26|11|2022

Perotti le pica el boleto al Frente de Todos y analiza otros caminos para 2023

12 de junio de 2022

12 de junio de 2022

El frentetodismo, una mochila cada vez más pesada para el gobernador. Sellos suplentes, en las gateras. Interior versus Buenos Aires. 

ROSARIO (Corresponsalía) El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, no quiere quedar atado a la interna que come las entrañas del Frente de Todos (FdT). “Nos lleva puestos a todos”, lee dirigente de su círculo de confianza. Por ese motivo, el perottismo maneja, como una alternativa para 2023, reformular la coalición oficialista y hasta competir bajo la tutela de otro sello ¿Chau al frentetodismo en la Bota?

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Para el sector que rodea al rafaelino, prima la inmadurez en Buenos Aires, en la dirigencia que se concentra en el AMBA y relega las demandas del interior del país. El dardo no solo apunta al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, es más grueso aun. Para una provincia como Santa Fe, el peronismo necesita vestirse de blanco límpido y mostrarse ordenado; como para que haber vuelto a gobernar el terruño tras 12 años de socialismo no haya sido en vano.

 

El FdT, está a la vista, no está a la altura de esas necesidades. Cuando Perotti y su tropa se alían al campo y se suben al tractor de un evento como Agroactiva como si la muestra fuera propia, el gobierno nacional juega con aplicarle retenciones al productor agro. Una medida semejante es leída como un tiro en el pie por el perottismo. O Hacemos, sé igual.

 

En momentos como ese, el Mundo Rafaela entiende que el FdT le juega en contra y se convierte en una mochila muy pesada de sostener. De cara a 2023, a nadie le gusta el llano. Hay que sobrevivir, también en política.

 

Por ese motivo y aun cuando el tablero no está acomodado, el perottismo piensa en reformular el frente de gobierno y aplicarle al armado características más provinciales. Escindirse del papelón nacional. Si la estrategia de la comandancia del FdT será nacionalizar el año electoral, no cuenten con Perotti. “Te aseguro que el año que viene no se llama Todos, está agotado”, cancela un perottista paladar negro.

 

El pensamiento no es descabellado, para nada. Está en sintonía con lo que le dijo el diputado Leandro Busatto esta semana a Letra P. “Para 2023, el FdT quizás ya no sirva”, advirtió quien pretende ser candidato a gobernador. El legislador, además, abreva por ampliar las fronteras del frentetodismo y correrlo hacia la centroizquierda.

 

En esa también anda el perottismo. Ampliar, pero no necesariamente hacia la izquierda, claro. Hacemos relojea a espacios independientes del interior de la provincia, partidos vecinalistas que compiten a nivel local y que en la torta pueden influir de alguna manera.

 

Cabe recordar que, en 2019, Perotti ingresó a la Casa Gris de la mano de Juntos, un frente provincial de 14 partidos. Luego se creó el FdT nacional, pero, para la competencia 2021, el rafaelino ordenó ir a la cancha bajo la sigla Hacemos Santa Fe. Sea Juntos o Hacemos, el armado provincial tiene un anclaje listo para ser usado.

 

No es nueva la distancia entre Perotti y la Casa Rosada. Con Cristina es distinto: con ella, el gobernador mantiene un acuerdo que efectiviza el diputado camporista Marcos Cleri, pero con el Presidente y sus medidas de gobierno, el rafaelino tiene un campo, casi hectárea, de diferencia. Ejemplo: Perotti le avisó a Fernández hace dos meses que se aproximaba una crisis por el faltante de gasoil. Buenos Aires no escuchó, no tomó cartas en el asunto y las consecuencias las pagará toda la coalición; la que reside en el AMBA, pero también la del interior. Así no hay FdT que aguante.