05|2|2023

El poder halcón del PRO le mostró las garras a Larreta con maciza banca a Ritondo

15 de noviembre de 2022

15 de noviembre de 2022

Cumbre de lanzamiento en Pinamar. Videos de respaldo de Macri y Bullrich. Vidal, presente y con arenga. Flota intendentista. El garante de la fiscalización.

PINAMAR (Enviado) “Vamos a volver”, el hit del kirchnerismo en tiempos de despoder fue el canto cerrado elegido por la tropa de Cristian Ritondo para finalizar la cumbre celebrada en esta ciudad, donde, más allá de la agenda de actividades con foco en programas de gestión, el deliberado componente político estuvo en la exhibición de musculatura territorial en todas las secciones electorales bonaerenses y la banca de los diversos pelajes del team halcón a la incursión del exministro de Seguridad para la disputa por la gobernación bonaerense, allí donde el larretista Diego Santilli asoma como su adversario directo en el planeta amarillo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Durante dos jornadas, Ritondo sacó lustre a esos respaldos. Las salutaciones en formato virtual fueron desde Patricia Bullrich, pasando por Javier Iguacel y hasta el expresidente Mauricio Macri, quien reivindicó la reminiscencia bonaerense de su libro “Para qué” que Ritondo adoptó como eslogan de su cumbre, la que tuvo al intendente local, Martín Yeza, como uno de sus más activos armadores que, tras admitir la sintonía con halcones, señaló que sería “deseable” una fórmula de unidad del PRO.

 

Por su parte, decidida hace tiempo en respaldar la carrera bonaerense de su exministro, María Eugenia Vidal se hizo presente también para ratificar sus pretensiones presidenciales, con el asterisco de, como recalcó a Letra P, “no poner el caballo delante del carro”, poniendo por delante “la unidad”. Como sea, dijo a este medio: “Me estoy preparando para ser presidenta”.

 

“Acá no sobra nadie”, arengó la exgobernadora bonaerense al cerrar la cumbre con su mensaje. A su izquierda, estaba sentado el lanunense Néstor Grindetti, único intendente que proclama a viva voz su deseo de ver un segundo tiempo del ingeniero que habitó la Casa Rosada entre 2015 y 2019 y que, minutos antes, había dicho que, para su paladar presidenciable, “Macri está unos metritos más adelante” que Vidal. Ella replicó con aplausos, los mismos que él impulsó cuando, sin resignar sus pretensiones bonaerenses, le dijo a Ritondo: “Los dos tenemos aspiraciones, pero, desde que lo hablamos cara a cara, se afianzó nuestra amistad”.

 

Siempre en modo zen, Grindetti garantizó para un futuro próximo: “De alguna forma vamos a estar juntos”. Para quien quiera escuchar, clamó: “Tenemos que tener la capacidad de no matarnos entre nosotros”. Y, como un capital de ese espacio, destacó “somos todos bonaerenses”. Allí también aplaudió Vidal.

 

En otro guiño a Macri, Ritondo destacó el “primer tiempo” bonaerense de Vidal y llamó a “construir el equipo para jugar el segundo tiempo”.

 

El correlato territorial de aspecto, precisamente, fue uno de los ejes centrales del mitin pinamarense. Además del anfitrión Yeza y de Grindetti, también anotó presencia el intendente de La Plata, Julio Garro, y pares de perfil halcón como el exlilito Camilo Etchevarren (Dolores) y Jorge Echeverry (Lobos).

 

El exministro de Vidal también se encargó de recalcar presencias de equipos de intendentes como los de Hernán Bertellys (Azul) y Manuel Passaglia (San Nicolás). Eso, sumado a postulantes a la intendencia en distritos de todas las secciones, entre ellos algunos radicales, como Emiliano Álvarez Porte, expresidente de la UCR bahiense.

 

Por lo bajo, diversas voces de la tropa territorial ritondista ponderan que esa capilaridad construida es un atributo apetecible para cualquier figura con pretensiones nacionales que, amén de ello, no posean una estructura propia con anclaje en la principal jurisdicción del país, tanto para el anclaje en campaña como para cuidar los votos en la fiscalización durante la elección.

 

Ese factor lo asocian directamente a las buenas ondas que se vienen consolidando con la Subcomandante Pato, quien adolece de una referencia propia de peso provincial que, a la vez, cuente con candidaturas a intendencias bajo su manga. Ritondo tiene eso para ofrecer.

 

“Somos más de 70 candidatos municipales”, resumió un dirigente que aspira a comandar su comuna y que evita rulos retóricos para señalar lo que estima una sensación mayoritaria en la tropa que integra: “Si no es María Eugenia, queremos a Patricia, no a Horacio”. También, creen que Vidal no se bajará del ring nacional, sin antes asegurarse que Ritondo esté con los guantes puestos sobre el ring bonaerense.

 

Distintas referencias locales abordadas dan cuenta de picantes cruces distritales en algunos puntos entre halcones y palomas PRO, ante lo cual estiman que alinearse a un esfuerzo presidencial larretista dispararía chispazos locales difíciles de digerir.

 

Cómo fuere, Ritondo tuvo su cumbre, con foto grupal para exhibir músculo y guiños de halcones por doquier.