19|1|2023

Fernández tiene “gastritis con sangrado”, pero retomó su agenda de bilaterales

15 de noviembre de 2022

15 de noviembre de 2022

Cafiero suplantó al Presidente en el plenario del G20 mientras le hacían estudios médicos. Se reunió con Xi Jinping, mientras le aconsejan regresar al país. 

BALI (Enviada especial) El presidente Alberto Fernández fue diagnosticado con “gastritis erosiva con signos de sangrado”, mientras se recupera de manera favorable y retomó "con estricto control" algunas de las actividades que tenía previstas en el marco del G20, entre ellas la bilateral con el líder chino Xi Jinping.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Fuentes de la delegación presidencial informaron que el mandatario atravesó “un episodio complicado” y que la descompensación se produjo por un fuerte sangrado. Fernández recibió suero y se sometió a varios estudios médicos en el Sanglah General Hospital, el hospital de Bali al que concurrió acompañado por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, la portavoz Gabriela Cerruti, colaboradores de ceremonial y responsables de la seguridad presidencial, el médico Manuel Estigarribia y el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin.

 

Según indicó el segundo parte, firmado por Federico Saavedra, director de la unidad médica presidencial, Fernández “fue evaluado médicamente, se diagnosticó una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control”. Aunque los médicos le recomendaron suspender su agenda y retornar a Buenos Aires, el jefe de Estado manifestó su voluntad de sostener las reuniones más importantes programadas

 

El Presidente se descompensó cerca de las 11 de la mañana hora local – medianoche de Buenos Aires –, a pocos minutos de dar su discurso en la primera sesión plenaria del G20. Tras sufrir un cuadro de hipotensión y mareos, fue trasladado al hospital principal de Bali, donde se sometió a estudios médicos.

 

El primer mandatario llegó sin complicaciones al Centro de Convenciones de Bali a las 9.15, hora local, y recibió la bienvenida oficial en el Hotel The Apurva Kempinski, donde se celebra la Cumbre. El calor de la mañana era agobiante. Ya temprano, el termómetro marcaba 30 grados, con una humedad del 80%. En el auto oficial lo acompañaron el ministro de Economía, Sergio Massa, y el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos. Fernández saludó a su par de Indonesia, Joko Widodo, e ingresó dispuesto a participar de la sesión plenaria sobre seguridad alimentaria y energética. Estaba anotado en el noveno lugar en el listado de disertación. Poco antes, se descompensó.

 

Su lugar en el plenario fue ocupado por Santiago Cafiero, que brindó un discurso en nombre del Presidente ante los líderes del G20 sobre seguridad alimentaria y energética. Luego, el canciller participó del almuerzo de jefes de Estado y del segundo plenario, sobre salud, donde también habló en lugar de Fernández. Lo acompañaron Massa y el embajador argentino en Estados Unidos y sherpa argentino en el G20, Jorge Argüello.

 

Para las 15.30, el Presidente tenía previsto asistir a un encuentro organizado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para hablar sobre inversiones norteamericanas en materia de infraestructura. Fernández iba a ser el único latinoamericano presente en la actividad, donde también fueron invitados representantes de la Unión Europea, África, Indonesia, Australia y Canadá. El encuentro se reprogramó por demoras en el plenario de salud.

 

Para ese momento, cuatro horas después de que sufriera una descompensación, la delegación oficial informó que el Presidente se recuperaba en el hospital de Bali y que asistiría a la reunión bilateral con Xi Jinping, que tenía agendada para las 17.30, en el hotel Muliá. El encuentro con el líder chino es prioridad para el Gobierno, por la agenda de temas a tratar, entre ellos la ampliación del swap para el fortalecimiento de reservas.