17|1|2023

Intendentes ponen todos los fierros por CFK 2023 para reventar el Estadio Único

16 de noviembre de 2022

16 de noviembre de 2022

Harán gala de su poder de movilización. Con La Cámpora y sindicatos, esperan meter 40 mil personas. Caravanas de autos, micros y tren a la misa cristinista.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La tropa intendentista que conforman diversas tribus del peronismo bonaerense, especialmente la que gobierna distritos del conurbano, será el motor de la multitudinaria movilización que este jueves desembocará en el Estado Único Diego Armando Maradona de esta ciudad para escuchar a la vicepresidenta Cristina Fernández en el Día de la Militancia, el cumplirse 50 años del regreso de Juan Domingo Perón al país tras 17 años de exilio. Junto a La Cámpora y el sindicalismo K, espera reventar de asistentes el gigante de cemento que tiene capacidad de albergar a 40 mil personas. A esas organizaciones se sumará la dirigencia bonaerense del Frente Renovador de Sergio Massa, militancia que llegará desde el interior de la provincia e incluso representantes del Movimiento Evita, aliado del presidente Alberto Fernández.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Las puertas del estadio se abrirán a las 16 y un riguroso sistema de seguridad hará entrar a la gente que llegará desde diferentes puntos, principalmente de los grandes centros urbanos de la provincia, pero también de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del interior del país. Con el correr de las horas crece la expectativa en la militancia por las palabras de la única oradora prevista, quien, bajo el lema “La Fuerza de la Esperanza”, marcará el rumbo de la coalición oficialista de cara al año electoral, con el aditivo sustancial de una posible candidatura en busca de un tercer mandato en la Casa Rosada.

 

El fuerte de esa movilización, que -especula la dirigencia- superará la capacidad del estadio, serán los intendentes e intendentas del conurbano, quienes, junto a Máximo Kirchner, diseñaron en detalle el operativo durante una cumbre en la residencia oficial de la gobernación y terminaron de ajustarlo en una cena celebrada en Ituzaingó.

 

El estadio donde la vicepresidenta se parará frente a la multitud fue dividido en cuatro grandes sectores: el campo será para los intendentes; la popular, para sectores del kirchnerismo liderados por La Cámpora, y las plateas se dividirán entre los sindicatos y las organizaciones sociales. Bien adelante, el sitio más cercano al escenario, lucirá sillas azules y allí se ubicará la dirigencia destacada.

 

Los organizadores prevén arrancar las movilizaciones con la antelación suficiente como para evitar embotellamientos. Caravanas de autos y cientos de micros confluirán por las tres entradas principales a la ciudad capital, aunque el grueso se espera en la Autopista Buenos Aires – La Plata. Una multitud llegará en tren. Cada intendencia organiza a su tropa y en coordinación con las demás, el arribo a la ciudad y al estadio ubicado en los márgenes del casco urbano.

 

Desde Quilmes, el único distrito del conurbano gobernado por La Cámpora, Mayra Mendoza encabezará un peregrinaje de unas tres mil personas que se trasladarán en autos particulares y micros. Unas dos mil personas irán en el Tren Roca, bajarán en la estación Tolosa y caminarán hasta el estadio.

 

De la populosa Tercera sección electoral, bastión del peronismo, partirán cientos de micros trasladando militantes, con fuerte impronta de municipios como Lomas de Zamora, conducido por el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, y La Matanza, cuna de los votos frentetodistas conducida por el interminable Fernando Espinoza. Juan José Mussi moverá una multitud desde Berazategui.

 

Boceto de la distribución de sectores en el estadio.

Nuevo Encuentro, con base en Morón, gobernado por Lucas Ghi, calcula movilizar cinco mil personas. También hará su aporte la intendenta de Moreno, que reporta al Movimiento Evita, Mariel Fernández.

 

En la Primera sección, este miércoles ajustaba detalles de su movilización el intendente en uso de licencia de Malvinas Argentinas y ministro de Infraestructura bonaerense, Leonardo Nardini. También prepara una gran columna de asistentes el ministro de Obras Públicas e intendente en uso de licencia de San Martín, Gabriel Katopodis, uno de los dirigentes cercanos al Presidente en el amanecer de la gestión frentetodista.

 

Pese a la dificultad por logística y costos, también desde el interior llegará militancia. Esa organización quedó en manos de los PJ distritales, todos bajo el paraguas del partido que conduce el hijo de la vicepresidenta.

 

A la movida intendentista y de La Cámpora se sumarán los gremios más cercanos al universo K. Estarán los de la CGT agrupados en el Frente Sindical por el Modelo Nacional, entre los que se encuentran Camioneros, y SMATA; la Corriente Federal de Trabajadores, en la que, entre otros, confluyen Bancarios, Gráficos y Judiciales, la CTA de los Trabajadores y CTA Autónoma. Cada sector tiene acordado movilizar alrededor de dos mil personas.

 

El massismo aportará toda su dirigencia bonaerense, legisladores nacionales y provinciales, intendentes, funcionarios y funcionarias. Pese a la tensión permanente con el kirchnerismo, el Movimiento Evita pondrá en cancha a sus representantes, más allá de lo que movilice la intendenta de Moreno. Los detalles de esas presencias se discutían al cierre de esta nota.