06|5|2022

Berni: “Trabajo para ser candidato a presidente en 2023”

19 de enero de 2022

19 de enero de 2022

El ministro recibió a Letra P en Pinamar. Diferencias en el FdT, aspiraciones personales y renuncia revocada. Poca desconexión. La familia, el cable a tierra.

PINAMAR (Enviada) Son las diez y media de la noche de sábado. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, llega en una camioneta desde Mar del Plata. Letra P lo espera en el Centro de Monitoreo de esta ciudad, después de un día agitado: estuvo al frente del operativo para contener un incendio en la localidad de Miramar, recorrió la zona con el gobernador Axel Kicillof y participó del acto por el bicentenario del Banco Provincia, en Mar del Plata. La entrevista estaba pautada para las siete de la tarde, pero fue reprogramada “para última hora”. “Todavía me queda ocuparme de los hechos con la barra de Independiente”, afirma Berni al término de la charla con este medio, mientras se excusa por la tos que le provocó la aspiración de humo durante todo el día. El reloj pisa la medianoche.

 

“Todos los días son intensos. Ser ministro de Seguridad en la provincia de Buenos Aires es muy intenso. Lo hago con mucha pasión”, dice Berni mientras se sienta en una de las oficinas del lugar y come unos sánguches de miga que serán su cena. Casi no tiene desconexión; lo ayuda la familia: “Es mi cable a tierra”, asegura, aunque reconoce que el tiempo que pasa con ella es menos del que quisiera.

 

Durante la charla Berni asegura que renunció a su cargo en el ministerio por las diferencias que mantiene con un sector del Frente de Todos, pero que luego de una charla con el gobernador, decidió seguir acompañándolo. Dice que competirá por la presidencia en 2023, dentro o fuera de la coalición oficialista de la que forma parte y apunta contra aquellos que fueron detractores de la vicepresidenta Cristina Fernández y hoy forman parte del espacio de gobierno.

 

Berni, con Letra P en su búnker de Pinamar (FOTOS: Martín Nievas)

Dice estar satisfecho con los resultados que consiguió en estos dos años. Remarca que las estadísticas del año 2021, respecto de 2019, muestran una baja de 25% promedio de todos los delitos. Lo atribuye a la inversión, profesionalización y reformas estructurales que se están llevando adelante. “Todavía no alcanza, pero en una provincia que tiene mil cien homicidios proyectados en el año, el 25% es un número considerable”.

 

-Pero el reclamo de la gente sigue siendo muy grande…

 

-Las cifras siguen siendo muy altas, nadie lo discute, pero la gente nota el cambio en la policía, en el equipamiento, en los resultados.

 

-¿Cómo evalúa hasta ahora el Operativo de Sol a Sol?

 

-El turista está conforme, se siente cuidado y siente que sus hijos están cuidados cuando salen a la noche.

 

-La noche fue un problema en veranos anteriores.

 

-Fue el principal punto que trabajamos durante los tres meses anteriores a diciembre, con las cámaras que agrupan a los boliches.

 

-Se viralizó el video del helicóptero volando bajo sobre la playa. Usted reconoció que viajaba. ¿Qué pasó?

 

-En la playa siempre vuelan sombrillas. Hubiera sido mejor que no pasara, gracias a Dios no hubo ningún lesionado. Estábamos trabajando y eso fue producto del trabajo.

 

-¿De qué se habló en la reunión de gabinete con Kicillof?

 

-El ministro de Producción (Augusto Costa) dio una explicación pormenorizada del éxito de la temporada.

 

-¿Le gusta el nuevo gabinete?

 

-Era necesario salir de la gestión de todos los días de la pandemia para poner la provincia en marcha, pero Kicillof entendió que íbamos a atravesar la tercera ola y por eso dejó que Carlos Bianco siguiera trabajando en eso, la persona que había estado a cargo de toda la logística.

 

-¿Cómo es su relación con el jefe de gabinete, Martín Insaurralde?

 

-Esto no es un club de amigos, acá venimos a gestionar, sean quienes sean el jefe de gabinete o los ministros. Con Martín tengo una amistad de años, conozco su capacidad de trabajo y su gran calidad humana.

 

-Los intendentes insisten con las policías comunales. ¿Qué piensa?

