31|1|2023

Confirmado: Perotti atrasa el calendario electoral

09 de noviembre de 2022

09 de noviembre de 2022

Lo aseguró una figura de primera línea del gabinete a este medio. Transición corta, la clave. Letra P adelantó la jugada en septiembre.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) El gobernador Omar Perotti ya decidió retrasar el calendario electoral 2023 en esta provincia, tal como adelantó Letra P hace más de un mes. Aunque la oficialización todavía se hace esperar, en la cabeza del rafaelino hay un esquema casi cerrado que pondría a las elecciones generales en las primeras semanas de septiembre.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"No vamos a tener una transición tan larga como la última", le dijo a Letra P una figura de primera línea del gabinete. Se refiere a los seis meses que transcurrieron en 2019 desde el triunfo de Perotti hasta que Miguel Lifschitz le delegó el cargo. En ese tiempo, los cortocircuitos entre la gestión saliente y la entrante, con el Presupuesto 2020 como trofeo de guerra, marcaron el inicio de la administración peronista.

 

De esta manera, el perottismo confirma lo que adelantó este medio: el gobernador atrasará el calendario electoral, aproximándolo a las elecciones nacionales. Las fechas tentativas que maneja el Ejecutivo marcan a los meses de marzo o abril como límite para el cierre de listas y al 3 o 10 de septiembre para la realización de las elecciones generales.

 

De todos modos, en la provincia aguardan definiciones del plano nacional, sobre todo en términos de PASO sí o PASO no, para hacer oficial el calendario de 2023. En caso de que las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias se mantengan a nivel nacional, será un cronograma de elecciones intercaladas: primarias provinciales, primarias nacionales, generales provinciales, generales nacionales.

 

Este calendario hará prácticamente inevitable que la discusión nacional se cuele en la campaña santafesina, algo que contrasta con la impronta provincialista que Perotti marcó a lo largo de toda la gestión. En el oficialismo no se preocupan por el dilema: consideran que nacionalizar la campaña provincial será más un dolor de cabeza para el armado del frente de frentes anti-PJ. "¿A quién perjudica más? ¿A nosotros o a la oposición?", se preguntó con picardía una fuente del perottismo.

 

El retraso, además, le dará aire a Perotti para ungir una figura que pelee la sucesión. Hoy, el rafaelino apuesta por dos nombres: el diputado Roberto Mirabella y la ministra de Gobierno, Celia Arena, ambas fichas aún con poco volúmen electoral, según las encuestas, que ponen como favorito al Marcelo Lewandowski, quien no integra las filas del perottismo.