03|2|2023

El FdT no logró cuórum para reelegir a Moreau por la pelea en la Magistratura

01 de diciembre de 2022

01 de diciembre de 2022

JxC no bajó al recinto y sumó aliados que expusieron una inédita debilidad del oficialismo. De todos modos, la diputada massista seguirá al frente del cuerpo.

La pelea por los representantes del Congreso en el Consejo de la Magistratura irrumpió este miércoles en la Cámara de Diputados, en la previa de la sesión preparatoria. El objetivo del oficialismo era reelegir a la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau hasta el 9 de diciembre de 2023, pero el interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) y el Interbloque Federal se negaron a dar cuórum. La pulseada fue de máxima tensión, pero no tuvo desenlace positivo: la sesión preparatoria se cayó y  no se pudo concretar la reelección de Moreau, aunque el artículo 37 del reglamento establece que las autoridades parlamentarias podrán continuar en sus cargos. Por esa razón, antes de las 12.30, el oficialismo que estaba en el recinto, no pudo sesionar, pero concretó una reunión que encabezó el diputado Carlos Heller, donde señaló que las autoridades continuaban en sus cargos. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Luego de esa formalidad quedó abierta la posibilidad de que se realice la sesión especial que estaba prevista para después de la preparatoria, con un temario de diez proyectos. Hasta el martes había un amplio consenso para superar la abstención de JxC y otros bloques opositores. Pero todo se diluyó cuando Moreau decidió suspender la resolución  1.608/2022 que había firmado el 17 de noviembre para confirmar la designación de los consejeros de la Cámara baja. 

 

Este miércoles presentó la apelación en el fuero contencioso contra el fallo del juez Martín Cormick, que dejó sin efecto el nombramiento de la radical Roxana Reyes como representante de la tercera minoría, porque se amparó en la misma jurisprudencia que falló la Corte Suprema cuando consideró que el senador Luis Juez, del Frente PRO, podría jurar como consejero en representación de la tercera minoría, porque consideró que el desdoblamiento que había resuelto en abril el Frente de Todos en dos bloques no era válida, sino un ardid que desconocía la composición original de los bloques cuando juraron las senadoras y los senadores electos. 

 

El fallo de Cormick responde a un amparo que había presentado el oficialismo, conducido por Germán Martínez y fue apelado por Moreau, del mismo espacio, porque consideró que vulneraba las potestades del cuerpo. Perjudicó a la UCR, beneficia al FdT y dejó instalada la otra cara de una moneda que en el Senado benefició a JxC a través de la reposición de Juez, al menos por diez días, porque ese mandato concluyó hace dos semanas. La apelación no puede ser presentada por ninguna autoridad parlamentaria, salvo por la conducción de la Cámara. Eso hizo Moreau, pero luego suspendió la resolución que había firmado para designar a Vanesa Siley y Rodolfo Tailhade, por la primera minoría; a Álvaro González, del PRO, por la segunda y Reyes por la tercera. 

 

Cuando se conoció la decisión comenzó el estado asambleario en JxC. Por la noche se reunieron los principales bloques y resolvieron no dar cuórum para la preparatoria, aunque en caso de que el oficialismo lo consiga, las 116 voluntades del interbloque votarán en contra de la reelección de Moreau. 

 

En el oficialismo hay cautela ante el reves opositor. Moreau afrontó en agosto la abstención de JxC, del cordobesismo y de la izquierda trotskista, pero contó con el respaldo de su bloque, del socialismo santafesino y del bloque Identidad Bonarense. La foto de este jueves empeoró, porque JxC y el interbloque Federal, la dejaron sin quórum. En el FdT advierten que nunca dijeron que se niegan a la designación de Reyes y que Moréau sólo suspendió la resolución. 

 

En cada uno de los diez bloques de JxC se habían preparado para una durísima sesión, con una batería de acusaciones contra la decisión de la titular del cuerpo. El objetivo era que fuera la preparatoria más extensa y tensa de la historia. La tensión que no se expresió en la preratoria podría escucharse si se concreta la sesión prevista para tratar los diez dictámenes negociados, entre ellos, la creación de ocho universidades. 

 

Los riesgos de esa segunda sesión no sólo sería por una cuestión de tiempo, sino porque JxC analiza la posibilidad de impulsar la parálisis de los demás trámites legislativos en marcha, es decir, que no hayan mas sesiones hasta fin de año e impedir nuevos dictámenes. La advertencia surgió de la última comunicación del interbloque. "Es una decisión ilegal por cuanto los nombramientos efectuados por la Resolución 1.608/22 del 17 de noviembre firmada por la propia Moreau son irrevocables por provenir de los únicos legitimados para proponer tales nombramientos, esto es, el bloque más numeroso (FdT) y los bloques de primera minoría (PRO) y segunda minoría (UCR)”. El mensaje también incluye la presentación de demandas judiciales en el fuero contencioso, pero también en el penal federal, es decir, en los tribunales Comodoro Py contra Moreau por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionaria pública. 

 

En el oficialismo aseguraron que siguen conversando para encontrar una salida. En JxC creen que el giro de Moreau es producto de un pedido del kirchnerismo, pero el bloque del FdT, que conduce Germán Martínez, comunicó el "absoluto apoyo a las decisiones tomadas". En el texto aclararon que lo hacen "conscientes de que el reciente fallo del juez Cormick hizo lugar al amparo interpuesto por nuestro bloque en abril pasado y que, en función de la Resolución de la Presidencia, las designaciones de nuestros integrantes al Consejo de la Magistratura quedarán en suspenso". 

 

"Urge empezar a ordenar lo que la Corte Suprema de Justicia de la Nación desordenó con el fallo de diciembre de 2021, en el que emplazó al Congreso y repuso la vigencia de una ley derogada. Las decisiones de Moreau van en el sentido correcto", insistieron y apuntaron a JxC. Consideraron al espacio por "descalificar" a Moreau con "críticas políticas infundadas, de claro corte misógino".