31|1|2023

La vigilia por CFK: PASO, 2023 y precios en el temario presunto

02 de noviembre de 2022

02 de noviembre de 2022

Con más seguridad, la vicepresidenta reaparece el viernes en un acto de la UOM. La agenda sobre la que se esperan sus definiciones. Paraguas en la Casa Rosada.

El regreso de Luiz Inácio Lula da Silva al poder en Brasil desembocó en un insólito dilema infantil de a quién se quiere más, si a mamá o a papá. Una histórica amistad de Alberto Fernández leyó el raudo viaje presidencial a visitar al mandatario electo en esa clave. En pleno festejo, el líder del PT se puso una gorra con la leyenda CFK 2023 y a cambio, el jefe de Estado argentino se volvió con foto, charla y video. "Lula lo quiere más a Alberto, que fue a verlo a la cárcel... eso no se lo olvida", reflexionó la fuente. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Políticas de Estado en base a mensajes cifrados en una relación rota. Por más que se empeñen en minimizar la expectativa en la previa, en el calendario de la Casa Rosada está marcado a fuego este viernes: será el regreso público de Cristina Fernández de Kirchner a un acto militante en vivo y en directo desde el intento de magnicidio que sufrió el 1 de septiembre. Al día siguiente, el Presidente fue al departamento de Recoleta de la vice: fue la última vez que se vieron y, dependiendo de quién lleve la cuenta, también la última conversación. 

 

No será este viernes la primera reaparición con micrófono de la exmandataria desde que le gatillaron dos veces en la cabeza. A mediados de septiembre, sorprendió con un discurso en el Senado, donde volvió a mostrarse en otras oportunidades, como este mismo miércoles, que recibió en su despacho junto al presidente de YPF, Pablo González, a Clay Neff y Bruce Niemeyer, directivos de Chevron. Fuera del Congreso, en un ambiente controlado, la actividad de la UOM en Pilar marcará un quiebre de su agenda posatentado. Con su habitual hermetismo, La Cámpora está detrás de todos los detalles de la actividad, que contará con la presencia extra de personal policial bonaerense. 

 

Por fuera de la logística, el regreso genera altos niveles de ansiedad por otras cuestiones: en el cristinismo esperan que marque de nuevo un camino de proyección 2023 de la vicepresidenta, el mismo que había sido trazado con la centralidad política que había adquirido por el alegato en la causa Vialidad y la polémica con el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta por el Vallas-gate. 

 

En la Casa Rosada no esperan definiciones de CFK con respecto al tema que más dolores de cabeza está generando por estos días en el Frente de Todos: PASO sí, PASO no. La apuesta es que ni siquiera se difunda una postura común el sábado en el Congreso del PJ bonaerense de Máximo Kirchner en Mar del Plata. El diputado camporista admitió que es un tema espinoso sobre el cual no hay consenso, pero que él está en contra de la suspensión de las primarias y que prefiere reducir el plazo entre esa instancia y las generales. 

 

Con el coro CFK 2023 que resuena en los mitines cristinistas, en despachos oficiales abren el paraguas: no esperan grandes sentencias tajantes por el lado electoral, pero no descartan algún mensaje por elevación a Fernández. El Presidente viene de poner su aspiración reeleccionista en el freezer en Brasil, una postura que le reclamaba la militancia K en época de crisis. "Algo va a decir", ya se quejan en un ministerio albertista. El lamento es por partida doble: no sólo porque los ruidos del frente interno repercuten en la política, sino porque el cruce de Patricia Bullrich con Felipe Miguel con el explosivo #TeRompoLaCara alejó la luz pública de los problemas del Frente de Todos para focalizarla en Juntos por el Cambio. "Ellos tienen más problemas que nosotros", apuntaron, con cierta ironía. 

 

Con Axel Kicillof también invitado y Abel Furlán de anfitrión -el titular de la UOM fue respaldado por Kirchner para desbancar al histórico Antonio Caló-, se descuenta que Cristina Kirchner no esquivará la cuestión económica. Todavía resuena el reproche de la vicepresidenta en Twitter por el aumento de las prepagas y la búsqueda de la lapicera culpable. En Economía apuntaron a Salud. Sergio Massa no sólo no se dio por aludido con ese tuit, tampoco con la reciente guerra de guerrillas lanzada por el cristinismo contra las empresas por las subas de precios: #SiAumentanNoCompres es la campaña pergeñada por "la orga". En el Círculo Rojo esperan el discurso de la vice con la misma sensación que en la Casa Rosada. 

 

El debate por un bono de fin de año o una suma fija también viene siendo tema de discusión en el frentetodismo, por lo que un sector de la platea espera algún gesto de CFK en ese sentido. Kirchner ya lo reclamó en público el Día de la Lealtad y quedó en la nebulosa del estado de debate permanente de la administración nacional. Como en el ajedrez, se espera el movimiento de la vice en el tablero.