13|1|2023

Escepticismo de almaceneros por el plan antiinflación de Massa

03 de diciembre de 2022

03 de diciembre de 2022

La federación bonaerense advierte que, sin compromiso de los mayoristas, Precios Justos va al fracaso. Reclamo desoído a Tombolini. La “historia repetida”.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) En los comercios de proximidad miran con desconfianza a Precios Justos, el programa insignia de Sergio Massa para combatir la inflación en la antesala al decisivo año electoral, que el ministro presentó formalmente este viernes en la Gobernacióna junto al gobernador Axel Kicillof. En la Federación de Almaceneros de Buenos Aires (FABA) estiman que proliferarán los obstáculos para el efectivo cumplimiento de este plan, de no existir un real compromiso del eslabón mayorista, al tiempo que advierten subas del orden del 10% mensual en productos de limpieza e higiene personal, precisamente uno de los ítems contemplados en el plan, considerado la bala de plata del hincha de Tigre para enfrentar la escalada inflacionaria y soñar con una candidatura.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Cuando se lanzan estos programas, siempre nos encontramos con la misma traba”, sostuvo a Letra P el titular de FABA, Fernando Savore. “Si el mayorista no se sienta y firma con nosotros el respeto al precio, no le vamos a encontrar la vuelta a esto”, advirtió.

 

El dirigente recordó que hace dos meses, cuando el Ejecutivo trabajaba en moldear este programa, su federación mantuvo un encuentro con el secretario de Comercio, Matías Tombolini, a quien le peticionaron una reunión con el sector mayorista “para armar un listado” que no solo contemple el precio de venta del producto, sino también el precio de compra; argumenta que con este tipo de programas los mayoristas terminan vendiéndoles al precio que ellos deberían poner a los consumidores.

 

“No podemos comprar un producto a 10 para venderlo a 10”, ejemplificó. Tras resaltar que esa reunión solicitada con el eslabón mayorista y el Gobierno “nunca se llevó a cabo”, Savore expresó: “Esta historia ya la vivimos, por eso es que ellos se negaron a participar de esa reunión. Los mayoristas no quisieron reunirse porque eso es compartir o ceder rentabilidad”.

 

Para Savore, el plan está más armado para un hipermercado que para un comercio de proximidad y el problema -explicó- es que el hipermercado “solo representa el 30% de la comercialización de alimentos” en el país; el 70% restante está repartido en almacenes, autoservicios, cadenas regionales, supermercados familiares, orientales.

 

El programa lanzado por Massa, flanqueado por Kicillof e intendentes, busca ponerle un freno de mano a la inflación y generar un cambio de expectativas que tranquilice la economía. Tiene 1909 productos de alimentación, higiene personal y limpieza con precios congelados hasta abril y otros 35 mil productos que solo podrán aumentar hasta 4 por ciento en ese mismo plazo. El paquete fue negociado ante los empresarios por el propio Massa, que durante el acto en La Plata les recordó que los incumplimientos y violaciones, que van desde el no abastecimiento y la falta de señalización correcta hasta los aumentos por fuera del acuerdo, con multas de hasta $250 millones, parte de los cuales irán a parar a los municipios, que también harán su monitoreo.

 

Pero Savore expresó escepticismo y lo fundamentó con experiencias previas a partir de acuerdos realizados con el exsecretario de Comercio Roberto Felletti. “Habíamos armado una canasta de 60 productos de alta rotación, donde habíamos puesto el valor de venta y de compra en el AMBA y dividido por regiones del país. Después de lanzado el programa, terminamos fracasando siempre por lo mismo, porque los mayoristas no nos venden la mercadería. A un mes del programa, solo hemos conseguido en el AMBA 17 de los 60 productos”. Mientras, detalló que los productos de limpieza e higiene personal “vienen con subas del 10% mensual”.

 

Frente a eso, ahondó: “A los mayoristas no les ha ido mal y crecieron comprándole a las empresas importantes y vendiéndonos a nosotros, porque las empresas importantes no nos quieren vender. Hace tres años que los mayoristas rompieron el sistema comercial, porque no solo decidieron ser nuestros proveedores, sino ser nuestra competencia”.

 

El dirigente almacenero requirió “un poco más de equidad” ya que, en definitiva, “quien se va aventajar comprando el aceite barato, es el que vive cerca de un híper o tiene auto para llegar, pero el que más necesita, evidentemente está muy lejos de eso”.