03|8|2022

Morales rema en el barro del internismo radical para reunificar los bloques

16 de febrero de 2022

16 de febrero de 2022

El presidente de la UCR habló con Lousteau. La tropa separatista que comanda De Loredo se mantiene a distancia. Santa Fe, tierra de oportunidades.

Gerardo Morales envió un mensaje a la mesa del Comité Nacional y a los jefes de los bloques de las dos cámaras del Congreso avisando que había conversado con Martín Lousteau y que, en esa charla, el jujeño y el porteño habían avanzado en el objetivo de repatriar a los 12 apóstoles de Evolución al bloque de la UCR en Diputados. Por ahora, el presidente y el vice segundo del partido no muestran apuro ni ponen plazos, pero acordaron la participación de la tropa legislativa de ese espacio en el encuentro nacional de legisladores y legisladoras que tendrá lugar este viernes en Santa Fe. Aunque la totalidad es radical, el team rebelde no había recibido invitación y tampoco figuraba en la agenda oficial. Después de la larga charla, reclamo incluido de Lousteau, Morales pidió apoyo a los distintos referentes, que compartieran esta información y que trabajaran por la unidad y por el regreso de los hijos pródigos. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La reunión se realizó en la Casa de Jujuy el martes por la tarde. Todas las fuentes consultadas buscaron quitarle dramatismo al encuentro. Sin embargo, antes de esa charla, el programa de Santa Fe anunciaba la disertación de Eduardo Levi Yeyati y Javier González Fraga en el panel económico y de Gustavo Valdés, Ricardo Gil Lavedra, Mario Negri y Alfredo Cornejo en el de Justicia. Además, estaba previsto un informe de la mesa del Comité Nacional para acordar la estrategia y el plan parlamentario 2022 y la agenda común con los demás socios de Juntos por el Cambio. En la versión del miércoles, se corrió el programa donde se leen ahora los nombres de dirigentes de Evolución y también la incorporación de mujeres: Guido Lorenzo estará en economía y Carla Carrizo y Martín Berhongaray en la mesa que discutirá el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura. Se sumaron, además, Mariana Juri y Silvia Giaccopo, mientras que Lousteau participará del cierre junto a la vicepresidenta primera, María Luisa Storani; la diputada Karina Banfi y la local Carolina Losada, que, a partir del 24, será vicepresidenta del Senado en el lugar que corresponde a la UCR y que hasta el 23 ocupará el porteño. Primó el equilibrio. 

 

El encuentro entre Morales y Lousteau ocurrió después de la vuelta de vacaciones del porteño, razón por la que no estuvo en el retiro del jueves pasado en Olivos, donde Juntos por el Cambio acordó estrategias de consenso y unidad. Hubo otra charla durante este miércoles en la que terminaron de puntear el encuentro del viernes y coincidieron en fortalecer la unidad. "Todos estamos trabajando intensamente para lograr la unificación de los bloques, que es un anhelo compartido por ambos, que cada vez se entienden mejor", contó una fuente cercana al senador porteño que calificó como "buenas" las conversaciones.

 

En diciembre habían discutido durante varios días cómo integrar la mesa del Comité Nacional. Lousteau se bajó de la pelea por la presidencia y cerró con Morales a cambio de un tercio de los lugares para Evolución, aunque se excluyó de la posibilidad de acceder a cargos a los diputados y a las diputadas que rompieron el bloque. Morales y sus negociadores fueron contundentes en su respaldo a Negri como jefe del bloque de Diputados. Siguen desconociendo al cordobés Rodrigo de Loredo como jefe de una bancada paralela, el blue de la Cámara baja. 

 

En aquellas reuniones, Lousteau comprometió la vuelta de Evolución al bloque de la UCR. El problema es que ni De Loredo ni la mayoría de sus pares de bancada aceptan la autoridad de Negri después de haberlo derrotado en la interna del año pasado en Córdoba. Negri conduce un bloque de 35 bancas y De Loredo, uno de 12. La reunificación estaba prevista para marzo, pero faltan sólo 12 días para fin de mes y no hay apuro en el Comité Nacional, donde prefieren que la vuelta sea más natural que traumática.

 

El dilema radical no es fácil de resolver. A cambio de volver, De Loredo pedía presidir el interbloque de Juntos por el Cambio, pero el PRO, con sus 50 bancas, reclama esa presidencia para Cristian Ritondo

 

La segunda cuestión es que Negri juntó más adhesiones que su coterráneo -sin sentar a todo el bloque, le reprochan- y en el radicalismo confían más en su experiencia. De Loredo, en cambio, ganó la interna con el apoyo de Patricia Bullrich y Lousteau y encabezó la lista de aspirantes a la Cámara baja, mientras que Luis Juez se impuso como senador nacional. Quedaron ambos en la pole position para 2023 tras enfrentar incluso los deseos de Mauricio Macri. El fin de semana pasado, Bullrich viajó a Córdoba, donde abrazó con la derecha a Juez y con la izquierda a De Loredo. Esta vez también se juntó con Negri, que durante 24 horas mantuvo las fotos que se sacó con la exministra de Seguridad como posteo fijado en su perfil de Twitter

 

Después de la cumbre, hubo reunión del bloque oficial vía Zoom. Negri transmitió el pedido de Morales y dijo, palabras más, palabras menos, que espera que "haya un compromiso honesto de regresar". "Tenemos que hacer esfuerzos todos. Nadie puede endilgarnos falta de colaboración, pero para bailar el tango hace falta dos", advirtió.