18|11|2022

El PRO santafesino cierra filas para imponer condiciones al frente de frentes

03 de octubre de 2022

03 de octubre de 2022

Un asado zanjó las diferencias entre las tres tribus internas. La nacionalización de la campaña, el argumento para la letra chica de un acuerdo opositor.

ROSARIO (Corresponsalìa Santa Fe) El PRO de esta provincia firmó la paz interna y cerró filas detrás de un documento donde impone condiciones para conformar el tantas veces meneado frente de frentes opositor al peronismo. En un asado en el que ofició de anfitriona la diputada y vicepresidenta del partido amarillo, Gisela Scaglia, el Consejo Directivo resolvió avanzar en un acuerdo que amplíe fronteras con el socialismo y CREO, el sello del intendente de Rosario, Pablo Javkin, como nuevos socios, pero con dos peros: un acuerdo programático y el apoyo a los candidatos nacionales de Juntos por el Cambio.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El acuerdo entre los tres sectores que habían animado la interna se vio plasmado en un comunicado firmado por el PRO Santa Fe en su conjunto. Allí, reafirmaron como principal compromiso “el fortalecimiento de Juntos por el Cambio, sin perder de vista la construcción de una alternativa aún más amplia” en la que se tenga en claro que “el para qué aunar un proyecto en común es más importante que el mero fin electoral”. Además, expresaron que “toda proyección o construcción provincial debe estar apoyada sobre un proyecto nacional de JxC”.      

 

Las fechas del calendario electoral fueron uno de los principales temas de conversación en el encuentro. Es que la posible jugada del gobernador Omar Perotti, que adelantó Letra P, de atrasar las elecciones hasta septiembre para darle tiempo a los efectos económicos del Plan Massa y a la instalación de un candidato propio, además de hacer una transición corta, puede acarrear también un obstáculo a la unidad opositora: si las elecciones provinciales son cercanas a las nacionales, bajan las acciones de un acuerdo local sin un correlato nacional.  

 

Tiene lógica dentro de la estrategia electoral: si se considera a JxC una marca ganadora, tanto en la provincia como en la Nación, ¿por qué abandonarla y priorizar una marca provincial con poco tiempo de instalación entre los votantes? El análisis encuentra otro argumento: si el gobernador decide que las elecciones provinciales sean en septiembre, serán entrando al sprint final de la campaña presidencial, por lo que la nacionalización de los comicios locales parece inevitable.   

 

“No es la misma estrategia para una elección en septiembre que en junio”, reconocen en el campamento amarillo. “Una elección que se empalma con la nacional no tiene sentido jugarla con otro nombre, ahí valen las estructuras, valen los sellos, valen los partidos, si no, es como querer salir a vender Coca-Cola en Navidad, pero con otro nombre”, grafican.  

 

Otro motivo por el que el PRO exige un apoyo a los candidatos nacionales es que “para resolver los grandes problemas necesitas al gobierno nacional”, por lo que “no hay lugar para provincialismos”. Debajo de este motivo subyace la firme convicción de todo el macrismo santafesino de que el próximo presidente será del PRO, por lo que confían en que, si bien no conducirán la alianza a nivel provincial, sí lo harán a nivel nacional. Radica allí también el interés por cuidar la composición y naturaleza del frente opositor    

 

El otro requisito, el acuerdo programático, genera algún matiz interno: mientras que para el sector del diputado Gabriel Chumpitaz, aliado al diputado provincial radical Maximiliano Pullaro, no reviste mayores complicaciones porque consideran que las coincidencias existen y las diferencias se encuentran en el cómo, “que lo termina resolviendo la gente en una PASO”, para el grupo referenciado en el diputado Federico Angelini no es tan sencillo, según una fuente de esa tribu le dijo a Letra P hace pocos días.  

 

“Necesitamos un acuerdo en lo nacional, cada uno con quien quiera pero dentro de JxC”, resumen en el PRO. Creen que la nacionalización será inevitable, pero esperarán a tener el calendario electoral antes de tomar decisiones más profundas, dado que no confían en el gobernador Perotti: “Siempre opera con el calendario”, dicen, recordando el cambio sobre la hora del cierre de listas del año pasado. Por eso, no quieren quemarse con leche nuevamente: “hay que prepararse para todo”.