17|1|2023

El lanzamiento que todavía no fue

17 de noviembre de 2022

17 de noviembre de 2022

Cristina Kirchner evitó decir lo que 50 mil almas fueron a escuchar a La Plata, pero el acto fue el mensaje. Atizó el fuego para que crezca el clamor y volver.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Las cincuenta mil personas que coparon el Estadio Único Diego Armando Maradona se levantaron en un solo grito. Desde hacía veinte minutos, Cristina Fernández hablaba de seguridad, de la necesidad de volver a recuperar el pacto democrático del ‘83 y de reconstruir un consenso económico, pero los asistentes querían escuchar lo que ella no diría en toda la noche.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Cristina presidenta, Cristina presidenta” fue el clamor que bajó de las tribunas, un canto que obligó a la vicepresidenta a hacer un silencio que rompió con una frase de Juan Domingo Perón con varias interpretaciones posibles: “Como decía el General, todo en su medida y armoniosamente”.

 

La segunda reaparición pública de CFK después del intento de asesinato en su contra dejó en la noche del jueves la sensación de un lanzamiento que -todavía- no es. La multitud esperaba escucharla anunciar que competirá por la presidencia en 2023, pero ella respondió con frases en las que pareció pedirle a la militancia que siga construyendo ese camino. “La gente tiene que decidir si quiere volver a esa Argentina que ya tuvo”, dijo, desde un escenario adornado con el eslogan de campaña “La fuerza de la esperanza”.

 

El clamor por él lanzamiento que todavía no fue se instaló desde bien temprano en cantitos y en eslóganes con los que la militancia pintó banderas y remeras que desfilaron en la tarde platense. “Era tan diferente cuando estabas tú”, se leyó en un enorme trapo que La Cámpora desplegó en la cabecera del Estadio.

 

Pero no solo allí se fraguó el pedido de una candidatura de Cristina, también en boca de la dirigencia que desfiló por los micrófonos alimentando el clamor y en el grito gutural que bajaba de los paravalanchas… “Cristina Presidenta”, se escuchó cantar al diputado Máximo Kirchner junto a la intendenta quilmeña, Mayra Mendoza.

 

Sin embargo, una y otra vez, hasta el final de su discurso de 60 minutos, CFK esquivó definiciones y prefirió dejar la puerta abierta a que sea su militancia y la dirigencia del Frente de Todos la que construya con el clamor ese camino que la lleve eventualmente a volver a pelear por la presidencia.