19|1|2023

Iglesias evangélicas, tropa ultra de JxC en busca de los votos de Milei

25 de octubre de 2022

25 de octubre de 2022

Se ofrecen como fuerza de choque para pescar en las bases libertarias, con el economista adentro o afuera. Su nobleza obliga: el límite democrático.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) El movimiento evangélico avanza en su intención de empoderarse dentro de Juntos por el Cambio (JxC) y tener peso electoral en 2023. A través del partido Una Nueva Oportunidad (UNO) realizó un encuentro nacional donde su mesa ejecutiva, conducida por el pastor y diputado provincial de Santa Fe, Walter Ghione, se colocó como fuerza de choque de la alianza opositora y le avisó al libertario Javier Milei que por afuera no se podrá “derrotar al populismo que gobierna en Argentina”, tal como pretende. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El tono con el que lanzaron la advertencia parece tener doble intención: despertar la atención del libertario para que se sume al amplio espacio y aporte votos contra el kirchnerismo, pero también puede servir para pelearle el electorado el cual, a grueso modo, comparte. No fue una caricia el modo con el que se refirieron al libertario, al contrario. “Cuidado que esto no lo soluciona una sola persona gritando al pueblo desde los escenarios con música de rock and roll de fondo, ni con ninguna receta mágica. El desastre al que nos llevó el kirchnerismo lo solucionamos entre todos y en equipo”, soltó Ghione, constructor del partido, desde el atril en Paraná ante referentes y equipos de 14 provincias.

 

Si bien en el partido aclaran que no se trata de un llamado directo para que se incorporen -de hecho, no tienen autoridad para hacerlo-, reconocen que sus palabras suman a la estrategia de baja intensidad de la dirigencia opositora para convencer a los libertarios. Dicho de otra forma: dicen lo que otros integrantes de JxC no pueden. 

 

“Se trata de instar a que entiendan que estando dentro de la oposición se va a lograr el objetivo de sacar de una vez por todas al populismo. Sumarían adentro. Afuera son funcionales al kirchnerismo”, pasó en limpio una fuente de la mesa ejecutiva de UNO a Letra P . Se trata de un mensaje que alimenta sin vueltas a la polarización y busca dejar efecto todo intento de tercera avenida. 

 

Consultado acerca del papel libertario en la disputa electoral, Ghione reflexionó: “Los libertarios no construyen política, es sólo la construcción de un candidato (Milei) con un montón de seguidores que están cansados del sistema y quieren ir en contra de él. Pero si se rompe el sistema político, se rompe la cadena de acuerdos, el diálogo, el debate y es algo totalmente autoritario que en nuestro país no tendrá buen destino. Por eso decimos que se debe construir, no destruir”. Nobleza obliga, dirá. 

 

El partido conducido por pastores evangelistas ingresó el año pasado a JxC con la mira puesta en el kirchnerismo, al que consideran el adversario con la dinámica que lo hace el macrismo. Desde entonces trataron de engordar su futuro y no soltarse del espacio en el que, por ahora, no se identifican con ninguna candidatura a la presidencia en especial. De hecho, lograron saludos grabados de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Miguel Ángel Pichetto y María Eugenia Vidal.

 

A la vez bsucan consolidar una identidad, luego de que el discurso antiabortista sea una batalla perdida. En esa búsqueda hablan de ver al bolsonarismo como espejo y lanzan una advertencia interna para los líderes de JxC: el voto evangelista es lo que se viene. “Miren a Brasil, será decisivo allá”, advierten. Al margen de que la aseveración puede ser discutible, los dirigentes se aferran a ese capital como el que puede fortalecer su futuro sea cual sea la candidatura presidencial.