16|11|2021

“Hubo goles en contra, pero un gobierno sin errores no existe”

ENTREVISTAS

23 de agosto de 2021

23 de agosto de 2021

La flamante senadora y única mujer que presidió el bloque peronista en Diputados no le teme a la grieta. Admite que su jefa es CFK y pide reformar la Justicia.

Ni antes ni después de Juliana Di Tullio hubo otra jefa del bloque peronista en Diputados, que condujo entre 2013 y 2015. Hace cuatro años que no está en el Congreso y acaba de ocupar la banca que en el Senado dejó Cristina Fernández dos años atrás, y a la que ahora renunció su reemplazante, Jorge Taiana. Su salida como directora del Banco Provincia (BAPRO) es un problema para Axel Kicillof, que se queda sin cuórum en esa institución. La flamante senadora asegura con énfasis que no se hará más tatuajes en su cuerpo y que lo único que siempre llevará grabado en la piel es el "no fue magia" de su jefa política. Mira series pero no televisión, y mucho menos programas políticos.

 

-¿El Gobierno superará la crisis por la foto de Olivos? Cristina Fernández se puso al frente de tres actos seguidos. 

 

-Hoy la centralidad es mostrar uno de los valores más importantes que tiene nuestra fuerza política: la unidad en la diversidad. No pensamos todos lo mismo y tampoco pensamos que se borren esas diferencias o no mostrarlas. Cuando alguna idea gana la discusión, todos y todas nos encolumnamos. Presidente es uno solo. Es importante demostrarle eso al pueblo argentino. También hemos perdido amigos, familiares, hijos, padres. Todos y todas estamos tratando de sobrevivir. La salud pública es un valor muy importante que tiene este gobierno. El Gobierno no pudo ni un solo día aplicar sus promesas de campaña por la pandemia. Los opositores hicieron marchas anticuarentena, marchas antivacunas, denunciaron a las vacunas como veneno y nunca les importó la salud pública. Me alegra que Alberto Fernández sea el presidente en esta desgracia, el capitán de un barco que está llegando a buen puerto, aunque solo tuviera que atajar pelotazos, y también pelotazos en contra. Eso me da tranquilidad. Hay que seguir haciendo esfuerzos. 

 

-Usted dijo que manda Alberto. ¿No manda Cristina?

 

-No, dije que el Presidente es Alberto.

 

-¿Y quién manda?

 

-Mi jefa política es Cristina, todo el mundo lo sabe. Pero tengo clarísimo que el presidente es Alberto. Cristina y Alberto tienen sus propias ideas y las discuten. Sergio Massa y Máximo Kirchner también tiene sus ideas, que son diferentes incluso a las de Cristina. Las diferencias enriquecen. El peronismo se mueve todo el tiempo en discusiones saludables. También es saludable encolumnarse detrás de la idea que ganó la discusión. Hay un solo ordenador que es el Presidente. 

 

-Pero las ideas que ganan no siempre son las del Presidente.

 

-A veces sí, a veces no. Hubo muchas ideas de Massa, de Máximo y algunas de Cristina. Pero el Presidente es el que conduce y centraliza las decisiones.

 

-¿Cuál será su rol en el Senado?

 

-Cristina no me necesita. Yo necesito de ella para estar bien. Mi único interés es el interés del pueblo. Le voy a venir bien al Senado porque me gusta estar en las discusiones, estudiar, leer todo. Además, es importante que haya más representación de mujeres en la Cámara alta. 

 

-Después de las elecciones el Frente de Todos podría perder bancas. ¿Hace falta reforzar el Senado? ¿Los próximos dos años serán más difíciles?

 

-No me importa si al Senado o a Diputados se le complica un poco. Habrá que trabajar más. La gente tiene que sentir que su vida mejora todos los días un poco y que eso tiene que ver con el trabajo del Poder Ejecutivo y el Legislativo. Y sería magnífico que alguna vez acompañe el Poder Judicial.

 

-La oposición plantea que la agenda judicial de CFK, que ya pasó por el Senado y se frenó en Diputados, no es prioritaria para la gente.

 

-La agenda judicial es una necesidad de la gente, de las instituciones y del buen funcionamiento democrático. Hubo cuatro años de macrismo sin estado de derecho y con compañeros presos. De hecho, Milagro Sala aún sigue presa. Se los llevaron presos sin un juicio previo. Si le pasa eso a los dirigentes políticos, la gente se siente desvalida. Se necesita un Poder Judicial saludable. 

 

-Cuando habla de goles en contra, ¿se refiere al último episodio con las fotos del cumpleaños en Olivos o a otros episodios? 

 

-Un gobierno sin errores no existe. Alberto no es infalible, Cristina no lo fue y Néstor Kirchner tampoco. El Gobierno se hizo goles en contra, pero el balance queda absolutamente claro.

 

-¿Hay goles?

 

-Obvio, sí que hay. Triplicar las camas de terapia intensiva, haber conseguido vacunas es un golazo. El Gobierno hizo muchos goles pero no marca la agenda, porque no es el verdadero poder. El pueblo argentino tiene claro que el poder no lo tiene el Poder Ejecutivo o el Legislativo, lo tienen los sectores que concentran la riqueza. El FdT tiene la obligación de devolverle la felicidad a la gente, de recomponer los salarios de los trabajadores y trabajadoras, de generar más puestos de trabajo, de que las mujeres sean cada vez menos pobres y que las injusticias habituales se achiquen más.

 

-¿Cristina podría volver a intentar ser Presidenta?

 

-No sé, no me atrevo a contestarlo.

 

-Tampoco sería la más indicada. Está muy "enamorada" de Cristina...

 

-No estoy en condiciones objetivas de contestar. Tengo un enorme respeto por ella. Cristina es una de las dirigentes políticas más importante que tiene el planeta. Argentina tuvo mucha suerte en tener a Cristina de presidenta. Tiene muy claro cuál es el rumbo y yo coincido plenamente con el rumbo que plantea para la Argentina. A veces no coincido porque también tengo diferencias. De hecho, el aborto fue una diferencia. Es gratitud, coincidencia total. Y ha sido muy generosa políticamente con todo el mundo.

 

-Muchas veces se dice lo contrario.

 

-La política, que todavía es muy patriarcal, es muy injusta con Cristina. Ella es extremadamente generosa en términos políticos.

 

-¿No quiere la grieta?

 

-La grieta no me molesta, sé transitar las grietas. Mis amigas de toda la vida no son peronistas, ninguna. Pero yo necesito verlas todos los fines de semana porque si no, me muero. No podés relacionarte humanamente solo con los que piensan igual, es muy aburrido.

 

-¿Cómo va a seguir funcionando el BAPRO?

 

-Es un banco que me enorgullece. El año que viene cumple dos siglos, así que no va a pasar nada, todo va a seguir andando. Obviamente hay que resolver y completar el directorio, pero tiene todo lo necesario para funcionar con normalidad.