13|11|2022

El clan halcón se expande en la Legislatura bonaerense: las familias

02 de octubre de 2022

02 de octubre de 2022

Suma diez bancas en Diputados y ocho en el Senado. Una alianza rabiosa en construcción para desafiar a Rodríguez Larreta. Nombres y conducciones.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Los líderes que representan a los sectores más rabiosos de Juntos por el Cambio (JxC) expanden su influencia en Buenos Aires, la provincia del 37% del padrón electoral nacional que dos años y medio atrás estaba hegemonizada por moderados que giraban en torno a un minué incómodo con el oficialismo. El reparto de ese poder entre las tribus de la alianza opositora se ve con mayor claridad en la Legislatura bonaerense y algunos distritos, donde referentes que responden a Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo tienen una marcada presencia y pulsean en la interna amarilla con la tropa de Horacio Rodríguez Larreta, que tiene a Diego Santilli como coronel bonaerense.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

De las 41 bancas que suman los partidos que conforman Juntos en la Cámara de Diputados, diez pertenecen a los duros de Propuesta Republicana (PRO) y sus aliados, mientras que de los 23 lugares que suman en el Senado, ocho trabajan bajo la estrategia rabiosa de algunos de los sectores de la oposición que, unidos, hacen crecer el clima de tensión interno en la lucha por marcar el norte de la estrategia para 2023. 

 

En el bloque que preside el diputado radical Maximiliano Abad se cuenta a un amplio grupo de diputados y diputadas que trabajan por la candidatura a gobernador de Ritondo: Alex Campbell, Juan Carrara, Johanna Panebianco, Anastasia Peralta Ramos, Matías RanziniSergio Siciliano. Los seis, junto con Noelia Ruiz, que se pasó al lado larretista, fueron quienes se opusieron a acompañar la reforma de la Ley que limita las reelecciones indefinidas, decisión con la que acaso hayan plantado el mojón fundacional de este sector.

 

Las cuatro bancas restantes que se podrían sumar responden a distintas vertientes: Florencia Retamoso, dirigente lomense casada con el principal armador de Bullrich, el diputado nacional Gerardo Milman; Catalina Buitrago, diputada bajo la conducción del senador Joaquín de la Torre, quien recientemente se sumó al esquema de la exministra de Seguridad; Adrián Urreli, la principal espada legislativa del intendente Néstor Grindetti, el delegado territorial de Mauricio Macri en el conurbano; y Daniel Lipovetzky, integrante del equipo del expresidente del Club Boca Jr. Daniel Angelici. Santiago Passaglia podría ser el onceavo legislador de los halcones si se tiene en cuenta que mantiene buenos vínculos con el ritondismo e incluso está dentro del grupo de Whatsapp que armó Campbell para darle volumen a María Eugenia Vidal -la diputada que volvió al útero porteño se postula como acompañante en una fórmula presidencial-, aunque fuentes cercanas a aquel dirigente aclararon que, junto a su hermano, el intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia, mantiene una identidad propio y autonomía dentro del PRO que los acerca también a Larreta.

 

En la bancada que preside el angelicista Christian Gribaudo, hay dos senadores que acompañan la postulación del exministro de Seguridad bonaerense, Walter Lanaro y Owen Fernández. Se suma Aldana Ahumada, del equipo del jefe comunal de Lanús; Juan Pablo Allan, uno de los hombres fuertes de Bullrich en la provincia; Lorena Petrovich, exgrindettista y ahora también del bullrichsismo; y tres de sectores de origen peronistas muy afianzados al PRO, como De la Torre; Claudia Rucci, que está junto al excompañero de fórmula de Macri en 2015, Miguel Ángel Pichetto; y Marcelo Daletto, un monzoísta que integra la mesa bonaerense de Bullrich.

 

Tal como dio cuenta Letra P, el mapa de los distritos bonaerenses se inclina en favor de Larreta y su candidato, el diputado Diego Santilli. Con el apoyo de seis jefaturas comunales, cuatro de los cuales se los aporta el ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, otrora adversario hasta que selló un acuerdo con el alcalde porteño y se mudó a su gobierno. En este reparto, el exministro de Seguridad bonaerense se anota dos intendentes y cree que está en condiciones de sumar otros dos. En tanto, Grindetti y Javier Iguacel (intendente de Capitán Sarmiento), también tributan al expresidente Macri y a la presidenta del PRO, respectivamente.