17|1|2022

"Hay una gran oportunidad para construir un proyecto alternativo en Santa Fe"

ENTREVISTAS

El intendente de Rosario blanqueó que apuesta a un nuevo armado no peronista en la bota. Mendoza, Jujuy y Corrientes, modelos. Frente de frentes, ahí te veo. 

A Pablo Javkin, recuerda el propio intendente de Rosario, lo apodaban “el pibito de Alfonsín”. Referente de Franja Morada nacional en su juventud, sacó los pies del plato en su momento y se alió a Elisa Carrió para integrar el ARI. Ahora que la política santafesina atraviesa una etapa de reacomodamiento y el radicalismo se entusiasma con volver a conducir la oposición, los puentes entre aquel “pibito” y el partido que lo formó vuelven a cruzarse.

 

En eso anda Javkin, tendiendo puentes con radicales que tienen el objetivo de ensanchar las fronteras de Juntos por el Cambio. Cuenten con él para eso, no para pegar el salto a las filas de la coalición opositora así como está conformada. En diálogo con Letra P, el intendente remarca que Facundo Manes es lo nuevo" que la Argentina va a necesitar y dice estar dispuesto a acompañarlo.

 

A la vez, aspira a integrar una coalición aún superior al Frente Progresista provincial. Los modelos son Mendoza, Jujuy y Corrientes, donde el no peronismo se congregó detrás de un único fin. Y en ese camino, Javkin empieza a mirar con gusto la chance de ser candidato a gobernador. Menciona más de una vez la palabra “paciencia”, pero avisa: “En 2023 definiré”.

 

-¿Empieza una nueva gestión post covid?

 

-El covid abarcará toda la gestión en mayor o menor medida, ya nada será igual. Ahora, hay que arreglar todo lo que rompió. 

 

-Tras la pandemia emergen demandas de la ciudadanía sobre problemas como el mal servicio de taxis, colectivos, e higiene. ¿Cómo se responde? 

 

-Las demandas se deben al aumento de las actividades, de la recuperación económica y eso también tiene un impacto negativo. Hay que adaptarse a planificar corto, y lo estamos haciendo.

 

-El transporte urbano depende de los subsidios nacionales, pero se cayó el Presupuesto. ¿Qué sucederá?

 

-Se mantendrán los recursos asignados en el proyecto que se rechazó; sino no habrá transporte en el interior. 

 

-¿Cuánto de política implicó la pandemia?

 

-Fue un momento de acuerdos. En el Concejo se notó y se seguirá notando. 

 

-¿Para abordar la inseguridad es necesario buscar acuerdos?

 

-Sí. No se hace con una declaración estridente o insultando, sino gestionando. Ahora están esas condiciones. 

 

-¿Antes de las elecciones se jugaba de una manera más confrontativa y, después, más amena? 

 

-El gobernador tuvo voluntad desde el primer día. Con diferencias políticas y de visiones, igual tuvimos diálogo.

 

«La inseguridad no se aborda con una declaración estridente o insultando, sino gestionando»

-¿Hay una distancia entre el gobierno provincial y las demandas de Rosario?

 

-Hay una lógica en la política de Santa Fe de que Rosario molesta . 

 

-¿Dónde lo ve?

 

-A la hora de discutir el Presupuesto. Veremos si el gobierno insiste en la media sanción del Senado o cambia.

 

-¿Le molestó cómo se confeccionó?

 

-A la hora de distribuir recursos debe haber lógica. ¿Cómo puede haber $4.089 millones para municipios y comunas y para Rosario sólo 20 millones? 

 

Fotos: Vanesa Fresno

-Siempre se pidió actualizar el Fondo del Conurbano al que se refiere. ¿Por qué se reclama con más fuerza ahora?

 

-Económicamente, hoy no afectará a otros municipios. La provincia tiene superávit y el fallo de la deuda histórica.

 

-Es sólo cuestión de plata la discusión en este momento.

 

-Es mentira discutir política sin discutir recursos. 

