21|6|2022

Por qué Macri y Larreta pegarán el faltazo a la cumbre de JxC en Córdoba

21 de junio de 2022

21 de junio de 2022

El expresidente y el alcalde no estarán en Río Cuarto para presentar otro capítulo del plan de gobierno opositor. Una foto que pierde protagonistas. 

La lógica que impera en la cabeza de Mauricio Macri hace tiempo es la que él es el único dirigente con votos a nivel nacional, que su centralidad se encuentra intacta y por esos motivos tienen que ser un actor de peso en todas las decisiones de Juntos por el Cambio (Jxc). Siempre con el misterio de sí será o no candidato en 2023, el expresidente tiene en claro que estas decisiones reafirmar su perfil de “gran elector” dentro del conglomerado opositor. Por eso, no viajará este viernes a Río Cuarto, Córdoba, para la reunión de la mesa nacional de la coalición. Una ausencia, como una foto, vale más que mil palabras.  

 

El encuentro en territorio mediterráneo, escenario en el que presentarán el armado de una hoja de ruta para elaborar planes de gobierno centrados en la producción, no será el primer faltazo de Macri: confirmado a Letra P desde el entorno del exmandatario, serás su segundo faltazo a este tipo de eventos. 

 

En rigor, las razones para dejar la silla vacía son dos pero que se complementan entre sí. La primera tiene que ver con que Macri siempre rechazó la idea de estas cumbres . “Sólo fue a las que consideró que son vitales”, respondieron cerca del expresidente ante la consulta de este medio. La otra es bien política: “Para ponerlo en palabras simples, Mauricio se ve como el presidente de JxC y cree que cualquiera que sea el CEO para lo que viene  debe contar con su visto bueno”, explicó uno de los dirigentes del PRO más cercano al expresidente. Desde ese punto de vista, este tipo de encuentros prefiere verlos desde afuera. 

 

Igual, Macri desde hace días meditaba la decisión de ir o no. Sobre todo ante la posibilidad de que se tome como una decisión que ponga en riesgo la unidad dentro de JxC. Al final del día, consideró que su ausencia no generaría un clima de “conflicto”. Tal como viene haciendo desde hace semanas, en las últimas horas repite en privado que el titular de la Unión Cívica Radical (UCR) y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Facundo Manes, son quienes más tensan la cuerda contra la unidad.

 

En la UCR la noticia generó sorpresa porque casi todos los referentes tenían entendido que el expresidente acudiría a la cita no sólo por el contexto que transita JxC sino porque Córdoba es una de las provincias en donde mayores índices de popularidad goza: no por nada llegaron a bautizarla como “Macrilandia”. Con el faltazo confirmado, ni siquiera los radicales más enfrentados con el expresidente quisieron opinar. Días antes, cuando  era apenas una posibilidad, llegaron a decir en estricto off que su eventual ausencia volvía innecesario el encuentro.

 

Más allá de la razón formal de la presentación del nuevo capítulo del plan de gobierno, se buscaba con su presencia obtener una foto de unidad de JxC con todos sus actores y actrices principales. Se imaginaba que Córdoba podría realizar el milagro de un reencuentro entre Macri y Morales, luego de que el gobernador de Jujuy saliera con los tapones de punta a criticar al expresidente por sus críticas hacia Hipólito Yrigoyen

 

Otra ausencia

La decisión de Macri es mirada, sobre todo, muy de cerca en Uspallata, donde Horacio Rodríguez Larreta.  Al igual que Macri, lo más probable es que siga sus pasos y tampoco esté en Córdoba. El alcalde porteño tiene un viaje programado a Israel, destino del que acaba de regresar el exvicejefe y diputado nacional Diego Santilli recientemente. Lo único que puede bajarlo del avión es el contexto en ese país, después que el lunes su Primer Ministro, Naftali Bennett, anunciara su intención de disolver el Parlamento y convocar a elecciones anticipadas.

 

Igual, Larreta esta semana tiene agendada una visita al interior: le dará un doble espaldarazo a la labor de la Fundación Pensar. Este miércoles viajará a Salta para el encuentro regional que organizó el titular del think tank, Franco Moccia, a quien busca respaldar con su viaje. El actual director del Banco Ciudad, uno de los dirigentes de mayor confianza del jefe de Gobierno, entre 2015 y 2019 estuvo a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano, que era el encargado de todas las obras de infraestructura. Desatada la pandemia del covid-19, Larreta le encomendó a Moccia las gestiones para sondear las posibilidades de que la Ciudad comprar sus propias vacunas.

 

La presencia de Larreta en Salta, por otra parte, evidencia su decisión de mostrarse en cada uno de los escenarios en donde se aglutinen varios dirigentes del PRO, para seguir nacionalizando su figura. Consciente de su disputa preelectoral con la titular del partido Patricia Bullrich, que agendó una gira en el interior, el alcalde evita perderse cuanta invitación le envíen desde un territorio. Río Cuarto sería una excepción.