22|11|2022

La discusión por las re-re: "Nos estamos jugando las autonomías municipales"

22 de noviembre de 2022

22 de noviembre de 2022

El intendente de Alejo Ledesma anticipa una cruzada final de sus pares oficialistas y opositores. No descarta la vía judicial y agita una marcha a la capital.

CÓRDOBA (Corresponsalía) “Nuestra principal expectativa es ser escuchados", dice Marcelo Agustín, el intendente de Alejo Ledesma. Con ese propósito, una quincena de jefes y jefas comunales que representará a un grupo de más de 200 pares de la provincia se sentarán este miércoles con los bloques opositores de la Legislatura. La intención es que la Unicameral revea la norma sancionada en 2016, que prohíbe una segunda reelección en los municipios. Alegan que legisla de manera retroactiva, por lo tanto, sostienen, debe tomar como primer periodo el que se inició en 2019. "No estamos en contra del espíritu de la norma, pero entendemos que la ley es inconstitucional", señala el peronista Agustín que, convertido en una suerte de vocero de una fracción autoconvocada del municipalismo mediterráneo, pide que el Código Electoral permita a los intendentes con más de dos períodos presentarse como candidatos en 2023. "La gente es la que termina eligiendo", afirma en diálogo con Letra P.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

-¿Qué se pone en juego en esta discusión?

 

-La ley avasalla las autonomías municipales. ¿Por qué solo los municipios que tienen más de 10 mil habitantes pueden generar su Carta Orgánica y esa no es una posibilidad para todas las administraciones locales? Hay un criterio en la Constitución, pero ¿por qué no discutirlo? ¿Por qué no podemos establecer nuestros propios límites? Estamos de acuerdo con el límite de dos periodos, pero creemos que la norma tiene que legislar para adelante y no para atrás. ¿Por qué no podemos decidirlo nosotros?

 

-La Ley se aprobó en 2016. ¿Por qué la modificación no se planteó antes?

 

-Porque siempre nos dijeron que se iba a modificar. El problema es que parece que muchos legisladores dejaron de representar los intereses de los municipios y comunas del interior. Hay una subestimación muy grande hacia los intendentes. Tomaron este tema como un botín para negociar y a nosotros lo único que nos interesa es poder cambiar la realidad de los vecinos y vecinas de nuestras localidades. Hay gente que evidentemente piensa otra cosa.

 

-¿Qué cambió?

 

-Muchos intendentes fuimos tomando conciencia de la gravedad del asunto. Porque hoy van por esto y mañana dictan otra ley y nos cambian las reglas del juego de nuevo. A nosotros nadie nos consultó, ni cuando se sancionó la ley ni ahora. Por otro lado, la actitud colectiva del grupo de intendentes autoconvocados hizo que muchos legisladores se dieran cuenta de que el reclamo que estamos llevando a cabo es justo.

 

-¿Qué los hizo "darse cuenta"?

 

-Que decidimos plantar bandera. El municipalismo está muy fuerte en la provincia gracias a las gestiones. La Legislatura está débil precisamente por la cuestión inversa, porque parece que responden a otros intereses. Hay muchos, no todos, que están preocupados por mantener los cargos. Nosotros estamos enfocados en mejorarle la vida la gente. Eso se notó mucho durante la pandemia, cuando los intendentes tuvimos que ponernos al frente en la diaria, mientras muchos de los que hoy hablan se quedaron encerrados en sus casas. Tuvimos que acatar y hacer cumplir disposiciones del poder central en poblaciones de 4 mil o 5 mil personas, en donde la situación era muy diferente a la que se vivía en los grandes centros urbanos. Parece que para algunas cosas servimos y para otras no. Cuando tenemos que discutir cuestiones de fondo, los intendentes no existimos.

 

-¿La gente vota al intendente más allá de su color político? ¿O las figuras provinciales juegan un rol determinante?

 

-Hay intendentes que están planteando adelantar las elecciones. Con ese dato te respondo todo.

 

-O sea, la gente vota al intendente.

 

-Es lo que hace fuerte al municipalismo. Obvio que en una gestión juega un rol importante la relación con el poder nacional o el provincial, pero las buenas administraciones locales son las que terminan definiendo. Nosotros gobernamos con la gente y somos la primera ventanilla de atención del vecino a la hora de dar respuestas.

 

-La política de cercanía.

 

-La gente sabe dónde vivimos, dónde vamos, tienen nuestro celular. No hay 20 filtros, como pasa en otros niveles. Nosotros estamos jugando una final, pero para llegar acá hicimos un recorrido. No somos intendentes hace 8, 12, 15 años por una cuestión divina. Nos elige la gente.

 

-¿Qué tan difícil es la renovación que impone la ley?

 

-En los pueblos más chicos es muy difícil, porque a nivel local significa un nivel de exposición muy grande por las características que antes te describía. Hay mucha gente que ayuda y se pone a disposición, pero llegan hasta ahí por el nivel de responsabilidad que eso conlleva. Por otro lado, a nosotros nos preguntan por qué no aspiramos a otras cosas en vez de querer seguir siendo intendentes, y la verdad es que no todo es tan lineal.

 

-¿Por qué?

 

-Aspiraciones siempre hay, pero sumarse a una estructura provincial o nacional significa ingresar en un engranaje burocrático más grande en el cual es más difícil encontrar respuestas. Puede parecer más lindo, pero nosotros nos sentimos cómodos en nuestro territorio, defendiendo nuestras cosas y logrando cambios que le modifiquen la vida a la gente.

 

-¿Cómo sigue la discusión por la re-re?

 

-Este miércoles vamos a una reunión con la oposición con un nivel de expectativa grande. El gobernador dijo que la ley se modifica por consenso y para eso es muy importante que la oposición nos abra un canal de diálogo. Ya hay muchos legisladores que, en privado, dicen estar dispuestos a apoyarnos.

 

-¿Si no alcanza?

 

-Si esa actitud cambia cuando el debate se hace público, no descartamos la vía judicial, pero estamos dispuestos a realizar una gran movilización que lleve el reclamo del interior del interior a la capital de Córdoba. Estamos ante un desafío histórico, porque nos estamos jugando las autonomías municipales. Queremos que esto se modifique sí o sí y vamos a agotar todas las instancias para lograrlo.