07|5|2022

Vidal asoma la cabeza, parte II: defensa del endeudamiento de Macri y “relato” K

20 de enero de 2022

20 de enero de 2022

Afirmó que el 80% de los 45 mil millones del Fondo se usó para pagar compromisos de gobiernos anteriores. Dardos al Gobierno. El pasado que la condena.

En medio de la polémica por la suspensión de la reunión entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la oposición, la diputada nacional de Juntos por el Cambio (JxC) y exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, salió a defender la gigantesca deuda tomada por el gobierno de Mauricio Macri del que ella formó parte y cuestionó al oficialismo. Dijo que el 80% de los 45 mil millones de dólares pedidos al Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018 fue para pagar deuda en dólares de gobiernos anteriores. “El relato no va más, es hora de que se hagan cargo”, disparó en un hilo de Twitter al que tituló “Dato mata relato: hablemos de fondo del Fondo”.

 

“El 80% del préstamo contraído con el Fondo se usó para pagar deudas en dólares, tomadas por gobiernos anteriores; otro 13%, para pagar deuda en pesos. La tasa fue la mitad de la del mercado de ese momento”, escribió la antecesora de Axel Kicillof mudada a la Ciudad.

 

Es la segunda vez en diez días que la exgobernadora asoma la cabeza para expresar críticas al oficialismo. En su aparición anterior, también por la misma vía, había cuestionado la falta de inversión en materia energética frente a los apagones que se sucedieron en distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires los días de calor agobiante.

 

“Hace más de 2 años que el Gobierno sabe cuándo son los vencimientos de deuda con el FMI. Sin embargo, dilataron las negociaciones hasta el último momento, dejándonos a todos con el agua hasta el cuello. Sin un plan, no hay forma de llegar a un acuerdo”, cuestionó.

 

En modo didáctico, Vidal acompañó cada uno de sus mensajes con gráficos que -según publica- respaldan sus explicaciones. En esa línea, sostuvo que “el camino para reducir la deuda es mediante el equilibrio de las cuentas públicas, algo que hasta 2019 se estaba logrando: el déficit primario fue del 0,4% del PBI. Y en 2021 fue de 3,1% del PBI”, indicó, aunque sin hacer mención alguna a la crisis generada por la pandemia de coronavirus que obligó al gobierno de Alberto Fernández a inyectar miles de millones de pesos al mercado interno.

 

“Repito: este gobierno se está endeudando más rápido que los anteriores. El relato se terminó y no va más. Es hora de que se hagan cargo. Es hora que dejen de echar culpas afuera y se ocupen de las necesidades de la gente”, pidió la funcionaria que intenta hacer pie en territorio porteño para disputar la sucesión de su jefe Horacio Rodríguez Larreta.

 

Previo al final de la serie de tuits repartida en cinco puntos, reparó en la necesidad de “un plan y de lograr consensos” que conduzcan al crecimiento. “Podríamos empezar por ponernos de acuerdo en que necesitamos exportar más y no poner trabas. Tenemos con qué”, dijo y puso como ejemplo un artículo referido al agro.

 

La defensa que Vidal hace de la toma de deuda de Macri es similar a la que ensaya para explicar su gestión en Buenos Aires. En una nota publicada por Letra P en 2019, días antes de la asunción de Kicillof en la provincia, el periodista Damián Belastegui dio cuenta de la herencia que dejaba la ahora exbonaerense. En el artículo titulado “Los números que refutan el relato de Vidal sobre la deuda que tomó”, describe con cifras un aspecto medular de ese lastre: en 2015, cuando ella llegó a la gobernación, el 57,8% de la deuda bonaerense estaba compuesta en moneda extranjera, mientras que en 2019 esa cifra se elevó a 82,1%.