05|2|2023

JxC no acuerda una estrategia para explotar eventual condena a CFK

05 de diciembre de 2022

05 de diciembre de 2022

En la coalición opositora no hay una posición común. En la Cámara alta relativizaron las versiones sobre un pedido de renuncia a CFK si es condenada. 

Si se concreta por la mañana, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene previsto aguardar la sentencia del Tribunal Oral Federal 2 en su despacho del primer piso del Senado. Los principales dirigentes del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara alta también estarán en sus oficinas, esperando conocer la sentencia, porque todavía no han definido qué posición adoptarán cuando se conozca la decisión de los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

A diferencia de la incipiente parálisis que asoma en Diputados luego de los escándalos del jueves pasado, en el Senado hay agenda para esta semana corta. El miércoles, antes del feriado largo, se reunirá la comisión de Trabajo y Previsión Social que preside Juliana Di Tullio, titular del bloque Unidad Ciudadana, uno de los dos que integran el interbloque oficialista. El gesto es político y anticipa que más allá la decisión judicial, cerca de CFK se preparan para continuar con la dinámica del cuerpo sin freno. 

 

Cuando se conozca la sentencia, la respuesta del principal conglomerado opositor en el Senado dependerá de la decisión que tomen en forma conjunta el titular del interbloque, el radical Alfredo Cornejo y los jefes de los dos principales bloques del espacio: Luis Naidenoff, de la UCR y Humberto Schiavoni del Frente PRO.

 

Ante las consultas de Letra P, en el interbloque de JxC en el Senado minimizaron la posibilidad de pedirle la renuncia a la titular del Senado, en caso de que haya una sentencia condenatoria. "Tiene fueros y eso hace abstracto cualquier pedido que hagamos en ese sentido, pero además no vamos a hacer ningún pronunciamiento hasta que no conozcamos la sentencia", confió una fuente del bloque radical. 

 

Desde la semana pasada los sectores más duros del PRO, encabezados por su titular, Patricia Bullrich, deslizaron la posibilidad de exigirle la renuncia a la vicepresidenta. Desde el mismo partido una alta fuente que antagoniza con la exministra consideró el planteo como "otra muestra de falta de seriedad". "Esa sentencia, salga lo que salga, será apelable. Por lo tanto no estará firme y no tiene sentido que nos expidamos. El problema es político: si es condenada, Cristina tendrá que explicar por qué pretende ser candidata cuando tiene una condena por defraudación del Estado, pero institucionalmente tenemos que ser serios", opinó. 

 

"Hay dificultades para tomar decisiones, pero tener una posición común sobre Cristina es, posiblemente, uno de las cuestiones más difíciles que tenemos", bromeó otro integrante del PRO para confirmar que detrás de la cautela hay un gran desacuerdo interno en la coalición opositora. Por eso algunos senadores creen que habrá un duro pronunciamiento de la Mesa Nacional de JxC que postergó sus últimas reuniones por las controversias internas. En esa conducción es donde se estarían cocinando las discusiones más duras.

 

"Hay dificultades para tomar decisiones, pero tener una posición común sobre Cristina es, posiblemente, uno de las cuestiones más difíciles que tenemos", bromeó otro integrante del PRO para confirmar que detrás de la cautela hay un gran desacuerdo interno en la coalición opositora. Por eso algunos senadores creen que habrá un duro pronunciamiento de la mesa nacional de JxC que postergó sus últimas reuniones por las controversias internas. En esa conducción es donde se estarían cocinando las discusiones más duras.

 

Ante ese panorama, los jefes parlamentarios de JxC buscarán no quedar pegados ante una eventual  virulencia discursiva de la cúpula, aunque la decisión la adoptarán Cornejo, Schiavoni y Naidenoff. Nadie habló del chubutense Ignacio Agustín Torres, que conduce un bloque aparte desde que se supo que uno de sus asesores apareció como uno de los abogados defensores de la "Banda de los Copitos", cuyos integrantes son investigados por el intento de asesinato a la titular del Senado. Desde ese escándalo, Torres se separó del bloque del macrismo y armó el bloque Cambio Federal con otras tres voluntades. Forman parte del interbloque, pero Torres no aparece en el radar de las decisiones cuando se conozca la sentencia.