nuevos y la liderada por José Luis Espert (Avanza Libertad), con el 21 por ciento. De otro modo: el peronismo pescó 462.590 sufragios y los libertarios, 238.640. El podio lo completa Juntos, con los 219.045 (19%) que fueron para Diego Santilli. El más rezagado del sexteto que disputó la elección fue el frente Vamos con Vos liderado por Florencio Randazzo, que apenas se quedó con algo más del 5%. Los 63.848 votos que sumó (representan un 16% de crecimiento respecto de las PASO) no le alcanzan para meterse en el Congreso. Según el escrutinio provisorio, le faltan 436 votos para llegar al piso de 3% necesario para obtener la banca; ya anticipó que confía en alcanzarlo con el escrutinio definitivo. Hoy, el reparto es 15 diputaciones para Juntos, 15 para el Todos, 3 para Avanza Libertad y 2 para la izquierda. Cynthia Hotton (+Valores) también está afuera.

 

El crecimiento de la derecha en comparación con las PASO queda evidenciado en el aumento porcentual logrado por cada fuerza. Hotton fue quien más creció: 96% (pasó de 131.308 a 257.58 votos). Le siguen Espert (57%, de 417.858 a 656.498), el FIT que postuló a Nicolás del Caño (26%), Vamos (16%), Todos (15,9%) y Juntos, que pese a ganar la elección con el 39,81 por ciento es la fuerza que menos creció: 6,7%.

 

Tras el sorpresivo resultado de septiembre, el oficialismo lanzó el Plan Remontar basado en un trabajo hormiga y más territorial en las dos principales secciones electorales, la Primera y la Tercera, que, juntas, representan el 75% del electorado de todo el territorio bonaerense. Algo parecido hizo Juntos en esas regiones para contrarrestar esa avanzada de Todos. Los encabezados por Santilli se pusieron como objetivo mantener la diferencia que habían sacado en la Primera, donde ganaron, y evitar perder por más en la Tercera, bastión peronista. No le salió del todo bien -en el conurbano sur, Todos amplió la diferencia a 13 puntos y en el norte la redujo a 0,3%-, aunque le alcanzó para ganar.

 

El destino desagregado de los votantes que eligieron a alguna de esas 19 expresiones que se quedaron en el camino es imposible de saber, aunque por el perfil de los y las postulantes de aquellas listas puede aventurarse que una gran parte fue para la derecha expresada en Espert y Hotton y que otras porciones de similar tamaño fueron para la izquierda y el peronismo. Probablemente, el oficialismo y Juntos hayan sumado la mayor parte de los votos de quienes no habían participado en septiembre.