30|11|2021

"Santilli se va a escapar, no va a debatir"

ENTREVISTAS

04 de septiembre de 2021

04 de septiembre de 2021

Habló con Letra P durante una recorrida por el conurbano. "Vamos a sacar más votos de lo que dicen los medios", vaticina. Interior, economía y clase media.

Con fe. Con optimismo. Con turismo, con consumo y con esperanza. Si no fuera porque pasó una década y una pandemia, a Victoria Tolosa Paz podrían acusarla de plagiarle los eslóganes de campaña al Daniel Scioli de 2011.

 

La principal precandidata del oficialismo, la que torea a opositores y periodistas en el prime time de la TV y defiende a capa y espada al Gobierno en cualquier ring, está convencida de que al Frente de Todos le va a ir en las PASO “mucho mejor” de lo que están mostrando las últimas encuestas y está convencida, también, de que su posible rival en las generales, Diego Santilli, va a esquivar el debate. "¡Se va a escapar!", provoca.

 

Tolosa Paz no tiene ni una sombra de duda: en el país ya se puso en marcha la pospandemia, dimos vuelta de página, estamos vacunados, hay un shock de optimismo, el consumo y el empleo crecen, el interior “revienta” de turismo, los gastronómicos trabajan sin parar, la clase media se levanta, compra, planea un viaje. Y va a volver a votar el peronismo. 

 

Incluso, dice, al Frente de Todos le va a ir “muy bien” en el interior bonaerense, la región más refractaria al voto peronista y donde parece concentrarse buena parte de los esfuerzos de la coalición en este último tramo de la campaña.

 

“Vengo de ahí. Ayer estuve en Junín y San Antonio de Areco. Nos va a ir muy bien”, le dice Tolosa Paz a Letra P en una charla a los saltos, en medio de otro intenso día de campaña por el conurbano bonaerense. Con botas de goma, un piloto animal print y un toco de boletas del Frente de Todos en la mano, Tolosa Paz hace lo que mejor sabe hacer: hablar. “Hola, ¿qué tal? ? ¿Cómo anda? Buen día, soy Victoria, soy candidata a diputada nacional”, se presenta a una vecina que salió a la vereda, atraída por el revuelo de las cámaras. 

 

En medio del barro patinoso, mientras su fotógrafa hace malabares para seguirla, se mueve de casa en casa charlando con los vecinos. “¿Vio qué maravilla este asfalto? A ustedes les cambia la vida…”, le dice a otro vecino, con el que termina hablando de política. “¡Esto lo hizo el intendente  Cascallares, eh! El domingo 12 hay que meter la boleta completa del Frente de Todos. ¿Le dejo una, dos? ¿Cuántos votan en la familia?”.

 

- ¿Cómo van a ir a buscar el voto blando?

 

-Estamos trabajando para convencer a los sectores que todavía están indecisos, a los que vemos en la calle. Cuando armamos las recorridas, les pedimos a los intendentes que organicen caminatas en los centros comerciales, porque ahí vemos la heterogeneidad.

 

-¿Y qué ven en esos sectores? 

 

-Es un sector que tiene ingresos, pero ingresos magros. Y son los que empiezan a motorizar una reactivación del consumo, algo que vemos que está pasando en el último mes. Ellos lo asocian al AHORA 12, a Cuenta DNI del Banco Provincia, y ven que esa ayuda del Gobierno, ese dispositivo de financiamiento, los está empujando para adelante. En la gente hay una idea de ratificar el rumbo. Yo creo que de acá al 12, con los niveles de vacunación que estamos alcanzando y con la reactivación del consumo que ya se empieza a notar, esos sectores se van a inclinar para nuestro lado”. 

 

 -Las encuestas dan como ganador al Frente de Todos pero por un margen que parece haberse achicado en las últimas semanas. 

 

-El 12 de septiembre va a haber una reafirmación del rumbo con más contundencia de la que se viene diciendo en los medios. La oposición está dispersa, no encuentra agenda, no sabe si separarse de Macri o volver a Macri. Se endurece para que no le robe votos (José Luis) Espert y cada vez que se endurece, pierde el eje. Por eso está tan desconectada de la agenda de la gente. Mientras, nosotros recomponemos el salario, yendo a un salario que permita vivir, salir, gozar, comer, dar un paseo, hacer un viaje…

 

-En septiembre se viene otra ola de aumentos que golpean sobre sectores medios. ¿Puede haber un voto bronca? 

