20|6|2022

Cristina pidió "usar la lapicera" para frenar "el festival de importaciones"

20 de junio de 2022

20 de junio de 2022

Rodeada de la tropa kirchnerista, la vicepresidenta se refirió a la fuga de dólares y apuntó contra el BCRA, el Ministerio de Producción, la AFIP y la Aduana. 

Tras la polémica salida de Matías Kulfas del Gabinete, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reapareció públicamente este lunes con un duro discurso en el plenario de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) en Avellaneda y, tal como lo anticipó Letra P, se refirió a las dos problemáticas económicas que más le preocupa: la sangría de reservas del Banco Central y la inflación, que impacta especialmente al poder adquisitivo de la clase trabajadora. Ante la militancia, advirtió que hay un "festival de importaciones" que se debe "controlar y administrar" desde el Gobierno y, sin nombrarlo, volvió a pedirle al presidente Alberto Fernández que "use la lapicera" para revertir esa situación.

 

"Esta inflación única en el mundo, por el déficit fiscal no es", resaltó la expresidenta, que señaló también que la alta inflación tampoco es por la "oferta y la demanda" ni por la "presión tributaria". "Argentina es el tercer país más evasor del mundo. Y también en formación de activos externos. No nos faltan dólares. Los dólares están afuera. La economía argentina produce dólares que se evaden", analizó ante la tropa kirchnerista.

 

Al hablar de los empresarios y sus ganancias, la vicepresidenta aseguró que no iba a dar nombres porque sino después la acusaban de "no querer" a uno u otro y cuestionó el trató que le da el Gobierno a los empresarios. "Que se sienten a discutir, no hay que agacharles la cabeza, hay que discutir", subrayó la vicepresidenta y consideró que esas cosas "son usar la lapicera", frase que había utilizado en el último acto que compartió con el jefe de Estado por el aniversario de YPF. 

 

"Los mismos que van a la televisión a decir que el Estado es el culpable de todo lo malo que nos pasa, nos dicen que la inflación la produce el déficit fiscal". Siguiendo esta línea, sentenció: "El déficit fiscal no es el problema. La oferta y la demanda, tampoco".

 

La expresidenta resumió que los principales problemas del país son "la escasez de dólares y la economía bimonetaria". "Producimos dólares que se van. Debemos pensar cómo articular Banco Central, el Ministerio de la Producción, AFIP, Aduana", apuntó y dijo que frenar el “festival de importaciones” también es “usar la lapicera”.

 

A la vez, volvió a apuntar contra la Justicia y sostuvo que en las exportaciones aparecieron "los jueces y los fiscales con 6.500 expedientes judiciales con amparos". "Esos jueces no van con la doctrina Rosenkrantz, porque donde hay una necesidad de dólares, ahí habrá jueces y fiscales para darles dólares", enfatizó.

 

“Entre enero de 2021 y marzo de 2022, salieron 1847 millones de dólares de importaciones autorizadas por jueces y fiscales con amparos. Donde hay una necesidad de dólares ahí habrá un juez y un fiscal para darles dólares a los importadores. El tema es si las necesidades son del pueblo no hay derecho, no hay justicia, no hay fiscal y no hay jueces. Si la necesidad es de los poderosos hay. Esto es hoy el partido judicial, hoy no hay más poder judicial, hay partido judicial que ha tomado partido”, señaló.

 

En duros términos, volvió a apuntar contra Techint por pedir dólares para los insumos para gasoducto Néstor Kirchner. "Si tenés una empresa multinacional de la magnitud de Techint, si aparte tenés la posiblidad de hablar con sus directivos, pedile que los 200 millones de dolares que le tienen que pagar a su subsidiario en Brasil la financien ellos o pidan un crédito en Brasil y entonces no tengo que darle 200 millones de dolares a 127 pesos el dólar para que me importe", indicó.

 

En otro tramo de su discurso, la exmandataria se refirió a la interna de la coalición gobernante y aseguró que “la unidad del Frente de Todos nunca estuvo ni estará en discusión”. “No olvidemos de dónde venimos y por qué ganamos. Y no lo hagamos únicamente por ganar las elecciones. Ganar las elecciones para no cambiar nada, mejor quedarse en la casa”, dijo en tono electoral.

 

Día de la Bandera

Al inicio de alocución, la vicepresidenta recordó que Manuel Belgrano es su "prócer preferido" y se declaró "fanática de la Historia". "Desconfío de quienes no les gusta mirar el pasado, será que no les gustan las cosas que hicieron en el pasado... Yo no tengo problemas con el pasado, con el mío y el del peronismo", dijo la vicepresidenta durante el acto, donde no estuvo presente Alberto Fernández, quien más temprano en el Centro Cultural Kirchner pidió mirar hacia el futuro.

 

"No se puede actuar en el presente sin el conocimiento del pasado y sin la imaginación y la estrategia del futuro. De eso se trata la militancia, la construcción y la estrategia política", agregó la exmandataria.

 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y su par de Quilmes, Mayra Mendoza; los sindicalistas Pablo Moyano (camioneros) y Sergio Palazzo (bancarios); los funcionarios provinciales Andrés Larroque y Daniel Gollan y el senador nacional Mariano Recalde, entre otros, escucharon en las primeras filas las palabras de la exmandataria.