08|2|2023

Milman-gate: silencio oficial y apoyo off the record de la Casa Rosada a CFK

10 de noviembre de 2022

10 de noviembre de 2022

Con Fernández fuera del país, el gabinete se refugió en su agenda de gestión, mientras Massa prepara anuncios por precios. Mensajes K en Twitter.

El ministro de Justicia, Martín Soria, compartió en sus redes sociales el tuit de Cristina Fernández de Kirchner en el que anunció que recusará a la jueza federal María Eugenia Capuchetti por, en su visión, no seguir la pista Gerardo Milman en la causa que investiga el ataque que sufrió el pasado 1 de septiembre. Su par de Interior, Eduardo de Pedro, fue un poco más allá: "La convivencia democrática requiere de un Poder Judicial que juzgue y condene el intento de magnicidio a Cristina hasta que se conozcan todos los hechos", escribió el camporista, el primer funcionario que había sembrado la sospecha sobre la supuesta participación de la mano derecha de Patricia Bullrich en el atentado contra la vicepresidenta. Gabriel Katopodis (Obras Públicas) también reclamó investigar "hasta las últimas consecuencias, incluyendo financiamiento y autores ideológicos". El resto del Gobierno se limitó al silencio o a un respaldo en off the record ante las consultas. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Todo lo contrario ocurrió cuando la Corte Suprema falló a favor del senador Luis Juez y desplazó del Consejo de la Magistratura al legislador kirchnerista Martín Doñate. Un tuit de Alberto Fernández, junto a un mensaje privado, habilitó una avanzada conjunta contra el máximo tribunal. Ahora y con el Presidente en París, nadie unificó una postura común. En la comitiva argentina sólo dejaron trascender que compartían el mensaje de la vicepresidenta. El premier francés Emmanuel Macron habló del intento de magnicidio con el jefe de Estado, al condenar el ataque. El Presidente le expresó la esperanza que la Justicia investigue en profundidad. 

 

Mientras tanto, en un clima de interna permanente dentro del Frente de Todos, en la Casa Rosada reinó el silencio, pasadas nueve horas del video acusatorio de la exmandataria. Miembros del gabinete y representantes kirchnerista en el Congreso unificaron un mensaje en Twitter de acompañamiento, bajo el hashtag #TodosConCristina. Acompañan la frase con fotos a modo de prólogo de la próxima reaparición de Cristina Kirchner, el 17N del Día de la Lealtad, en el estadio Diego Armando Maradona de La Plata

 

 

"Cristina le habla a su electorado, con los temas que le preocupan a ella", minimizan en un despacho oficial las agendas paralelas del oficialismo. Puertas adentro, el apoyo a la vicepresidenta es descontado como unánime, pero a viva voz suele evitarse, a menos, que aparezca la pregunta en alguna entrevista en vivo. La agenda del gabinete siguió su curso: el jefe de Gabinete, Juan Manzur, recibió a gobernadores  Ricardo Quintela (La Rioja) y Raúl Jalil (Catamarca); Tristán Bauer siguió con su visita a Ecuador; Santiago Maggiotti entregó viviendas en Córdoba; y Kelly Olmos participó de una disertación en Parque Norte, invitada por la Unión Industrial Argentina (UIA). 

 

Abocado a la gestión, como repite, Sergio Massa también se subió al escenario de la entidad fabril, que lo esperaba con preguntas sobre inflación y dólares. Con agenda paralela al resto de la coalición oficialista, en el Ministerio de Economía ven el vaso medio lleno en el regreso de la tensión entre ambos Fernández: celebran que el ruido político, a diferencia de la era Martín Guzmán, ahora no repercute en las variables económicas. "Eso es porque Sergio tiene respaldo, seguimos estabilizando la macro y ahora vamos por la micro", apuntan cerca del líder del Frente Renovador. El señor de los Alivios hoy coquetea con el mote de Señor estabilidad. 

 

Después de visitar la UIA, Massa anunció este jueves los nuevos aumentos por movilidad  para las jubilaciones, junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, alineada con el cristinismo. El viernes, el ministro lanzará un congelamiento de 1.500 artículos bajo el programa Precios Justos. Con Fernández fuera del país, el tigrense parece tener la botonera a su cargo, al menos hasta que parta rumbo a París.