23|11|2021

"¿El Presidente llamó al diálogo?"

ENTREVISTAS

22 de noviembre de 2021

22 de noviembre de 2021

La titular del PRO está convencida de que las voces más duras se impusieron en JxC. Dice que votarán el Presupuesto, pero quieren discutir el reparto de obras.

"¿Llamó al diálogo?", pregunta con ironía Patricia Bullrich sobre los últimos discursos del presidente Alberto Fernández que el domingo plantó una convocatoria a la oposición y el miércoles habló en el acto de la CGT, movimientos sociales y fuerzas que integran el Frente de Todos. "Lo sentí un discurso agresivo y violento", agrega en una charla con Letra P en una semana en la que se la ve triunfante y no para de dar entrevistas y tener reuniones como si hubiera sido candidata ella misma. Apenas conocidos los resultados, apuntó que Juntos por el Cambio hizo una mejor elección en la mayoría de las provincias y en Buenos Aires que en la Capital Federal. Después bajó el tono al debate público con Horacio Rodríguez Larreta, que armó su estrategia con María Eugenia Vidal.

 

-Se la ve contenta a pesar de que cedió y no fue candidata.

 

-No sé si quería ser candidata. Era lo natural que fuera candidata en la Capital y María Eugenia Vidal en la Provincia. No se dio así. Sinceramente, no tenía mucha ganas de volver a ser diputada nacional. Fui tres veces y cuatro veces electa. Era natural y hubo un debate, pero sinceramente estoy mucho más contenta con lo que hice: recorrer el país, armar la arquitectura política de esta elección, conocer a todos los candidatos, ayudarlos. Fue una experiencia impresionante.

 

-¿Para usted la performance de Vidal no fue la esperada?

 

-Lo que dije es que me hubiera gustado llegar al 50%. No es ningún ataque a nadie, es un deseo. Es normal que lo diga. Todo se interpreta, o si yo lo dije mal, o si fue en tono de interna. Estamos muy contentos con el resultado que hemos obtenido en Capital, en Buenos Aires y en todo el país. Eso es lo importante ahora, no las peleas internas.

 

-¿En lo personal o en lo estratégico ganó más que si se hubiera presentado en la Ciudad?

 

-Es imposible saberlo. Mi aporte fue importante, como el de muchos. Estoy recorriendo un camino, ayudando a armar Juntos por el Cambio, armar este equipo, fortalecer las provincias. Hay que recordar que de alguna manera nosotros éramos porteños nada más, y estamos creciendo y ganando en muchas provincias. Muchos candidatos han logrado madurar y tuvimos elecciones internas. El PRO estaba un poco acostumbrado a que le bajen línea y ahora fuimos a internas. Eso fue muy bueno.

 

-Javier Milei pasó los 17 puntos en el distrito donde ganaba cómodamente el PRO. En JxC se impusieron figuras duras como Luis Juez y Carolina Losada. ¿Se imponen los halcones por sobre las palomas?

 

-Es la versión más fuerte de JxC, pero terminó siendo el discurso de todos. Ese discurso fue el que sacó el porcentaje de votos que sacó. Al final, todos terminaron en el mismo discurso. Hay que reconocerlo, es importante. Quizás porque tenía mucho más arraigo en la sociedad.

 

-¿Ese debe ser el perfil en el Congreso? ¿No más diálogo ni acuerdos?

 

-No, no. Depende. Si hay proyectos coherentes, cosas que se pueden debatir, hay que debatir. Si hay proyectos impuestos como los 116 DNU que te los quieren meter de un día para el otro, no.

 

-¿Y el Presupuesto?

 

-El Presupuesto siempre lo votamos, lo vamos a votar, pero queremos discutirlo. El otro día me contaba el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, que hay casi un 800% de aumento del presupuesto de obra pública para Santa Cruz y para Corrientes hay una reducción de 30 puntos nominal. Con la inflación, imaginen lo que es. ¿Es un presupuesto para los amigos o un presupuesto para la Nación?

