30|1|2023

Clamor CFK 2023: los intendentes paran la pelota

30 de noviembre de 2022

30 de noviembre de 2022

La fiebre por el Mundial pausó el fervor militante que estalló el 17N en La Plata. Por ahora, nada de actos. La maquinaria proselitista, en off. Solo gestión.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El clamor por Cristina Fernández 2023 que tuvo su punto máximo en el megaacto de La Plata al que acudieron todas las tribus del peronismo bonaerense no pudo con el fervor de la patria futbolera, que se zambulló al Mundial de Qatar y arrastró a la política. Los intendentes del conurbano, esos de gran poder de movilización que ofrecieron los fierros para reventar el Estadio Único Diego Armando Maradona, pusieron el proselitismo en modo off. Todo gestión, nada de eventos para empujar a La Jefa. A partir del domingo 18, cuando se escuche el último pitazo arbitral al otro lado del mundo, la pelota de la política vernácula volverá a rodar a gran velocidad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El intendentismo bonaerense entiende que es momento de hacer una pausa. “La gente está en modo mundial”, dice un jefe comunal del conurbano a Letra P y avisa que “no son semanas para hacer la plancha”, pero sí para enfocarse en la gestión cotidiana evitando también grandes anuncios porque “se perderían” en medio de la fiebre mundialista. Con similares argumentos explica la pausa al operativo clamor CFK 2023. Por ahora, no hay actos de peso previstos; al menos hasta fin de año. Luego comenzará, sí, el año electoral.

 

Mientras rueda la pelota, pese a que la Scaloneta se lleva gran parte de la atención, la gente -sobre todo, la que habita los grandes centros urbanos del conurbano de Buenos Aires- está pendiente de la economía. La cercanía con las fiestas de fin de año sensibiliza la situación, indica alguien con sillón de mando en el GBA. Los intendentes e intendentas ponen allí el ojo, por eso empezaron a anunciar los bonos de fin de año que pagarán trabajadores y trabajadoras municipales.

 

En esa línea, esperan señales de la administración central y del gobierno de Axel Kicillof, reclaman que se inyecten recursos para “pasar las fiestas en paz”. En paralelo, se suben a la rosca previa de la discusión del proyecto de Presupuesto que el gobernador envió a la Legislatura que, como cada año, incluye la negociación de los fondos para infraestructura y seguridad, clave para la marcha del año electoral que se avecina.

 

Como sea, Qatar no mata rosca. Los intendentes e intendentas de la Primera y Tercera secciones electorales que reeditan su Liga para fortalecer su poder de fuego se volverán a reunir. El último encuentro fue hace quince días en Ituzaingó.

 

La marcha de esa tropa va en sintonía con la vicepresidenta, quien, como contó Letra P, por el momento tampoco tiene previsto participar de actos. Está metida de lleno en las causas judiciales que la tiene de protagonista. Este martes tuvo su última exposición ante el Tribunal Oral Federal 2 en el juicio por la obra pública y esperará la sentencia que se conocerá el próximo 6 de diciembre. Intendentes bonaerenses consultados por este medio dicen desconocer, por ahora, si habrá alguna movida para ese día.

 

Además, CFK seguirá de cerca el avance de la causa por el intento de magnicidio en su contra que lleva adelante la jueza federal María Eugenia Capuchetti, recusada por la vicepresidenta hace dos semanas por “irregularidades y arbitrariedades” en la investigación, pero ratificada por la Justicia.

 

El intendentismo bonaerense espera, al igual que CFK, que el presidente Alberto Fernández convoque a una mesa política del Frente de Todos para comenzar a delinear la estrategia electoral. Fue en la reunión que mantuvieron con la expresidenta en la residencia oficial de la gobernación donde insistieron con la necesidad de conformar ese ámbito de discusión. En el entorno de la vice aseguran que desde su lugar ya se hizo todo lo que se tenía que hacer y ahora están a la espera del llamado del Presidente.