 

-Promuevo las policías comunales. Inclusive, trabajé en la ley. Pero una cosa es una policía comunal formada y otra cosa es gente con tres o cuatro meses de formación a la que le dieron una pistola y los sacaron a la calle quedando a la buena de Dios. La policía perdió su cadena de mando…

 

-¿Qué quiere decir?

 

-El personal ascendía por sus contactos políticos y no por su capacidad y dedicación en la calle. Para los oficiales era más fácil sentarse a tomar café con autoridades políticas que salir a la calle a trabajar.

 

-¿Usted cambió eso? ¿Qué hizo?

 

-Pusimos una mirada muy estricta en el régimen de ascensos. Ascienden aquellos que trabajan, no aquellos que toman café con los políticos.

 

-¿Eso pasa con la policía comunal?

 

-Eso es parte de cómo se había desvirtuado la policía comunal. Cuando llegamos, lejos de ser la solución, la policía comunal era un problema. Estamos solucionando eso.

 

-¿De quién debe depender esa policía?

 

-Hay un solo mando, el jefe de la Policía.

 

-¿De los intendentes no?

 

-Los intendentes tienen una herramienta para trabajar en materia de seguridad que no es justamente la policía, más allá de que tienen su secretario de seguridad. La herramienta más poderosa, importante y necesaria que tienen es generar políticas de inclusión en los lugares que son génesis del delito. No hay posibilidad de generar seguridad por fuera de un marco de inclusión social. Los intendentes deben involucrarse en generar políticas de inclusión y trabajo. Ese es el verdadero trabajo que tiene que llevar adelante el intendente.

 

-¿Cómo se lleva con Aníbal Fernández?

 

-Con el ministro tengo una relación que excede la gestión, tenemos confianza plena y respeto mutuo.

 

-¿Esa relación se traduce a la gestión?

 

-Lo que necesitamos es mucha presencia y respaldo del gobierno nacional.

 

-¿Lo tiene?

 

-Hasta ahora, no. Tenemos promesas.

 

-Amagó con renunciar, pero sigue en el cargo. ¿Por qué se quedó?

 

-Renuncié, pero luego tuve una charla larga con el gobernador y es mi responsabilidad acompañarlo.

 

-Confía en la gestión de Kicillof…

 

-Es una persona que está haciendo cambios estructurales sin pensar en el rédito político. Es nuestra responsabilidad acompañar a un gobernador que tiene la vocación de transformar la provincia.

 

-¿Hasta cuándo lo va a acompañar?

 

-El Ministerio de Seguridad es una silla caliente, eléctrica. No la quiere nadie. Sé que estoy expuesto a cuestiones no deseadas.

 

-¿Se siente incómodo dentro del Frente de Todos?

 

-Tengo diferencias con un sector del Frente de Todos que hasta hace muy poco era muy crítico de las políticas de la vicepresidenta. Esas son las incomodidades que tengo dentro del Frente de Todos y no estoy dispuesto a aceptarlas.

 

-¿Habla con Cristina Kirchner?

 

-Hace tiempo que no hablo.

 

-¿Quiere ser presidente?

 

-Sí, para eso me preparo todos los días.

 

-¿Va a ser candidato en 2023?

 

-Trabajo para eso

 

-¿Dentro o fuera del Frente de Todos?

 

-No depende de mí, depende del Frente de Todos.

 

-¿Tendría que cambiar algo?

 

-Muchas cosas.

 

-Mencione algunas.

 

-Lo primero, pensar más en la capacidad transformadora del espacio político que en los resultados electorales, y para tener capacidad transformadora hay que estar convencido de lo que se hace y tener honestidad intelectual. No se puede decir un día una cosa y cuando nos conviene, contradecirnos, eso atenta contra el futuro del país.

 

-Si Cristina Kirchner se presentara, ¿Competiría contra ella?

 

-Sí

 

-El Presidente dijo que va a haber competencia interna.

 

-Decirlo no es garantía de nada. No depende solo de la decisión de que haya… hay que cambiar muchas cosas, los que definen quiénes compiten y quiénes no, el colegio electoral…

 

-¿Cómo define su relación con los intendencias de la oposición?

 

-Es mi obligación trabajar con todos. A veces me cuesta mucho trabajar con algunos de nuestro espacio político.