 

-Ud. repite que JXC tiene que estar unido, pero Mauricio Macri y usted hablan con Milei; el radicalismo le gritó que no se habla con Milei y otros gritaron que no se habla con Massa y Máximo Kirchner. ¿Son visiones contrapuestas?

 

-Las visiones no son enfrentamientos. Uno puede tener visiones distintas y no estar enfrentados. En algún momento, quizás, esas visiones se enfrenten en una interna. La convivencia dentro de Juntos por el Cambio es importante para todos. Las miradas distintas se debaten adentro y de ahí sale la síntesis.

 

-¿La UCR se potenció?

 

-Sí. Hizo una muy buena elección en muchas provincias. Sumó gente nueva como Martín Tetaz, Facundo Manes, Losada. Aportó mucho a esta elección.

 

-¿La visita a Gerardo Morales en Jujuy significa que pueden compartir fórmula en 2023?

 

-Visité en Jujuy a Morales, a Valdés en Corrientes y a Alfredo Cornejo en Mendoza. Además, hice viajes con él como a cinco provincias. Con los aliados radicales tengo una excelente relación.

 

-¿Hay que sumar a los libertarios? 

 

-No quiero tomar decisiones por mí, son cosas que hay que discutir en Juntos por el Cambio. Sí creo que en la próxima elección tenemos que sumar, porque va ser una elección presidencial. El domingo estuvimos a dos puntos y medio de lo que se necesita para ganar en primera vuelta, mirá si no tenemos que sumar un poco más para llegar a ganar en primera vuelta en 2023. 

 

-Usted no quiere dar nombres, pero aparecieron pintadas "Larreta 2023".

 

-Larreta tiene todo el derecho de que haya pintadas que digan "Larreta 2023". No voy a hablar de 2023, me parece muy apresurado. Tampoco hay que pensar que las pintó Larreta, por ahí él se entera cuando la pared ya está pintada.

 

-Dijo que podrían votar el Presupuesto. ¿Hay posibilidades de diálogo? El Presidente dijo que si Macri o Milei no quieren dialogar, que se queden con sus amigos.

 

-Para convivir en la Argentina hay que ser kirchnerista. Todos los demás estamos afuera, somos como los cordobeses, que parece que están fuera del país. El discurso del Presidente me pareció contradictorio. ¿Llamó al diálogo? Habla de un diálogo con ellos, vuelve a meter la contradicción amigo-enemigo y que los que piensan como ellos son los únicos que tienen razón. Desconoce la voluntad popular y va construyendo nuevos enemigos. Con este dialogo, con este no dialogo. Milei debe estar recontento que lo pusieron ahí. Yo estaría recontenta. Sinceramente, mientras el Presidente pida algo así, como que nos convirtamos a la fe kirchnerista para que él nos pueda entender... es un diálogo de sordos. Así no hay diálogo. El acto no tiene nada que ver con la Argentina actual.

 

-Usted acompañó la presentación de una confederación de sindicatos y empresarios. Invitó a todos a sumarse. ¿Incluye a los Moyano? 

 

-No queremos hacer nombres. Todos pueden cambiar y entrar en una vida de redención. Y ahora que no va a ser más presidente de Independiente... (se ríe). Cualquier sindicalista que hoy sabe que en el país hay 40% de personas que trabaja por fuera de la formalidad, que hay un porcentaje de jóvenes que no consiguen trabajo, tiene que saber que no está cumpliendo su cometido. A los que no cambien, la historia los va a pasar por arriba. ¿Cuántos trabajadores votaron al sindicalismo que estaba en las listas del Frente de Todos? Todas las provincias donde está concentrada la mayor fuente de empresas en nuestro país son provincias donde ganó Juntos por el Cambio: Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, la Capital Federal. Donde está la mayor proporción de empresas en la Primera sección electoral, ganamos nosotros. Está muy vacía la representación sindical. Queremos un sindicalismo cooperativo con las empresas, que ayude a los trabajadores a crecer, que no le tenga miedo a la palabra empresa, que no sean antiempresas sino proempresas. Si la empresa anda bien, a los trabajadores les va bien.