05|2|2023

En Tucumán, JxC se encamina a una interna abierta que promete heridas

16 de noviembre de 2022

16 de noviembre de 2022

Con ausencias de peso, la mesa de la coalición se reunió después de ocho meses. Consenso cero y tiempo límite para evitar la confrontación en las urnas.

TUCUMÁN (Corresponsalía Norte Grande) Juntos por el Cambio (JxC) parece encaminada a una interna abierta de final impredecible en la provincia. Después de meses de parálisis, la mesa provincial de la coalición opositora escenificó un encuentro con ausencias de peso y las dos primeras sugerencias de la conducción nacional para dirimir candidaturas, las opciones del consenso y del uso de encuestas independientes, no parecen tener mucha viabilidad en el actual contexto político. El cuerpo estableció el 15 de diciembre como fecha tope para definir el método con el que se deberá seleccionar la fórmula a la gobernación y las candidaturas en las intendencias, y para que cada fuerza ratifique su pertenencia al espacio. En este mes deberán acomodarse las cargas para que la confrontación no haga estallar por el aire a la alianza.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El encuentro a puertas cerradas fue este martes al mediodía en el subsuelo de un hotel ubicado en el tradicional barrio del Abasto, en San Miguel de Tucumán. En las carpas de las distintas fuerzas se valoró como positivo que el encuentro se hubiera realizado porque la pirotecnia verbal entre el intendente capitalino, Germán Alfaro, presidente del Partido de la Justicia Social (PJS), y el diputado radical Roberto Sánchez, titular de la Unión Cívica Radical tucumana (UCR), hizo temer por la continuidad de la coalición opositora. Ambos aspiran a liderar la fórmula que se enfrentará al peronismo el año que viene. "Hubo encuentro, algo tenso al comienzo, pero es una señal de que hay vocación de ir todos juntos a las elecciones", reflexionó a Letra P un dirigente que participó del diálogo.

 

El momento de máxima tensión interna se produjo en el arranque de esta semana cuando Sánchez presentó su candidatura a la gobernación, acompañado por el ruralista y presidente del partido CREO, Sebastián Murga. La movida no estaba en los planes de nadie e incomodó al resto de la mesa provincial. En especial al alfarismo, que realizará su propio acto la semana que viene, y a un sector de la dirigencia boina blanca.

 

Este primer cónclave de una hora alcanzó para llegar a acuerdos mínimos comunes aunque dejó abierto varios interrogantes, sobre todo, por las ausencias. No estuvieron en el subsuelo, locación que grafica el estado del diálogo, Sánchez, Murga, ni el exsenador radical José Cano, actores de peso en la oposición. En las elecciones legislativas de año pasado CREO logró sentar en Diputados a la empresaria Paula Omodeo. Sí estuvieron Alfaro, el intendente radical de Yerba Buena, Mariano Campero; Ramiro Beti, concejal de Concepción y presidente del PRO; Omodeo; Sandra Manzone, de la Coalición Cívica ARI; y la legisladora provincial Nadima Pecci (exintegrante de Fuerza Republicana que se sumó al PRO). También dieron el presente por la UCR el legislador José Ascárate y la exsenadora Silvia Elías de Pérez; y el presidente de la Democracia Cristiana local, Cristian Arias.

 

Luego del encuentro, dirigentes de los principales socios de la coalición hicieron balances en un improvisado diálogo con la prensa porque no hubo acuerdo para conferencia de prensa, ni para un comunicado conjunto que aclare el rumbo de estos pasos. "Lo primero será ratificar quiénes pertenecen al espacio y se estableció que el 15 de diciembre cada fuerza lo dejará en claro. Estamos abiertos a una interna abierta, si así llegamos a una fórmula competitiva. Hay una mesa en donde cada uno mostró visiones diferentes y hubo momentos de tensión, porque cada uno está comprometido con pasión", señaló Rodolfo Ocaranza, secretario de Gobierno del municipio capitalino, de larga trayectoria legislativa y uno de los operadores premium del alfarismo. Unas horas más tarde y en declaraciones al diario La Gaceta, el propio Alfaro -que se retiró sin hacer declaraciones del cónclave- admitió que todo indica que habrá enfrentamiento en las urnas.  "Estamos más cerca de ir a internas que de alcanzar consensos", reconoció.

 

Campero ratificó en la mesa la voluntad de la UCR de que la fórmula se dirima por la vía de las elecciones abiertas, con un padrón que se conforme con las personas afiliadas de los partidos de la coalición, más independientes que no tengan afiliación a un partido. "Este fue un primer paso positivo y creemos que legalmente es posible, pese a que la legislación tucumana actual no lo contempla, pero sí está vigente en las leyes nacionales. Este camino va a potenciar al espacio para que sentemos en la gobernación a Roberto Sánchez", afirmó. A su lado estuvo Omodeo, del partido político de Murga, compañero de fórmula del también exintendente de Concepción.

 

La preocupación de quienes están a cargo de la estrategia electoral opositora por estas horas es aclarar, si no queda otro que el camino del enfrentamiento electoral para armar la lista para la gobernación y las intendencias, de dónde saldrán los recursos para concretarlo. La coalición debería garantizar para ese día la apertura de 3.761 mesas para todo el territorio tucumano, presidentes y fiscales. Es decir, una logística que costaría varios millones de pesos. Hasta el 15 de diciembre, los operadores procurarán acercar posiciones para evitar este camino.