 

«¿Cómo puede haber $4.089 millones para municipios y comunas y para Rosario sólo 20 millones? »

-¿En números cuánto es?

 

-El presupuesto de Rosario es de $71 mil millones para ejecutar y el de la provincia de $860 mil millones. Discutimos $2 mil millones. No es irracional el pedido.

 

-¿Diputados lo va a revisar?

 

-Sí, y es lo que corresponde.

 

-¿Faltó ampliar el diálogo?

 

-No tuve consulta previa del presupuesto.

 

-¿Puede dañar el vínculo con el gobierno?

 

-No voy a romper el vínculo con el gobernador, pero sí diré que Rosario merece otro trato y recursos.

 

Fotos: Vanesa Fresno

 

-Recibió a Facundo Manes y se reúne muy seguido con dirigentes de la UCR. ¿Vuelve a tener una relación cercana con el radicalismo como en sus orígenes?

 

-La generación que hoy conduce y lidera es en la que uno participó. 

 

-Tiene llegada estrecha a Manes. ¿Qué significa su figura?

 

-Es lo nuevo que va a necesitar la Argentina. Actores que comprendan que la sociedad va cambiando rápido.

 

-¿Lo atrae, lo busca el sector de él para compatibilizar el nivel local de la política con el nacional?

 

-Sí, la Argentina necesita nuevas opciones. Si no hay cambio, la gente opta por posiciones extremas. Hay que salir de la lógica que mira la política argentina desde el AMBA. No habrá sistema federal si la lógica es unitaria.  

 

-¿Y Santa Fe cómo se para?

 

-No tiene que tener alineamiento de las fuerzas nacionales como se plantearon en la elección nacional. Le va bien cuando tiene alineamientos que ordenan de otro modo.

 

-¿Qué modelo propone?

 

-El de Corrientes, Mendoza o Jujuy. Modelos distintos y efectivos porque reconocen diferencias. 

 

-¿Eso debe pasar en Santa Fe?

 

-No tengo dudas, como lo que fue el Frente Progresista.  

 

-¿El Frente Progresista de hoy está agotado?

 

-Hay que abrirlo y enriquecerlo. Insisto, no tendremos el mismo sistema político en unos años. 

 

-¿Por qué?

 

-La gente se moviliza por causas más puntuales y sociales. Exigen más posicionamiento que seguir a un líder. Es horizontal, no vertical.

 

Fotos: Vanesa Fresno

 

-¿Los tercios en Santa Fe van camino a desaparecer?

 

-No sé. Hay una gran oportunidad para construir un proyecto alternativo en Santa Fe, con muchas chances de ganar, consolidando gestiones locales y disputando la Legislatura.

 

-¿Cómo?

 

-Con paciencia e inteligencia es factible. Con raigambre social y con sectores del Frente Progresista, del PJ, del radicalismo y de Juntos por el Cambio.

 

-Dijo abrir el Frente Progresista. ¿Significa resetear todo o hacerlo desde ese lugar?

 

-En términos de identidad, probablemente tenga que ser algo nuevo. 

 

-¿Qué es lo primero? 

 

-Hay una necesidad de arrancar con una marca y es al revés. El ‘para qué’ es lo primero.

 

-¿Es su generación la que tiene que conducir?

 

-Ya tenemos 50 años, 20 años en política, hijos de la democracia. ¿Cuándo si no? 

 

-¿Está en su plan cercano?

 

-El 2022 será materializar lo que no pudimos en pandemia. En el medio, hay que pelear recursos, y, claro, eso requiere acción política y proyección.

 

-¿Y después?

 

-Si armamos algo sabio, se podrá hablar de quién encabeza ese proyecto provincial y en Rosario. No tengo drama, no es cuestión de ego.

 

-¿Lo entusiasma dar el salto?

 

-Sí, recorro la provincia, dialogo con los intendentes y ojalá la recorramos más…

 

-Pero…

 

-Pero hoy tengo los pies, la obligación y quiero estar acá. Soñé toda la vida con ser intendente y aún no tuve diez días normales. En 2023 definiré.