20|1|2022

18 de noviembre de 2021

18 de noviembre de 2021

Continuará en Seguridad, pero seguirá dando la discusión política. Festejo por la apertura de internas. Alivio para Kicillof y Operativo Sol en la mira.

Después de que pusiera en duda públicamente su continuidad al frente del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires en la previa de las elecciones, finalmente Sergio Berni decidió que se quedará en su cargo. Está fuertemente alineado con el gobernador Axel Kicillof y buscará profundizar el trabajo en materia de seguridad, enfocándose los próximos meses en el Operativo Sol. No obstante, seguirá dando la discusión política hacia adentro del Frente de Todos (FdT) y celebra el llamado al debate y la apertura de internas en la coalición.

 

Fuentes del entorno inmediato del ministro aseguraron a Letra P que seguirá en el cargo; un alivio para Kicillof, ya que sería un casillero difícil de completar ante su ausencia. Fue el propio Berni quien abrió la puerta a su posible salida. La sintonía y buena relación con el gobernador nunca fue puesta en duda y el ministro destaca una y otra vez que recibió de él todas las herramientas que requirió; sin embargo, las diferencias internas lo hicieron evaluar abandonar el cargo, pero, siempre aclaró, nunca el partido.

 

Ante los amagos de retirada del propio Berni, Kicillof analizaba posibles reemplazos. La última opción que se barajó fue la fusión de los ministerios de Seguridad y Justicia, para que ambas quedaran en manos del titular del segundo, Julio Alak.

 

Berni pondrá toda su energía en las próximas semanas en organizar el Operativo Sol para la costa atlántica, donde se espera una afluencia récord de turistas, y redoblará los esfuerzos para exhibir mejoras en materia de seguridad, una de las principales preocupaciones de los bonaerenses. La inseguridad golpeó al gobierno provincial con dos casos de fuerte impacto como el del joven Lucas Cancino en Quilmes y el del kiosquero Roberto Sabo en La Matanza, en plena campaña electoral.

 

Sin embargo, el polémico médico y militar continuará dando las discusiones internas siempre que lo crea necesario. “Berni es un funcionario público que se debe al gobernador, pero también es un dirigente político y lo seguirá siendo”, explica a este medio un funcionario a sus órdenes e insiste con que los planteos no son cuestiones personales sino políticas y que hay que debatirlas de cara a la sociedad.

 

Luego de que públicamente el presidente Alberto Fernández oficializara en el acto por el Día del Militante la intención de dirimir las candidaturas en internas de cara a 2023, en el entono de Berni celebran. Fue uno de los principales planteos que hizo en la previa de las elecciones y que lo llevó incluso a una fuerte pelea con Máximo Kirchner luego de que lo forzaran a bajar su lista de postulantes a diputados por la Segunda sección electoral.

 

“Él no necesita que digan ‘tenías razón en lo que decías’, pero en la provincia de Buenos Aires quisieron disciplinar al peronismo con una vara de sauce y así nos fue en las PASO, recibimos con felicidad que se abra el debate y no creemos que sea una conquista propia sino del peronismo”, dijo a Letra P un hombre cercano a Berni.

 

El lunes post elecciones, Berni participó junto a todo el gabinete de la reunión encabezada por el gobernador en la que se delinearon los pasos a seguir para la gestión bonaerense. En el entono de Kicillof festejan la decisión: “Nosotros siempre creímos que se iba a quedar, la relación con Axel es impecable y van a seguir trabajando muy bien juntos”.