25|11|2021

Ritondo sofocó el motín de Bullrich y seguirá como jefe del PRO en Diputados

25 de noviembre de 2021

25 de noviembre de 2021

Sellaron la paz con una foto, luego de una demostración de fuerza interna del titular de la bancada amarilla. Cosecha magra de la exministra. La puja que sigue.

El amague que esta semana lideró Patricia Bullrich para marcar la cancha en el bloque PRO de la Cámara baja terminó en una tregua provisoria que anticipa cómo será la convivencia en ese espacio a partir del 10 de diciembre, pero que finalizó en esta primera etapa con el fortalecimiento de Cristian Ritondo, que seguirá al frente de la bancada amarilla.

 

La decisión, que la exministra de Fernando de la Rúa y Mauricio Macri ya había anticipado en redes sociales, quedó formalizada este jueves por medio de una fotografía difundida por fuentes partidarias en las que se la ve junto a su mano derecha y diputado electo por Buenos Aires Gerardo Milman y a Ritondo. Las sonrisas retratadas en la imagen buscan dejar atrás la disputa sorda que se resolvió en pocas horas pero que no careció de tironeos y entretelones.

 

Tal como lo contó Letra P, la jefa del PRO -envalentonada por el buen desempeño que tuvo su espacio en el interior del país en las elecciones legislativas- comenzó a presionar para hacer prevalecer la mirada de los halcones en la postura opositora en el Congreso. En ese plan, Bullrich convocó a una reunión de integrantes del bloque sin la presencia de Ritondo. El encuentro no fue en secreto y el jefe de la bancada fue puesto al tanto de la reunión, aparentemente convocada por la jefa partidaria para endurecer la posición del bloque en la negociación con el oficialismo a partir del 10 de diciembre. No obstante, otras fuentes no descartaron que además en el encuentro se discutiera la posibilidad de reclamar lugares de poder dentro del Congreso.

 

Uno de los encargados de avisarle al exministro bonaerense acerca de la reunión fue uno de los diputados invitados. Al parecer, el jefe del bloque no se opuso. El encuentro fue módico. Bullrich solo reunió a cinco dirigentes, entre legisladores y legisladoras en ejercicio y electos.

 

Por su parte, Ritondo no reunió al bloque, pero hizo un sondeo de adhesiones entre sus integrantes y primero sumó 31 firmas. Este jueves, deslizan en el ritondismo, la nómina habría llegado a las 40 adhesiones, cuando el bloque amarillo tendrá 50 escaños de los 116 que reunirá Juntos por el Cambio (JxC) a partir del 10 de diciembre.

 

Con esa demostración de fuerza, que combinó a quienes defienden a Ritondo con quienes no comulgan con Bullrich, quedó en evidencia que la titular del PRO solo cuenta como incondicionales a los legisladores Fernando Iglesias y Waldo Wolff y a tres representantes que asumirán el 10 de diciembre: Milman, Sabrina Ajmechet y Hernán Lombardi. La lista de adhesiones no contaría con el gancho del mendocino Omar De Marchi, que coincide en distintos aspectos políticos con Bullrich, pero no sería de la partida de condicionar a Ritondo.

 

La resolución del timón de la bancada del PRO cierra apenas uno de los episodios por los cargos parlamentarios en JxC. Este miércoles, el diputado electo por la Ciudad de Buenos Aires Martín Tetaz se metió en la disputa por la conducción de la bancada de la UCR en la Cámara baja a partir del 10 de diciembre al postular en nombre del "nuevo radicalismo" a Facundo Manes y a Rodrigo de Loredo para ocupar el lugar que ostenta Mario Negri.

 

El dardo de Tetaz, que llegó a la lista porteña pergeñada por el alcalde Horacio Rodríguez Larreta de la mano del senador y jefe de la UCR capitalina Martín Lousteau, impacta en los pasillos del Congreso pero responde también a la rosca del radicalismo por la conducción partidaria, que tiene cita para resolver sus autoridades en diciembre. Lousteau tiene aspiraciones de presidir la Convención radical y en la otra vereda ucerreísta está parado el gobernador jujeño, Gerardo Morales, quien también pretende ocupar ese lugar como trampolín para lanzarse a una candidatura presidencial en 2023. Morales es uno de los soportes para la continuidad de Negri al frente del bloque del radicalismo en Diputados.

 

En paralelo, la coalición debe resolver además quién liderará el interbloque, que también está en manos de Negri. En ese sentido, el titular del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, formalizó días atrás el respaldo de su partido para la continuidad de Negri en ese puesto.

 

El futuro escenario de la principal fuerza opositora en la Cámara baja estará compuesto por 116 asientos, de los cuales 50 corresponderán al PRO; 45 a la Unión Cívica Radical (UCR); 11 a la Coalición Cívica; cuatro al bloque que conducirá el diputado electo Emilio Monzó; dos al partido Avanza San Luis y otros cuatro a monobloques.