20|5|2022

Cruje el Consejo Agroindustrial: razones del portazo de CRA, SRA y FAA

07 de enero de 2022

07 de enero de 2022

Bronca con cerealeras y presión de autoconvocados para endurecer la protesta eyectaron a tres entidades del CAA. Coninagro se desmarca y resiste.

Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales (CRA) y Federación Agraria (FAA) anunciaron su salida del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), la entidad surgida hace un año y medio con representantes de toda la cadena que el Gobierno quiso ungir como interlocutor válido con el campo. La dirigencia que representa al sector primario se endureció, presionada por reclamos de bases y autoconvocados, en momentos en que las grandes exportadoras concentraban el diálogo con el Ejecutivo y avalan decisiones que, dice la dirigencia ruralista, terminarán afectando a la producción primaria.

 

Las discusiones para implementar fideicomisos de trigo y maíz terminaron por dinamitar el Consejo, según las tres entidades salientes, pero Coninagro, la otra integrante de la mesa de enlace, ratificó su participación. "No hay que ahuyentar el disenso, hay que enfrentarlo", dijo el presidente de esa entidad, Carlos Iannizzotto, a radio Genesis. Las representaciones gremiales insisten en que ese aporte de las cadenas para bajar los precios de los insumos a las industrias terminará trasladándose al precio que el exportador paga al productor.

 

Las entidades salientes apuntan al Gobierno, pero, de manera un poco más velada, a las exportadoras nucleadas en Ciara-CEC. “Habiendo analizado los hechos transcurridos y las medidas anunciadas en los últimos 18 meses por parte del Gobierno, algunas de ellas siendo tratadas previamente con representantes del CAA, entendemos que los perjuicios que recayeron sobre los productores representados legítimamente por nuestra entidad ameritan que nos desvinculemos de dicho Consejo”, indicó CRA.

 

“Entendemos que el funcionamiento adoptado en las últimas semanas no es el que aspiramos los productores”, declaró Nicolás Pino, presidente Sociedad Rural, que se integró al CAA en junio del año pasado.

 

“El funcionamiento del CAA en el último tiempo deja mucho que desear, pues sentimos que, ilógicamente, quedamos avalando medidas que perjudican a nuestro sector. De hecho, claramente favorecen la concentración y los más perjudicados somos los más pequeños de escala”, agregó Carlos Achetoni, presidente de FAA. 

 

El descontento es, sobre todo, con las cerealeras. “Los exportadores coordinan 12 de las 14 mesas del Consejo. Y transfieren todo al productor”, se quejaron en una entidad. “Estás sentado en una mesa con todos los eslabones y uno dice ‘estoy de acuerdo’ a pesar de que los productores dicen que no”, completó la fuente. “Desconocemos las razones internas por las cuales han tomado esta decisión”, replicó Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-CEC, a radio Génesis. “Tenemos muchísimas amenazas comunes y estar desunidos es lo peor que nos puede pasar”, completó. El Consejo Agroindustrial se reunirá de urgencia este viernes por la tarde para intentar contener la sangría. José Martins, su presidente, dijo a Letra P: "Nos enteramos por los medios y no tenemos claro por qué es la salida (de las entidades). Hoy haremos una reunión plenaria y nos expresaremos marcando posición", adelantó. Esa reunión, completó Idígoras, no buscará retener a las entidades que decidieron "salir unilateralmente".

 

La salida de CRA, SRA y FAA se confirmó horas antes de una nueva asamblea de productores, este sábado, en Armstrong, Santa Fe. Surgida de sectores autoconvocados, las tres entidades confirmaron que participarán de la protesta, en la que se discutirán medidas de fuerza.

 

En ese contexto también debe leerse la salida del CAA. Las entidades tienen cada vez más dificultades para manejar a sus bases, que se oponen a la política agroindustrial del Gobierno. Con la carne, por ejemplo, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, abrió parcialmente la exportación, pero los productores insistieron en que esa reapertura debería ser plena y sin filtro estatal. Los referentes de la Mesa de Enlace hicieron malabares para valorar la apertura parcial, pero con cara de enojo. No es algo nuevo: hace un año, los autoconvocados los empujaron al paro por el cierre de la exportación de maíz.

 

Fuentes de las entidades y del Ejecutivo indicaron que la salida de CRA, FAA y SRA del Consejo no interrumpirá el diálogo de estas tres representaciones con el Gobierno. Seguirán, indicaron, las mesas técnicas y las reuniones periódicas del ministro Domínguez con Pino, Achetoni y el presidente de CRA, Jorge Chemes, sindicado en el Gobierno como el más opositor de los tres. 

 

Irónicamente, Domínguez acaba de sumar a su gabinete, como Secretario de Agricultura, a Matías Lestani, que lideraba el Departamento Económico de CRA. La entidad no celebró esta designación. “Queremos dejar absolutamente claro que su decisión es personal y no compromete de ningún modo a CRA”, indicó. “Esperamos que, en el futuro, (Lestani) sostenga las mismas posiciones y principios sobre libertad de mercados, presión impositiva, comercialización granaria, propiedad privada, que mantuviera en forma pública durante el tiempo que prestó servicios para CRA”, agregó. Coninagro, en cambio, lo saludó: "Sabemos de su compromiso, esfuerzo y trabajo junto al productor, un referente del sector. Le deseamos lo mejor". 

 

Julio de 2020. CFK bendice al Consejo Agroindustrial.

El Consejo Agroindustrial nació hace un año y medio por iniciativa de las cerealeras y sumó rápidamente a más de 50 entidades de todas las cadenas del agro. La entidad cobró notoriedad cuando se reunió con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Luego siguieron fotos con el presidente Alberto Fernández y el inicio de un camino para un proyecto de ley de inversiones que coordinó con el ministro de Economía, Martín Guzmán. El texto está en el Congreso. Esa mirada de largo plazo chocó contra las urgencias: cierre de exportaciones de carne, intervención en los mercados y otras medidas rechazadas por los sectores exportadores y la producción primaria, pero en algunos casos acompañadas por otros eslabones industriales.