02|8|2022

Volver a 2015: el PRO se entusiasma con el “modelo viejo” del Frente de Todos

20 de junio de 2022

20 de junio de 2022

Afirma que el oficialismo no tiene nada nuevo para ofrecer y destaca el regreso de Scioli, que “ya perdió”. El apellido Kirchner, un adversario conveniente.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) A la oposición parece no preocuparle el entusiasmo que generan en parte del Frente de Todos (FdT) la centralidad que tomó nuevamente Daniel Scioli, quien cosecha consensos entre tribus oficialistas, y la conducción bonaerense de Máximo Kichner, quien logró alinear a la tropa en un acto en el PJ bonaerense cargado de simbolismos electorales. En Propuesta Republicana (PRO) creen que el exgobernador de Buenos Aires devenido ministro remite a un “modelo político viejo”, al que ya vencieron en 2015, mientras que piensan que pueden capitalizar la grieta que propone el líder de La Cámpora. “No tienen nada nuevo para ofrecer”, repiten en los campamentos amarillos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Para el diputado provincial Sergio Siciliano, la asunción de Scioli como flamante ministro de Desarrollo Productivo “demuestra la desesperación que tiene el Frente de Todos por encontrar un nuevo relato y una nueva posibilidad de tener un frente competitivo para la elección”. Lo que “llama la atención” en el campamento del candidato a gobernador Cristian Ritondo al que reporta el legislador, es que hayan ido a buscar a “una persona que fracasó e hizo perderle al peronismo la provincia de Buenos Aires después de 28 años”.

 

“La sociedad ya le dijo que no a presidir los destinos de la nación. Son esos manotazos de ahogado que están haciendo en este último tiempo por falta de conducción y gobernabilidad”, aprovechó para criticar a la coalición gobernante que encabeza Alberto Fernández.

 

En el mismo sentido se expresó el senador bonaerense Juan Pablo Allan, quien remarcó que el gobierno de Fernández “apela a un refrito porque nadie nuevo y prestigioso quiere asumir en esa profunda crisis por la que atraviesa el oficialismo”, y, en diálogo con Letra P, ejemplificó también con las incorporaciones al gabinete de Aníbal Fernández en el Ministerio de Seguridad y Agustín Rossi en la Agencia Federal de Investigaciones (AFI). “Da la impresión que no tiene nada nuevo para ofrecer en materia de políticas públicas y tampoco de quienes las tienen que llevar adelante”, agregó el dirigente provincial que responde a Patricia Bullrich, integrante del cuarteto que el PRO presenta para pelear por la presidencia.

 

Otras fuentes del partido que fundó Mauricio Macri consultadas por este medio se refirieron también a los movimientos políticos del hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández, al asegurar que la centralidad que tomó los beneficia en lo electoral. Creen más sencillo contrastar con el kirchnerismo -y en lo posible contra el apellido Kirchner- que contra el justicialismo tradicional, sobre el cual avanzan para seducir a díscolos a través de Hacemos Juntos o el Peronismo Federal. “La institucionalización que están ensayando y las mesas en las que están todos van a fracasar porque la que conduce la estrategia es Cristina. No hay nadie en el oficialismo que tenga sus votos, entonces, siempre van a tener una política de grieta y de tensiones internas”, sostienen.

 

¿El reacomodamiento del peronismo en Buenos Aires y el desembarco de Scioli alteran la estrategia del partido amarillo? No. La respuesta es la misma sin importar a qué tribu amarilla pertenezca el interlocutor. Y si en algo puede variar la estrategia, el cambio tiene que ver con la dinámica interna y no con factores externos. El regreso de Macri es el dato sobresaliente en ese sentido: volvió para ocupar la centralidad y alteró la interna.