25|1|2023

Olmedo engorda a JxC en Salta, pero se pega a Milei para volver al Congreso

03 de noviembre de 2022

03 de noviembre de 2022

El sojero de campera amarilla fogonea un frente opositor XL contra Sáenz, pero intentará conseguir una banca con el sello libertario. La crisis del PRO.

SALTA (Corresponsalía Norte Grande) El exdiputado y referente del espacio "Ahora Salta", Alfredo Olmedo, ultima detalles para cerrar un acuerdo en los próximos días con el referente de la derecha libertaria, el economista Javier Milei, lo que le permitiría competir en las elecciones nacionales del año próximo para regresar al Congreso. "Tenemos una misma visión de la Argentina: se debe salir de esta crisis con producción, orden, trabajo y libertad", sostuvo el empresario sojero en una entrevista a medios salteños. Al mismo tiempo y sin entrar en contradicciones, el dirigente que se hizo conocido por su infaltable campera amarilla y sus posturas retrógradas reafirma su pertenencia a Juntos por el Cambio (JxC) y alienta un megafrente opositor para enfrentar al oficialismo que lidera el gobernador Gustavo Sáenz en los comicios provinciales del 14 de mayo próximo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La alianza entre Olmedo y La Libertad Avanza ingresó en la recta de definiciones, luego de que en Salta se produjera un encuentro entre el empresario sojero y el armado del espacio de Milei, el experiodista Carlos Kikuchi, que desplazó hace unos meses de esa función al asesor financiero Carlos Maslatón. "Con Kikuchi tuvimos un almuerzo muy cordial. Claramente Milei está bien posicionado para las próximas elecciones y en Salta hay muchas voluntades que coinciden con sus conceptos sobre cómo sacar a la Argentina adelante", subrayó Olmedo.

 

Luego de este cónclave, La Libertad Avanza publicó un elocuente mensaje en el que sacó de la cancha a Marcos Urtubey, hijo del exgobernador Juan Manuel Urtubey, que alguna vez fungió de referente de ese partido en tierras salteñas: "Se comunica que el señor Marcos Urtubey no es parte del armado de La Libertad Avanza, ni de Javier Milei en la provincia de Salta". Escueto y contundente.

 

Liberado de esos vínculos, Urtubey (h) saludó en Twitter el triunfo de Lula sobre Bolsonaro el domingo pasado en Brasil. Se paró en las antípodas de Milei, que felicitó al aún presidente por el resultado obtenido.

 

El movimiento de Olmedo despertó dudas acerca de su pertenencia a JxC de Salta, pero el exdiputado confirmó que su partido se mantiene en la mesa provincial opositora y que su objetivo es armar "un gran frente para disputar las elecciones provinciales, en las que estén con JxC también los liberales y otras voces".

 

"Tenemos todas las convicciones para cambiar el rumbo de la provincia, no tengo dudas que nos podemos unir entre todos", enfatizó en una entrevista a Informate Salta. En ese mismo diálogo, deslizó que en la mesa provincial propondría como candidato a la gobernación al diputado de su espacio Carlos Zapata.

 

Los tiempos para la rosca apremian, con el Mundial de Fútbol, las fiestas de finde año y el verano de por medio. Esta semana el Tribunal Electoral de Salta oficializó el calendario electoral y las principales estaciones, antes de llegar al 14 de mayo, son el 15 de marzo, cuando vence el plazo para la concertación de alianzas, y el 25 de ese mismo mes, cuando deben presentarse las listas de postulantes.

 

La crisis amarilla

Mientras estos movimientos revitalizaron a la agrupación del dirigente que fuera aliado de Mauricio Macri, el PRO salteño, todavía intervenido, no encuentra una salida a su crisis interna. La visita de la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, semanas atrás no produjo el resultado esperado, al menos, en la capital salteña, en donde más pesa el partido que preside Patricia Bullrich a nivel nacional. Se esperaba que su figura actuara como prenda de unidad, pero no fue así. Mientras la concejala Agustina Álvarez no se despegó ni un minuto de Vidal y la acompañó en su recorrido por tierra salteña, el diputado Martín Grande no se acercó ni a saludar, ni tampoco subió en sus redes sociales información acerca de la visita de la diputada.

 

La interna del PRO en Salta nació en el mismo momento en que esa fuerza ingresó al gran frente que llevó como candidato a Sáenz. Cuando el mandatario dio señales de acercamiento al gobierno del presidente Alberto Fernández, las contradicciones se profundizaron en la tropa amarilla y se exacerbaron cuando el gobernador salteño se abrazó a la causa de Sergio Massa, apenas puso un pie en el Ministerio de Economía.

 

Las diferencias buscaron saldarse con la intervención que ordenó Bullrich a fines de 2020, pero fue imposible. En la actualidad, concejales del PRO de la capital cerraron una alianza con la intendenta Bettina Romero, hija del senador y exgobernador Juan Carlos Romero, que a su vez practica nado sincronizado en algunos temas con el oficialismo local. Mientras tanto, el sector referenciado en Grande se mantiene distante y trabaja en el armado del frente opositor al saencismo.