21|11|2022

El trébol de cuatro consejos de Raffo para el PRO

24 de mayo de 2022

24 de mayo de 2022

El gurú de comunicación política cree que el partido amarillo debe recuperar su identidad para contrarrestar el factor Milei. Las propuestas y la interna. 

La leyendas gaélicas suelen repetir lo inusual que es encontrar un trébol de cuatro hojas. Su significado está vinculado directamente a la buena fortuna y hasta tiene su explicación religiosa. Fue una de las flores que se llevó Eva cuando Dios la echó del Edén. A partir de ese hecho se dice que además de la suerte representa la fe, la esperanza y el amor. Todos conceptos que la comunicación política busca transmitir y que, no por nada, tienen correlación con los cuatro consejos que el consultor Guillermo Raffo dejó a las figuras del PRO durante el encuentro que compartieron la semana pasada.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La vinculación de Raffo con el PRO llegó de la mano del expresidente Mauricio Macri, con quien comenzó a tener contacto hace semanas. En las charlas iniciales el consultor político le remarcó cuatro cuestiones que consideró que tenía que corregir el PRO en el corto plazo de cara a los comicios del próximo año. ¿Cuál era cada hoja de ese trébol? La necesidad de recuperar la identidad, de combatir la antipolítica con muestras de cambio, de alejarse del statu quo y de vincularse con la sociedad desde otro lado, uno más humano. El exmandatario quedó sorprendido y consideró que esas ideas debían ser expuestas ante toda la plana del PRO.

 

Con mucha resistencia inicial, porque no estaban convencidos de sus argumentos, la titular del partido, Patricia Bullrich; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; los diputados Cristian Ritondo, Federico Angelini y Diego Santilli, la diputada María Eugenia Vidal, el senador Humberto Schiavoni; el exlegislador Federico Pinedo; el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, y el exsecretario General, Fernando De Andreis escucharon las propuestas de Raffo. 

 

Cuando terminó el cónclave, los presentes pasaron de la desconfianza a la aceptación; sin hacer mayores análisis coincidieron en que algunos conceptos debían comenzar a ser aplicados, al menos, en parte.

 

El encuentro, que en principio iba a durar poco más de una hora y se extendió a casi tres, tuvo en el centro de la escena al diputado de ultraderecha Javier Milei. Raffo comparó al economista con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y dio una serie de tips para "frenar" el avance del legislador. En este sentido, consideró que el PRO debe darle soluciones a la sociedad con ideas que provengan de la misma política y debe mostrarse más disruptivo. El concepto de pensar por fuera de la caja fue algo que repitió en varias ocasiones.

 

Para reforzar ese concepto, el consultor puso como ejemplo un jarrón roto: “Cuando se rompe, hay que juntar todas las piezas y pegarlas. El jarrón estará arreglado, pero las piezas no quedarán en el lugar original. El jarrón seguirá siendo el mismo, pero con sus partes en lugares diferentes”.

 

Asimismo, Raffo puso el foco en otra cuestión troncal que debate el partido: las diferencias entre el sector moderado y el duro. En este punto, se refirió a la nueva ley de alquileres que se debate en el Congreso y dijo: “Si creemos que es mala, no negociemos cambios. Se vota en contra y listo”.

 

En otro pasaje de su exposición, recalcó la importancia de que el partido amarillo "se diferencie del kirchnerismo y el radicalismo" en las cuestiones cotidianas. El objetivo final siempre es el mismo: adecuarse a lo que la sociedad necesita para volver a ser visto como una opción de cambio. “Representar la esperanza” y ser “considerados como una opción de cambio” fueron los ejes temáticos de la charla de Raffo ante la dirigencia macrista.