16|11|2021

“Nada garantiza que el nuevo gobierno de Perú vaya a durar los cinco años”

ENTREVISTAS

04 de agosto de 2021

04 de agosto de 2021

La exvocera de Perú Libre ya se diferencia de Pedro Castillo. Desafíos, rol en la región y temor a una nueva crisis política. Descontento por el gabinete.

El flamante presidente peruano, Pedro Castillo, cumple una semana de mandato y ya sufre los embates de la crisis política y las disputas internas de su partido, Perú Libre. La designación de Guido Bellido, con un extenso prontuario de dichos machistas y homofóbicos, como su primer ministro generó un atraso en la asunción de Pedro Francke como ministro de Economía, en momentos en que los debates públicos entre los sectores más moderados y los  más radicales de la coalición oficialista ya generan tiranteces que impactan en el trabajo diario. En ese sentido, la congresista de Perú Libre y exvocera de la campaña presidencial Betssy Chávez admitió, en una entrevista con Letra P, que el rumbo del nuevo gobierno todavía es “incierto” y que existen “posiciones diferentes” en su interior. “Nada garantiza que vayamos a durar los cinco años del mandato”, afirmó en relación a la sucesión de cuatro jefes de Estado en los últimos cinco años.

 

“Esperaba acciones concretas y aún no las encuentro”, manifestó la congresista, que reconoció tener diferencias con las primeras medidas del presidente. “Tengo dudas sobre si soy del partido oficialista”, dijo. Además, se refirió a la crisis estructural que sufre el país y aseguró que la realización de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva constitución, el manejo de la pandemia y la recuperación económica son los principales desafíos del nuevo mandato.

 

En este escenario, pidió convocar al diálogo y alertó: “Nosotros somos de izquierda, pero no todo el Perú es de izquierda”.

 

–¿Cómo calificaría al gobierno de Castillo?

 

–De izquierda. Me gustaría darle algún calificativo, pero en estos momentos es incierto.

 

–¿Por qué?

 

–La última vez que hablé con Pedro fue el 30 de julio, en una conversación muy breve. Yo siempre tuve una postura de izquierda democrática. He apelado siempre a disminuir la polarización del país y a un gobierno de amplia base, pero hubo decisiones que habrá que esperar para ver qué repercusiones tendrán.

 

–¿Cómo cuáles?

 

–La designación de Guido Bellido como primer ministro, quien va a marcar la directriz de su gobierno, y de Waldemar Cerrón (hermano de Vladimir Cerrón, líder del partido) como vocero de la bancada parlamentaria.

 

–¿Cómo analiza lo que ocurrió la semana pasada con la juramentación del gabinete?

 

–Con la designación de Aníbal Torres (como ministro de Justicia) y de Pedro Francke se logró poner paños fríos. Veo un poco difícil que el gabinete pueda durar mucho tiempo. Eso va a depender de la ciudadanía, porque antes nosotros éramos quienes criticábamos al Estado y ahora vamos a ser los causantes de las críticas, por lo cual todavía tenemos que esperar.

 

–¿Hay disputas internas en el gobierno entre los sectores más moderados y los más extremistas?

 

–Es natural que haya discusiones. Tenemos posiciones diferentes, pero, con todos los matices, el trabajo que tenemos es generar gobernabilidad. Yo pertenezco al ala democrática, pero soy respetuosa de la organicidad. Mi lucha en el pleno va a ser por la gobernabilidad. Voy a trabajar por la gobernabilidad del país y, si para eso tengo que tener un discurso fuerte, incluso dentro de mi organización, lo voy a hacer.

 

–¿Cuáles son los principales desafíos del gobierno?

 

–La gente va a empezar a exigir la (Asamblea) Constituyente. No sé en qué medida se pueda dar en estos momentos, porque para eso hay que generar condiciones y,  con los conflictos sociales que hay, primero deberíamos calmar al país. Me parece un clima muy nuboso. Hay decisiones que se pudieron tomar en consenso con otras organizaciones políticas. Nosotros somos un gobierno de izquierda, pero no todo el Perú es de izquierda. Espero que se pueda generar un consenso sin perder nuestra línea. Habíamos indicado que el principal desafío iba a ser la pandemia y lograr la vacunación para todos los mayores de 16 años antes del 31 de diciembre y espero que así sea. El segundo debía ser la reactivación económica. Tenemos que trabajar mucho por las regiones fronterizas. Yo en segunda vuelta aposté por Pedro Castillo, pero ahora no tengo comunicación y no sé dónde está atendiendo. Lo que me corresponde es trabajar por la gobernabilidad y la democracia.

 

"Nada garantiza que vayamos a durar los cinco años del mandato. Espero que las otras fuerzas apuesten por la gobernabilidad, pero no puedo tener certezas."

–En los últimos años, el Congreso provocó la caída de tres mandatarios, ¿Cree que pueden darse disputas con el nuevo presidente?

 

–Nada garantiza que vayamos a durar los cinco años del mandato. Creo que vamos a empezar una pelea absurda que pudo haberse evitado entre disolución (del Congreso) o vacancia (presidencial). Espero que las otras fuerzas apuesten por la gobernabilidad, pero no puedo tener certezas. Sería un golpe muy fuerte para el Perú hablar de vacancia. Lo que percibo es que los otros grupos van a ir por las interpelaciones. Creo que van a aguantar y nos van a empezar a golpear con interpelaciones ministro por ministro y, cuando encuentren el momento en el que la ciudadanía haya perdido la confianza en el gobierno, se van a aproximar la vacancia.

 

–El gabinete solo tendrá dos mujeres y el propio Castillo tiene posiciones que le valieron críticas feministas. ¿Cómo será esa relación?

 

–Lamento que en el gabinete haya solamente dos damas. Es un error y espero que lo corrijan. Espero que Castillo escuche al movimiento de mujeres. Yo las voy a escuchar, pero no sé ellos.

 

–¿Qué rol jugará Castillo en América Latina?

 

–No sé. Lo que sucede es que todo lo que yo pensaba se va diluyendo. Me gustaría dar otra respuesta, pero mentiría.

 

–¿Esperaba un gobierno más abierto y está encontrando uno más cerrado?

 

–Esperaba acciones concretas y aún no las encuentro. Quiero pensar que es un tema de estrategia, que hay un plan detallado que desconozco, pero no lo sé. Tengo dudas de si soy del partido oficialista.