31|1|2023

El FdT y JxC se trenzaron a los gritos en Diputados y se levantó la sesión

01 de diciembre de 2022

01 de diciembre de 2022

Cecilia Moreau se cruzó con diputados de la oposición, que denunciaron que no había cuórum para sesionar. Golpes en las bancas e insultos en el recinto.

El clima caldeado que se cocinó durante la fallida sesión preparatoria para reelegir a Cecilia Moreau al frente de la Cámara baja, se expresó con furia durante la sesión especial que estaba convocada para las 13 y que comenzó luego de las 14.30 sin reunión de labor parlamentaria previa. Contaba con un temario que incluía la creación de ocho universidades nacionales y arrancó en medio de gritos, insultos y duros cuestionamientos de los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Una hora y media después, en medio de acusaciones y agresiones cada vez más fuertes, el diputado de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, presentó la moción de levantar la sesión y cuando Moreau iba a someter a votación el planteo, se retiraron los bloques que le habían aportado el cuórum al Frente de Todos. 

 

La tensión se sintió desde que arrancó la sesión con el cuórum justo, gracias a la presencia del Interbloque Federal, el interbloque Provincias Unidas y del Frente de Izquierda y el Movimiento Popular Neuquino (MPN) que finalmente se levantaron. Apenas empezaron se sentaron representantes de JxC, que no pararon de decirle a gritos a Moreau que la sesión era nula porque había sido realizada cuando ya había vencido el plazo original de espera. Uno de los que más le gritó a Moreau fue el diputado macrista Fernando Iglesias, que se agolpó delante del estrado de la presidencia junto a Ferraro, Pablo Torello y Waldo Wolff. Fue uno de los momentos de mayor tensión, porque un grupo de diputadas y diputados del Frente de Todos se reunió delante del estrado de la presidencia para defender a Moreau y les empezaron a gritar: "Violentos, violentos, violentos". Frente a ellas estaban lesgisladores macristas, entre ellos Wolff. Hubo momentos de mucha tensión en esos pocos metros cuadrados y Moreau les reclamó que volvieran a sus asientos. 

 

El titular del bloque PRO, Cristian Ritondo también gritó la nulidad de la sesión desde el principio. El jefe del bloque radical Mario Negri continuó con el mismo argumento, acompañado por el titular del espacio de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, pero ninguno de los tres llegaron al sector que estaba adelante de la presidencia. Moreau no perdió la compostura, pero tuvo que contener los debates a gritos que se extendieron por más de una hora. En el medio la radical Karina Banfi y Ferraro no pararon de golpear sus bancas para interrumpir las exposiciones. 

 

Las tensiones volvieron a recrudecer cuando Moreau dijo que iban a tratar todos los proyectos de creación de universidades y le dio la palabra a la diputada Blanca Osuna, titular de la comisión de Educación. Tenía varios pedidos de cuestiones de privilegio de JxC pero le permitió a Osuna avanzar. En varias oportunidades no pudo continuar con su discurso  por los gritos de Ritondo, Negri y Ferraro, que sostenían que el reglamento no le permitía a Moreau postergar las cuestiones de privilegio, aunque sabía que la idea era postergar el arranque del tratamiento de los proyectos.

 

En los balcones para invitados estaban impulsores de distintas universidades y también los trabajadores y docentes de las que esperaban la nacionalización. Comenzaron a cantar y a respaldar la exposición de Osuna y en un momento la sesión transcurría en medio de los gritos de los diputados de JxC y los que provenían de los balcones.

 

Finalmente, la sesión se levantó a las 15.40 debido a que el cuerpo quedó sin quorum cuando un legislador de JxC pidió votar la suspensión. Nadie sabe cómo continuará la actividad parlamentaria a partir de ahora, aunque Moreau anticipó que buscarán continuar con la agenda prevista. Si JxC cumple su advertencia, hasta que no haya una negociación, podría negarse a participar de las comisiones y también de las próximas sesiones.