 

-No lo vemos. Largamos la línea de créditos para monotributistas y en dos días hubo 80 mil inscriptos. El previaje está funcionando de manera tremenda. Hay políticas de reactivación del consumo muy importantes que están dando resultados y hay que esperar el resultado del operativo de devolución del impuesto a las Ganancias. Eso es plata en el bolsillo de la gente y va a tener mucho impacto en el interior de la provincia. De acá al domingo 12 todo va a ser mejor. Se empieza a tranquilizar la variable de la inflación.

 

Una vez que empezó a hablar, es difícil que Tolosa Paz haga una pausa. Así encara las charlas con los vecinos de Almirante Brown. Después de unas cuadras, se sube a un auto con sus colaboradores y el intendente local, Mariano Cascallares, y viajan hasta un Polideportivo Municipal para un acto con jubilados de PAMI. En el enorme galpón los espera Luana Volnovich, que les hace un breve coucheo antes de subir al escenario. 

 

Dentro del Polideportivo, Tolosa Paz se lleva toda la atención. Las mujeres se le acercan, le dicen cosas al oído, le dan un beso, le piden una selfie. La precandidata en campaña no le dice que no a nadie. Sonríe, charla, sostiene la mirada.  

 

El día de la precandidata comenzó temprano, a las siete y pico, dando entrevistas en radio. Esta noche, después de recorrer otro municipio del conurbano, va a ir a tres canales de televisión distintos. Ahí le van a preguntar por las frase que tiró el fin de semana pasado en una entrevista con Rosenblat y Rechimuzzi. “En el peronismo siempre se garchó”, dijo sin ruborizarse. “Es una abuela canchera, habla así en privado también”, explican quienes la conocen. 

 

Ahora Tolosa Paz sigue hablando sin pausa de lo que está convencida que va a pasar el domingo 12, en las PASO. Está segura: el electorado bonaerense va a acompañar al gobierno nacional porque está empezando a recuperar la vida de la prepandemia y eso se ve en todos los indicadores económicos. Lo ve en la calle, en las recorridas. Lo siente, dice. 

 

-¿Van a ganar también en el interior de la provincia? 

 

-Nos va a ir muy bien. Vengo de estar en reuniones con la Sociedad Rural en Junín, con productores de San Antonio de Areco, con los sectores que exportan. Miramos las exportaciones y vemos números récord. Hay que ir hasta 2012 para encontrar 7.500 millones de dólares de exportaciones en un cuatrimestre. Estamos tratando de convencer a ese sector de que el Estado lo va a acompañar con leyes que le permitan generar valor en origen.

 

-¿Dice que les va a ir mejor de lo que se esperan?

 

-Es que venimos de una muy mala última elección intermedia, que fue la de 2017, cuando Cambiemos estaba en el auge de la ola y había muchísima gente que confiaba en ese proyecto de Argentina. No podemos desconocerlo, pero entre el ‘17 y el ‘19 esa misma gente dijo "por acá no es". 

 

Apenas un silencio, para tomar aire. 

 

“Se va a dinamizar la velocidad de recuperación, eso nos obsesiona. Necesitamos hacer lo mismo que hizo Néstor en 2003: agarró el país por el piso y aceleró a 200 kilómetros por hora".

 

A esa velocidad, o poco menos, empieza a dejar el Polideportivo Municipal una vez que termina el acto. Los jubilados y las jubiladas la acompañan y le siguen pidiendo fotos. Antes de irse, un par de frases, con chicana incluida, para sus rivales de Juntos. 

 

“Ahora que habla de seguridad, yo le preguntaría a Diego Santilli de qué lado está, porque ahora se para como candidato de la provincia de Buenos Aires, pero hace poco estuvo en contra de que la provincia recibiera el dinero de coparticipación, los 38 mil millones de pesos que nos permitieron a los bonaerenses comprar patrulleros para los municpios”, dispara.

 

-¿Podrá debatir con él?

 

-¡Santilli se va a escapar! No va a debatir. No puede explicar muchas cosas. Es el menos indicado para hablar de cualquier tema de la provincia. ¿Qué va a decir? Lo invito a debatir cuando quiera… va a seguir diciendo que no, van a ver.