14|8|2022

Oficial: el Gobierno cerró el acuerdo con el Fondo, que llega al Congreso

El texto final se demoró en una paritaria por discrepancias de último momento. Oficialización y lineamientos generales conocidos. Palito a Macri a la pasada.

Después de una maratónica negociación final, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, terminaron de sellar este jueves el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, indicaron fuentes oficiales a Letra P minutos después de las 14.30. Pasadas las 15, el Gobierno dio a conocer un comunicado oficial en el que llama "fallido" al préstamo stand by tomado por el gobierno de Mauricio Macri y ratificó los líneamientos generales ya conocidos, como los plazos de repago de los desembolsos, las revisiones trimestrales, el sendero fiscal hacia el déficit cero en 2025 y la ausencia de compromisos para realizar reformas en materias previsional y laboral. También el organismo internacional hizo oficial el entendimiento con la Argentina en un mensaje publicado en su sitio oficial

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Según señalaron a este portal voceros de la Casa Rosada, el texto del entendimiento ingresaba “en breve” al Congreso, donde lo esperaban representantes del oficialismo y la oposición desde el mediodía.

 

"Luego de intensas negociaciones, el Gobierno nacional logró cerrar con el FMI un acuerdo que permitirá al país refinanciar los compromisos asumidos en el fallido programa Stand By de 2018 que presentaba vencimientos concentrados principalmente en los años 2022 y 2023", informó la administración peronista.

 

"El nuevo programa -agrega el comunicado- busca seguir generando condiciones de estabilidad necesarias para abordar los desafíos estructurales existentes y fortalecer las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo".  

 

El Gobierno explicó que "el acuerdo alcanzado se basa en lo que se conoce como Servicio Ampliado del FMI (Acuerdo de Facilidades Extendidas; EFF, por sus siglas en inglés) que incluye diez revisiones que se realizarán de manera trimestral durante dos años y medio".

 

"El primer desembolso se realizará luego de la aprobación del programa por parte del directorio del FMI. El resto de los desembolsos se hará luego de completarse cada revisión", agregó y precisó que "el período de repago de cada desembolso es de 10 años, con un período de gracia de 4 años y medio, lo que implica comenzar a pagar la deuda a partir de 2026 y hasta 2034". 

 

"Hay coincidencia en que la inflación es un fenómeno multicausal -siendo uno de los principales desafíos de la política macroeconómica- que debe ser abordado desde un enfoque integral", señala el comunicado y añade que "la condición necesaria para consolidar la desinflación es mantener un proceso de acumulación de reservas que le otorgará al Estado mayor autonomía en la ejecución de políticas públicas. El programa -destaca la comunicación- refuerza el compromiso de estabilidad cambiaria, descartando movimientos bruscos y estableciendo que la administración cambiaria buscará asegurar la compatibilidad a mediano plazo del tipo de cambio real con el objetivo de acumulación de reservas".

 

 

En materia de déficit, ratifica el sendero ya conocido hacia el equilibrio en 2025. “Hemos desarrollado una estrategia de consolidación fiscal plurianual con el objetivo de lograr un déficit primario del 2,5% del PIB en 2022, cayendo al 1,9% del PIB en 2023 y al 0,9% del PIB para el 2024”, define uno de los Memorándum", precisó el Gobierno.

 

El otro punto que genera controversias y, fundamentalmente, al interior de la alianza gobernante, es el riesgo de que el Fondo impusiera reformas que implicaran perjuicios para las clases pasiva y trabajadora. En ese sentido, el comunicado oficial insiste en descartarlas de plano. "El acuerdo con el FMI no prevé ninguna reforma previsional, por el contrario, se prevé continuar con la mejora de los haberes mediante la aplicación de la fórmula de movilidad jubilatoria establecida en la Ley 27.609", indica.

 

Tarifas

En materia tarifaria, el Gobierno confirmó los anuncios que había hecho por la mañana de este jueves a través de la portavoces de presidencia, Gabriela Cerruti

 

En ese sentido, detalló: "La segmentación para el bienio 2022-2023 contempla tres niveles, conforme los parámetros que determine el Poder Ejecutivo nacional en el marco de su competencia según el servicio público de que se trate: a) usuarios que dejarán de ser beneficiarios de subsidio al consumo 3 energético en función de su plena capacidad de pago; b) usuarios beneficiarios de la tarifa social, para quienes el incremento total en su factura para cada año calendario será equivalente al 40% del CVS del año anterior, c) para el resto de los usuarios el incremento total en la factura para cada año calendario será equivalente al 80% del CVS correspondiente al año anterior. Durante los años 2022 y 2023 no podrán contemplarse otros incrementos por encima de los aumentos previstos, para las categorías de segmentación de usuarios b) y c). Para el año 2022 se incluirán para el cálculo, los incrementos aplicados durante todo el año calendario". 

 

La maratón y la demora

Se habían hecho las 12 en el Salón de Honor del Congreso, en la cumbre dispuesta para conformar la agenda de la semana que viene para el tratamiento del proyecto, pero el texto se demoraba. En su conferencia matutina, Cerruti había deslizado que su envío estaría demorado "unas horas".

 

"Estamos escribiendo el final, peleando cada palabra", habían marcado el cuadro de situación fuentes de la Casa Rosada. Evitaron mencionar el cisne negro que estaría trabando el pulido, si bien trascendió una supuesta "cláusula política" sin identificar que Alberto Fernández habría vetado de madrugada. En el Gobierno minimizan el traspié en el sprint final. Sucede que la propia Cerruti prendió el humo blanco con respecto a lo que se pensaba que sería el principal escollo a resolver: el esquema tarifario. 

 

Con un hermético silencio del cristinismo, por lo pronto, en el Congreso habían esperado el ingreso del texto por mesa de entradas. En la cumbre en Diputados, la Cámara por donde se acordó su llegada, su titular, Sergio Massa, y los jefes de los distintos bloques sellaron un cronograma tentativo para debatirlo, aún sin haber visto la letra final. El objetivo es discutirlo en el recinto el próximo jueves.  

 

En principio, Guzmán y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, disertarían el lunes. Martes y miércoles quedan reservados para su debate en la Comisión de Presupuesto, con el esbozo de un listado de invitados que, a pedido del jefe de la bancada oficial, Germán Martínez, se anotó como borrador el de exfuncionarios macristas que solicitaron el cuestionado préstamo stand by al Fondo. Como contó Letra P, el exministro cambiemista Nicolás Dujovne es el primero del listado.