07|5|2022

Tolosa Paz: “La oposición tiene que dejar la mezquindad política”

18 de enero de 2022

18 de enero de 2022

La diputada recibió a LetraP en su casa de Cariló, donde reparte el tiempo entre nietos, playa y rosca. Inflación, JxC, FMI, reelección presidencial y más.

CARILÓ (Enviado) Hace 15 años que Victoria Tolosa Paz pasa sus vacaciones en esta localidad de Pinamar, la playa más exclusiva de la costa bonaerense, y jura que nunca vio una temporada como esta. Cuenta que se lo dicen los empresarios y los comerciantes, pero también los vendedores ambulantes. “Hoy charlé con el churrero. Lo conozco de otros veranos. Me contó que vende 70, 80 docenas por día, con una ganancia de 300 pesos por docena. Hay días que se va a la casa con 30 mil pesos de ganancia”, relata.

 

Luego de una sesión de fotos en su casa, la diputada nacional vuelve a recibir a Letra P, ahora en su carpa del balneario Hemingway -el mismo donde hace años conoció a su marido Enrique Albistur-, para charlar de política, del acuerdo con el Fondo, de la oposición y del futuro del Presidente: “Si acordamos con el FMI, la reelección de Alberto se va a dar naturalmente”, afirma.

 

El balneario donde Tolosa Paz pasa parte de esta temporada récord es epicentro de la rosca veraniega. En las mesas de la confitería, al lado de la carpa o a la orilla del mar se cruzan en traje de baño personajes del oficialismo y de la oposición, periodistas, operadores y empresarios. Ella reparte su tiempo entre el balneario y las tardes de playa en plan familiar, en rol de abuela de parte de sus 16 nietos con los que comparte vacaciones. Casi todos los días se prende al teléfono para charlas telefónicas y vía Whatsapp con ministros del gabinete y con el presidente Alberto Fernández

 

El descanso llega a su fin. La convocatoria a sesiones extraordinarias del gobierno nacional la tendrá ocupada en las próximas semanas. La mayoría de los proyectos están vinculados a la agenda productiva y económica y Tolosa Paz quiere ser una de las protagonistas en las negociaciones con la oposición y en las sesiones. 

 

Cuenta que con el Presidente y el ministro Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) se acordó darle prioridad a la agenda económica y productiva. “La prioridad va a ser el plan plurianual y el consenso fiscal que se firmó con los gobernadores”, adelanta y también menciona la ley automotriz, la de electro movilidad, de compre argentino y del consejo agroindustrial “para darle respuesta al sector agroexportador”. Y no arriesga resultados sobre la búsqueda de consensos; dice que es parte de la tarea del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, y del titular del bloque, Máximo) Kirchner.

 

-¿Cómo imagina que seguirá el vínculo con la oposición después de los cruces por el Presupuesto? ¿Confía en llegar a acuerdos por esta agenda que menciona?

 

-El Presupuesto demostró que son incapaces de sostener ese discurso de campaña de consenso y diálogo. Nos dejaron sin una herramienta fundamental y usaron una excusa infantil. El daño colateral fue para los propios gobernadores de Cambiemos, que se quedaron sin certeza sobre obras muy grandes.

 

-¿Y en adelante?

 

-Es difícil creer que ahora no nos acompañarán con leyes como la del Consejo Agroindustrial, porque va de la mano de generar incentivos fiscales y previsibilidad a inversiones que necesitamos atraer, que es lo que dicen ellos. Necesitamos que la oposición deje de pensar en 2023. 

 

-¿Cómo analiza la postura de Juntos por el Cambio respecto a las negociaciones con el FMI? 

 

-Quedó explícito en la invitación a todos los gobernadores a sentarse con Guzmán para que el ministro explique cómo venía la negociación, dónde estamos parados y cómo podemos encontrar una salida conjunta. Hay divisiones en la mirada de quienes están pensando en el escenario preelectoral y quienes piensan de verdad que hace falta un gran acuerdo político con respecto a este tema. La oposición intenta poner un condicionamiento pidiendo que Guzmán vaya con información “sustancial y concreta”. La información sustancial y concreta la deberíamos pedir nosotros. Que expliquen qué hicieron con los 44 mil millones de dólares del préstamo del FMI. No puede haber esta mezquindad porque se acerca el momento de los vencimientos y es un escenario muy complejo. Es irresponsable. Si no hay acuerdo, hay default.

 

-También parece haber miradas disímiles dentro del Frente de Todos, entre Alberto y Cristina… ¿En qué medida eso complica el avance del acuerdo?

 

- Yo escucho a Alberto y a Cristina y no veo diferencias. Tienen la misma mirada: el acuerdo con el Fondo no puede condicionar el crecimiento de la economía argentina.

 

-¿Por qué aún no se acordó?

 

-Porque Alberto y Guzmán entienden que, como dijo Joseph Stiglitz, el Fondo no puede venir con recetas de ajuste que pongan en riesgo la capacidad de crecimiento de la Argentina. Sin crecimiento no podemos pagar nada. Ni en el ‘22 ni el en ‘23, ni en el ‘24”. 

 

- El momento para afrontar los primeros vencimientos se acorta. ¿El acuerdo va a llegar antes?

 

-Soy sumamente optimista. Los tiempos se acortan y eso nos pone a todos en una situación de mucha tensión. Entre el 22 y el 23 son más de 32 mil millones de dólares de vencimientos. El año pasado, creciendo al 10 por ciento anual, Argentina logró una balanza comercial de 15 mil millones de dólares. Ni repitiendo ese crecimiento y destinando cada dólar a pagarle al Fondo podríamos cubrir los vencimientos que nos dejó Mauricio Macri. Pero soy muy optimista con el viaje de Santiago Cafiero a Washington y de Alberto Fernández a Rusia y China, pensando en cómo se va a plantar Argentina en los acuerdos con esos países y con Estados Unidos. Este juego a dos puntas es necesario. 

 

-¿2022 será un año de menor tensión dentro del Frente de Todos, después de las diferencias expuestas tras la derrota en las PASO?

 

-Va a ser un año de organización interna del Frente, con mucha participación política del PJ, de la mano de Alberto y con una mirada federal. En 2021 no solo perdimos en Buenos Aires, sino en otras provincias que no gobernamos pero que alguna vez sí lo hicimos. Debemos trabajar en eso este año que no es electoral. Obviamente, tiene que venir de la mano de la gestión, que tenga crecimiento, y un acuerdo con el Fondo. Con esas variables macroeconómicas resueltas, nos tenemos que poner a pensar en política. 

 

-Usted dijo que la reelección del Presidente se va a dar como un “proceso natural”. ¿Este es el año en que empieza a ese proceso?

 

-Un acuerdo con el Fondo va a traer una expectativa diferente con respecto a la inflación y en las inversiones. Yo imagino que cuando esas variables económicas se empiecen a poner en marcha y ordenemos la situación política del Frente de Todos, en el sentido de ampliar la participación, va a haber un escenario muy favorable para Alberto Fernández.