31|1|2023

¿Paz transitoria o definitiva? La duda que monopoliza las charlas en JxC

09 de noviembre de 2022

09 de noviembre de 2022

La coalición buscó ponerle paños fríos a las disputas internas. Hay quienes dudan de que la tregua perdure en el tiempo. La foto incompleta del PRO. 

¿Cuánto durará la paz en el PRO y en Juntos por el Cambio (JxC)? Esa pregunta fue la que se escuchó durante todo este miércoles en los despachos de las diferentes figuras de la coalición opositora luego de una jornada cargada de reuniones para ponerle paños fríos a las peleas internas de cara a los comicios de 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tanto en el PRO como en JxC son conscientes de que las diferencias quedaron muy expuestas en las últimas semanas. “El oficialismo se mata y nosotros le damos de comer a quienes quieren rota a la coalición”, expresó una fuente del espacio en diálogo con Letra P

 

Pese a la tregua que firmaron las figuras del principal espacio opositor, la duda sobre cuánto tiempo puede durar la paz está latente. Un dato no menor es si se podrá realizar el encuentro de la mesa nacional de JxC sobre energía antes de fin de año. La idea que tienen en la coalición es que sea en Neuquén como se pensó originalmente.

 

“Hoy no sabemos si nos podemos juntar todos presencialmente”, agregó otra fuente conocedora de las negociaciones de JxC. En el caso de concretarse ese encuentro, la foto de unidad se sacaría en Vaca Muerta o en la Ciudad de Buenos Aires. La clave está también en la agenda del expresidente Mauricio Macri que viajará a Qatar en su rol de titular de la Fundación FIFA.

 

No sólo hay problemas de agenda. Nadie puede confirmar que la calma perdure en el tiempo. Hay quienes temen que florezcan nuevas divisiones dentro de JxC  y que escalen al nivel del enfrentamiento que tienen el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR),  Gerardo Morales, y el propio Macri. “Logramos juntarnos todos por primera vez. Hay que seguir en ese camino, pero nadie asegura nada”, se sinceró ante Letra P un diputado que estuvo en el zoom del martes de la mesa nacional.

 

Situación similar se vive en el seno del PRO. El desayuno, a pedido de Macri, en el hotel NH de Plaza de Mayo recompuso el funcionamiento de la mesa de coordinación que existía entre la presidenta del partido, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que tenía como intermediarios al legislador Juan Pablo Arenaza de un lado y al secretario general de la Ciudad, Fernando Straface, por el otro.

 

Asimismo, se creó una coordinación de equipos con los funcionarios que trabajan para la candidatura presidencial de la diputada María Eugenia Vidal. Pero eso no es indicador de que los roces se hayan terminado. Al igual que en JxC, los cruces en el PRO pueden volver ante cualquier episodio que encienda la mecha. De ahí la articulación que acordaron para unificar o controlar las declaraciones que se hagan a modo de evitar herir susceptibilidades. 

 

El temor a que recrudezca la tensión en el PRO es tal que no hubo reproches por los problemas de agenda que hicieron que la foto del encuentro este incompleta. Vidal, Larreta y Macri se fueron antes del hotel y no estuvieron en la imagen que difundió el partido amarillo. Ese dato no pasó inadvertido.