17|1|2023

La militancia reventó el Estadio Único al grito de "¡Cristina Presidenta!"

Con mística peronista, decenas de miles de personas tapizaron el gigante de La Plata y acompañaron el mensaje de CFK. Rap, free style y DJs en la previa.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Bajo un sol abrasador, el operativo desplegado este jueves para acompañar a Cristina Fernández en su segunda aparición pública tras el intento de magnicidio mostró el poder de movilización de las distintas tribus del kirchnerismo, que coparon el Estadio Único Diego Armando Maradona entonando con fuerza el clamor “Cristina Presidenta”.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La Cámpora, los intendentes del conurbano, los gremios de la Corriente Federal y las dos CTA coparon con un estricto orden de ubicaciones el campo y las tribunas del estadio platense, donde se vivió un clima más parecido al de un festival de rock que al de un acto político. “Toca Cristina”, fue el eslogan con el que convocó La Cámpora a la multitud de casi 60 mil personas que reventó el escenario desde el que la vicepresidenta le tendió una nueva manta de misterio a una posible candidatura en 2023.

 

El “estricto operativo de seguridad” que se había anunciado en la previa no alteró el ingreso normal de las columnas a sesenta minutos del horario en el que comenzó -a las 19.36- el mensaje de CFK, que desde el mediodía empezaron a llegar a La Plata desde el conurbano, la Ciudad de Buenos Aires y distintas provincias. En los accesos al Estadio se hicieron cacheos y los asistentes debieron pasar por un detector de metales.

 

En el escenario montado sobre una de las cabeceras, la previa se amenizó con animaciones y música. El “Cadete” Pedro Rosemblat condujo y presentó desde números de rap, free style y hasta DJs.

 

A minutos de la llegada de la vicepresidenta al estadio, los hits más escuchados fueron el que pide “Cristina Presidenta” y el que advierte: “Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”.

 

Horas antes, cuando el cielo aún estaba encapotado, se arrimaron al estadio las columnas de militantes para celebrar el Día de la Militancia, ansiosas por escuchar el discurso de CFK. "¡¿A quién tenemos que votar?!", gritó un hombre con anteojos de sol que recibió recibió la respuesta al unísono de una columna de La Cámpora de Córdoba: "¡A Cristina Presidenta!".

 

Afuera del estadio

El rock y la cumbia santafecina acompañaron la espera desde temprano. La Cámpora, la fuerza liderada por el hijo de la vicepresidenta fue la encargada de la organización, mientras que distintas dependencias policiales custodiaron desde temprano la seguridad, un tema central al tener en cuenta que el de esta tarde será el segundo acto masivo de Cristina Kirchner tras el intento de asesinato que sufrió en la puerta de su casa. Por la avenida 32 ingresaron las organizaciones políticas, mientras que por 25 lo hizo La Cámpora. Por la avenida 526, legaron los sindicatos y las columnas comandadas por las intendencias de la provincia de Buenos Aires. Los distintos colores y símbolos confluyeron en un solo pedido: que CFK anuncie su candidatura presidencial para las elecciones de 2023.

 

"Creemos en un proyecto de país que ojalá Cristina pueda gobernar", dijo Augusto, un adolescente que llegó desde Villa María, Córdoba, y vestía una remera de la agrupación que comanda Máximo Kirchner, el hijo de la vicepresidenta. Por su parte, Milagros, una militante de la Central de Trabajadores y Trabajadoras Argentina (CTA), mostró más cautela: "No sé si se lanza, pero el deseo está. Ojalá", le dijo a Letra P con un piluso negro que tenía la imagen de la expresidenta.

 

Pasadas las 15, los distintos acceso al estadio empezaron a colapsar. El sol volvió a salir y una mujer se desmayó. El calor era agobiante, como el deseo de la militancia para que Cristina sea candidata en 2023. Una bandera argentina atada sobre un alambrado rezaba en su franja blanca: "Cristina Presidenta". Un micro ploteado con simbología peronista y firmado por el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, decía lo mismo. Las banderas, que se venden a 100 pesos con su rostro, mostraban la misma leyenda.

 

Debajo de la sombra de un árbol José, trabajador municipal de Avellaneda y militante "a muerte" de Cristina Kirchner, pidió que la vice vuelva a la Casa Rosada, pero aclaró que aún es temprano y que todavía "no se va a jugar". "Es inteligente y sabe que falta mucho todavía. La vinimos a acompañar por el día de la militancia", aclaró. Para él, volverá a ser candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires y el ministro de Economía, Sergio Massa, encabezará la fórmula presidencial. "Alberto no, para la reelección no", dijo y se río.

 

El local gremial de la Agrupación Blanca y Azul de UOCRA La Plata, ubicado en avenida 526 entre 23 y 24, fue uno de los puntos de logística del acto de CFK. Allí se concentraron varias columnas gremiales que luego de almorzar, partieron hacia el estadio.

 

Durante toda la semana, la militancia que sigue al dirigente Iván Tobar se comunicó con distintos gremios del país para organizar el movimiento de personas. La sede gremial se encontraba en un lugar estratégico, sobre una ancha avenida y a pocas cuadras del estadio, donde hablará la expresidenta.

 

La militancia, bajo un cielo encapotado, degustó el tradicional choripán peronista. “Los periodistas también están invitados”, aseguraba un militante de la Agrupación Blanca y Azul. Ese espacio gremial fue uno de los primeros en confirmar su presencia en el acto por el Día de la Militancia.