20|1|2023

Presentes y remolones en la defensa pública a CFK

06 de diciembre de 2022

06 de diciembre de 2022

Luego de la condena, el oficialismo volvió a mostrarse a destiempo. Reacción K inmediata, un silencio presidencial de horas y escaso apoyo en las provincias. 

Luego de que el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 condenara a Cristina Fernández de Kirchner a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos, el Frente de Todos (FdT) volvió a mostrar una descoordinación que se esmera en disimular. Las primeras figuras en salir a repudiar el accionar de la Justicia fueron las más cercanas a la vicepresidenta, mientras que el albertismo lo hizo a cuenta gotas, las autoridades provinciales se mantuvieron en silencio y la Confederación General del Trabajo (CGT) repudió la sentencia a través de breve un comunicado. El mismo Alberto Fernández demoró su pronunciamiento tres horas y media de conocido el fallo. En la Casa Rosada apuntaron que hablaría después del mensaje de la vice  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

A la vuelta de su viaje a la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) que se desarrolló en Uruguay, Fernández aseguró estar "conmovido" y denunció que "ha sido condenada una persona inocente a quienes los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y perseguido a través de jueces complacientes a los que pasean en aviones privados y mansiones de lujo".

 

"La suerte estaba echada desde el comienzo y tan solo hizo falta un simulacro de juicio que inició uno de los jueces que disfrutó del viaje pagado por el Grupo Clarín", denunció el Jefe de Estado, en relación a la filtración de los Justileaks que evidenciaron las conexiones entre el primer juez de la causa Vialidad, Julián Ercolini, y el multimedios nacional. "Acompaño y me solidarizo con Cristina sabiendo que es víctima de una persecución absolutamente injusta. Sé de su inocencia. Todos los hombres y mujeres que amamos la democracia y el Estado de Derecho debemos ponernos a su lado", completó. 

 

"No hay dudas sobre la inocencia de @CFKArgentina, víctima de una persecución política, judicial, mediática feroz, tal como las que recibieron en su momento Perón y Evita. La sentencia no es más que un burdo intento de proscripción. #TodosConCristina". Ese fue el mensaje de Agustín Rossi a las 17.49, lo que convirtió al actual titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el primer integrante del gabinete albertista en salir en defensa de la vicepresidenta, apenas conocido el fallo condenatorio en la causa Vialidad. No fue el único. Otros ministros ya tenían el tuit de apoyo en la bandeja de borradores. 

 

"Liquidaron la Justicia", fue el reproche de Andrés Larroque, ministro bonaerense y secretario general de La Cámpora. "La condena a la vicepresidenta constituye un ataque al proceso democrático. La sentencia dictada en su contra busca cercenar los derechos políticos de la vicepresidenta y del electorado, como otra muestra más del funcionamiento del lawfare en Argentina", tuiteó el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti

 

El exgobernador de La Rioja José Luis Gioja también se manifestó a favor de la vicepresidenta a través de su cuenta de Twitter, donde publicó: "El fallo es un mamarracho que nada tiene que ver con la realidad. Los fiscales y el Director de Clarín escribieron la causa mientras tomaban mate frente al lago. No esperábamos otra cosa, si hasta se filtró la sentencia exacta. #TodosConElla".

 

El Partido Justicialista (PJ) que comanda el hijo de la vicepresidenta y diputado, Máximo Kirchner, se declaró en estado de alerta y emitió un rápido comunicado, que calificó como "una página más de la historia negra" de la justicia argentina la condena en contra de la expresidenta. "Lejos de ser el resultado de una investigación judicial imparcial, es la expresión manifiesta de un acuerdo entre sectores de la política argentina, los medios de comunicación y el Poder Judicial", aseguró el partido oficialista y agregó: "Cristina Kirchner es inocente y este juicio es parte de una estrategia política para proscribirla". 

 

Pasadas las 18.30, el canciller Santiago Cafiero -uno de los hombres más cercanos al Presidente- manifestó su rechazo al accionar de la Justicia y aseguró: "Una vez más la justicia opera para perseguir y proscribir a la compañera Cristina Kirchner. La causa es una mentira, por eso la sentencia ya estaba escrita. Como siempre, el pueblo peronista va a estar para acompañarla".

 

La secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, manifestó su solidaridad con la vicepresidenta luego de que "un tribunal federal sospechado de parcialidad, con enorme debilidad probatoria y claro desprecio a las normas que rigen el funcionamiento del Estado" dictara el fallo en su contra. "El deterioro de la justicia federal y la desconfianza sobre la decencia de sus fallos es uno de los mayores desafíos que enfrenta nuestra democracia", consideró.

 

El ministro de Economía, Sergio Massa, calificó el fallo como "insostenible" y denunció que el mismo "corta la cadena de responsabilidades en busca de impacto político y con enorme precariedad jurídica" en momentos en los que "descarnadamente se ve al desnudo el deseo de una clase dirigente dócil y amañada", con relación al Justileaks que evidenció supuestas conexiones entre algunos sectores del Poder Judicial y el PRO. "Toda mi solidaridad con Cristina", publicó.

 

Por su parte, la mayoría de las autoridades provinciales mantuvieron un largo silencio. Como relató Letra P, los gobernadores de La Rioja y Catamarca, Ricardo Quintela y Raúl Jalil respectivamente, fueron los primeros que se manifestaron en la previa en defensa de la vicepresidenta. Luego de que se conociera la condena, únicamente sus pares de Buenos Aires y Santiago del Estero, Axel Kicillof y Gerardo Zamora, retuitearon el video con el mensaje que Cristina Kirchner realizó, donde confirmó que no será "candidata a nada" en las elecciones de 2023.

 

Luego de casi dos horas de silencio, la CGT manifestó su rechazo a la condena en contra de la vicepresidenta y reiteró, como lo suele hacer en este tipo de casos, que "los actos de gobierno no son judiciables" y que "solo el pueblo a través del voto decidirá el destino de sus representantes". "Este vergonzoso veredicto se enmarca en una serie de inconsistencias jurídicas donde no se ofrece evidencia de hecho para probar delito alguno sino meras opiniones de los jueces y fiscales de la causa", agregó la central sindical más importante del país a través de un comunicado.

 

A pesar de los acercamientos que se registraron durante las últimas semanas luego de varios choques públicos, el Movimiento Evita, la organización social más cercana al presidente Fernández, tampoco emitió una posición uniforme al respecto. El diputado Leonardo Grosso, uno de sus dirigentes más reconocidos del espacio, denunció "un nuevo capítulo de los poderes fácticos de Latinoamérica queriendo proscribir a sus líderes populares" a través de una "condena pre-escrita". "El pueblo peronista no va a permitir que la historia se repita. Hoy y siempre con Cristina", manifestó a pesar de que otras figuras del espacio, como el Secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario de la Jefatura de Gabinete, Fernando Navarro, o Emilio Pérsico, no se manifestaron.