05|7|2022

La UCR santafesina logró foto de unidad y se envalentona

29 de abril de 2022

29 de abril de 2022

Felipe Michlig asumió la conducción en la provincia y juntó a toda la oposición al peronismo. Padrinos nacionales, souvenirs y vuvuzelas.

El senador provincial Felipe Michlig, de la tribu Nuevo Espacio Organizado (NEO), fue oficializado como presidente del Comité de la Unión Cívica Radical de Santa Fe, en un acto político multitudiario en la capital provincial diseñado para posicionar al radicalismo como fuerza articuladora de un gran frente opositor y lista para liderarlo. Los anfitriones exhibieron su propia unidad y endulzaron a todas las y los invitados, integrantes de diez espacios políticos no peronistas, con elogios y un souvenir: el libro "Fundamentos de la República Democrática. Curso de la Teoría del Estado" del expresidente Raúl Alfonsin.

 

Hacia dentro de la UCR el acto fue constitutivo, tras internas difíciles el año pasado. Hubo mea culpa y frases reiteradas sobre la importancia de dejar atrás vanidades para construir un espacio que pueda liderar un frente político y electoral. Y es que los correligionarios sacan cuentas: “El año próximo se cumplen 60 años de que asumió Aldo Tessio como gobernador, por supuesto que lo que aspiramos para la provincia es volver a tener un gobierno radical”, proyectó Michlig.

 

En su tercer mandato en la conducción del radicalismo local, Michlig reemplazó al exvicegobernador Carlos Fascendini, también del espacio NEO. La renovación de autoridades quedó en familia y fortaleció al sector que también conduce el diputado provincial Maximiliano Pullaro, que ya adelantó que quiere competir por la gobernación. Con un sweater color coral, el exministro de seguridad se destacaba entre trajes grises y camisas y saludaba a la militancia, que le respondía con ovación. Pero para avanzar, necesitan un acuerdo programático con otros espacios opositores, y con ese objetivo, la convocatoria ayer fue amplia y amigable. Participaron figuras del PS, del PRO, de Creo (el espacio del intendente de Rosario, Pablo Javkin), el PDP, Gen, la Coalición Cívica, del partido UNO y la UCDe. Desde el escenario, la proclama apuntó a generar consensos, recuperar confianzas, recomponer lazos debilitados, pero con un despliegue que dejó un mensaje claro: la UCR quiere conducir esa coalición.

 

Figuras de relevancia nacional como el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdez, y el senador Martín Lousteau estuvieron presentes en el mitín y adelantaron la estrategia para expandirse: la clave es mostrarse como una fuerza con representación territorial, dispuesta al armado de coaliciones amplias, pero por sobre todo con capacidad de gestionar. “Esto que está pasando acá es extraordinario y genera expectativa. Fue fruto de un partido que eligió abrirse. Disputar las PASO hizo que hoy podamos compartir la Cámara alta con Dionisio Scarpin y Carolina Losada. Hacía mucho que la UCR no tenía esa potencia en Santa Fe. ¡Adelante radicales!”, exclamó Lousteau.

 

Emociones y vuvuzelas

En el coqueto espacio Salones del Puerto, entre dirigencia y militancia, los organizadores calcularon que hubo 800 personas. Con banderas rojiblancas suspendidas del cielo raso y con algo de ruido y arenga a cargo de un grupo de jóvenes con remeras blancas y la inscripción San Cristóbal en rojo que hacían sonar vuvuzelas, el acto fue lo más parecido a un mitín radical prepandemia. Al momento de subir al escenario, Michlig se mostró muy emocionado: “Fui presidente de este Comité por primera vez con 40 años, presidente comunal de mi pueblo a los 22 y senador a los 36”, contó y la voz se le quebró. Se recompuso y empezó con los agradecimientos: “A José Corral, exintendente de Santa Fe, Pablo Javkin, intendente de Rosario, a Juliancito, que me hace renegar mucho”, dijo sobre el diputado Julián Galdeano, y generó risas y describió a Pullaro como “casi un hijo”. También agradeció la presencia del histórico operador de la UCR Enrque “Coti” Nosiglia, que estaba sentado al lado del diputado Mario Barletta, recordó al exgobernador socialista Miguel Lifschitz y arengó: “de este ámbito surgirá la futura o el futuro gobernador de Santa Fe”, y empezaron los cánticos: “Volveremos, volveremos a ser gobierno como en el '83”.

 

Amigos, pero con un camino por recorrer

La alta concurrencia al convite mostró que la posibilidad de reunir a la oposición es real: “No quiero usar la palabra frente”, bromeó Fascendini al plantear la creación de una “nueva oportunidad política”, pero lo cierto es que tenía figuras influyentes de todo el no peronismo escuchándolo en primera fila. La UCR jugó de local y la foto amplia se logró. Sin embargo, entre abrazos, saludos y sin correrse del cuadro, el exgobernador socialista Antonio Bonfatti reafirmó que el partido de la rosa todavía no tiene listas esas definiciones: “Venimos a acompañar a amigos con quienes hace 27 años que transitamos un camino. El socialismo históricamente ha sido frentista, pero es un camino que hay que recorrer, hay que tener un proyecto político común, no puede ser un rejunte que no sirva para nada”.

 

 

 

Milei, la grieta

Tras la reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, la discusión sobre cuántos y con quién ampliar se sintió en Santa Fe. Mientras que Lousteau y Vadez dejaron en claro que no están dispuestos a ceder a la posibilidad de sumar al diputado nacional Javier Milei al espacio, el libertario sí es una opción que están dispuestos a contemplar desde el PRO local. Fue Cristian Cuhna, presidente del PRO Santa Fe quien marcó la diferencia: “Milei es una figura a quien la gente está mirando, nunca hay que estar cerrados a ampliarse y hay que escuchar propuestas. El único límite es el kirchnerismo y el populismo”