17|1|2023

Sin agitar movilización, CFK esperó la condena en el Senado

05 de diciembre de 2022

05 de diciembre de 2022

La vicepresidenta escuchó el fallo en su despacho por Zoom. El cristinismo no invitó a marchar. D'Elía corrió a Larroque. 

Con una "sentencia cantada", como auguran al lado de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner esperó su probable condena en la causa Vialidad en su despacho del Senado. La exmandataria, al igual que en las anteriores jornadas de las que participó del juicio que investigó la obra pública ejecutada en Santa Cruz durante su gobierno, estuvo conectada por videoconferencia con el tribunal que la juzgó.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Si bien en las horas previas al fallo el kirchnerismo no agitó ninguna movilización en respaldo de su conductora, en el entorno de CFK no descartaban que fuera del Congreso se generara algún tipo de manifestación autoconvocada, incluso condimentada por alguna espada cristinista; un revival de la apurada marcha a Recoleta concretada luego del alegato del fiscal Diego Luciani, que derivó en el Vallas-gate que enfrentó a la vice con Horacio Rodríguez Larreta, antes del intento de magnicidio. 

 

Frente al silencio del círculo K más cercano, fue el expiquetero Luis D'Elía, que estuvo preso por la toma de una comisaría, el principal auspiciante de una marcha. "El pueblo argentino tiene que pasar por arriba de los dirigentes que no entienden qué carajo está pasando. Mañana tiene que estar el pueblo en la calle bancando a Cristina y repudiando a la Corte, a estos jueces, y repudiando el lawfare”, señaló en FM Delta el líder de Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat. Apartado del cristinismo, más cercano a Alberto Fernández en el último tiempo y enfrentado al camporismo, D'Elía se autocalifica como un ex "preso político". 

 

Con todo eso en cuenta, no llamó la atención que el dirigente social le haya saltado al cuello al secretario general de La Cámpora. "Quedate vos en tu casa, (Andrés) 'Cuervo' Larroque. Nosotros vamos a marchar”. "Tengo la impresión de que va a ser una jornada igual a la del 27 de enero de 2002, en la que hubo piquetes y cacerolazos, cuando se nos sumó buena parte de la clase media porteña. Hay tanta indignación que mañana la gente va a pasar por arriba de los dirigentes”, completó D'Elía.

 

Bastante medido comparado a anteriores intervenciones del lanzallamas Larroque, esta vez el ministro del gobernador Axel Kicillof apeló a la serenidad en la previa del fallo del Tribunal N°2. "Hay que ser prudentes y siempre elegir el mejor momento, el mejor lugar y el motivo”, consideró el dirigente cercano a Máximo Kirchner. La lectura al interior del cristinismo es, como contó Letra P, que con el Mundial copando la agenda no hay margen para una respuesta política contundente a la eventual condena. Organizada con meticulosidad, como contracara, fue la foto de apoyo masivo con el estadio Diego Armando Maradona de La Plata colmado para el Día de la Militancia.

 

Con el fin de año a la vuelta de la esquina, en el kirchnerismo apuestan a inesperados golpes políticos para contrarrestar el impacto judicial. Una fue la entrevista que, de modo sorpresivo, como indica su marca registrada, Cristina Kirchner le dio al diario Folha de San Pablo. El espejo con la situación de Luiz Inácio Lula da Silva, que salió de la cárcel para regresar al poder en Brasil, no es novedad en el universo K. La escala regional del lawfare denunciado por la vicepresidenta puede ser el eje discursivo que se viene. El Justileaks también fue fogoneado por el oficialismo, con cadena nacional incluida, en la previa de la sentencia.