23|11|2022

Kicillof sugirió que Guzmán pegó el portazo por un distanciamiento con Pesce

23 de noviembre de 2022

23 de noviembre de 2022

El gobernador descartó que la salida del exministro se haya producido por una disputa con CFK o La Cámpora. ¿La razón? Diferencias en el propio albertismo.

El exministro de Economía Martín Guzmán abandonó el gobierno del Frente de Todos (FdT) en julio, pero su intempestivo portazo todavía genera repercusiones en la alianza oficialista. Este martes, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, se sumó al coro de voces que aún lo cuestiona por haber dado un paso al costado y consideró que el platense renunció por diferencias con el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce, y no –como sostienen ciertos grupos- con el kirchnerismo duro que responde a la vicepresidenta Cristina Fernández.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Durante un discurso que brindó en el Instituto de Capacitación Política, Kicillof sostuvo que el propio Guzmán, en una reciente entrevista, aseguró que “había puesto un ultimátum” para seguir al frente de su gestión durante una “corrida o principio de corrida” del tipo de cambio. “Ni con funcionarios de Energía, ni con Cristina ni con Máximo (Kirchner) ni con nada: tenían que ver en una discusión entre quien estaba en ese momento –y ahora también- en el Banco Central: Pesce”, disparó el gobernador.

 

“Era una discusión que, además, se conoció por los diarios. Puso un ultimátum que no tenía que ver con “el kirchnerismo”, agregó y detalló que “Pesce es un funcionario elegido y designado por (el presidente) Alberto Fernández”. “Decía que en esa discusión que se dio, él puso un ultimátum, no le hicieron caso y entonces presentó su renuncia. Pero no tenía que ver ni con lo energético, tenía que ver con una discusión sobre variables financieras, que son discusiones de política económica”, profundizó.

 

A pesar de las disputas que el kirchnerismo duro mantuvo con el exminsitro de Economía y de que el diputado y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, renunció como jefe del bloque oficialista en la Cámara días después de que Guzmán presentara el acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Kicillof reiteró que su salida “no tenía que ver con ninguno de los otros factores”, sino con “la discusión con Pesce”. “No es una evaluación de eso, simplemente una constatación de que son decisiones de políticas económicas”, completó.

 

Las nuevas discusiones alrededor de la figura de Guzmán se desarrollan en momentos en los que, como anticipó el periodista Marcelo Falak en Letra P, el exministro busca volver a la primera escena de la política y la economía nacional. A raíz de esto, el último viernes brindó su primera entrevista desde la salida del gabinete, en la que apuntó contra Cristina Kirchner y llamó "chico caprichoso" a su hijo Máximo.