21|6|2022

El pichón de halcón que empolla Bullrich para la Ciudad

21 de junio de 2022

21 de junio de 2022

Es el hombre de confianza y jefe de campaña de la presidenta del PRO. Los proyectos y la trayectoria del legislador porteño. La seguridad, en la agenda.  

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, recorre el país e infla las posibilidades de desarrollo de su candidatura presidencial, pero no deja de mirar lo que pasa en la Ciudad de Buenos Aires, donde está dispuesta a entrar en la discusión para la sucesión del actual jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En la cabeza tiene dos nombres, que integran su mesa chica y son de su máxima confianza: Waldo Wolff y Juan Pablo Arenaza. De los dos, el legislador porteño y virtual jefe de campaña esta un paso adelante. 

 

Arenaza, de 49 años, tiene una relación de estrecha con la exministra de Seguridad y de suma confianza, que comenzó hace 20 años cuando ingresó a la política de su mano. En 2003, el legislador ayudó a la construcción del partido Unión Por Todos, que lideró Bullrich. Desde entonces, participó activamente en la campaña de la líder del PRO a jefa de Gobierno en 2003. Dos años más tarde, la acompañó -sin éxito- en su aventura para ingresar como diputada nacional. Recién en 2007 y en alianza con la Coalición Cívica, la jefa del partido amarillo pudo ingresar a la Cámara de Diputados por el distrito porteño. Entre 2007 y 2009, Arenaza se desempeñó como su Jefe de Asesores.

 

En las elecciones legislativas de 2009, el licenciado en Ciencia Política y hombre de confianza de Bullrich ocupó el segundo lugar en la lista porteña del Acuerdo Cívico y Social. Ese fue el ingreso a la Legislatura porteña 

 

La seguridad es una de sus temáticas de cabecera, una inquietud que comparte con su jefa política. De hecho, en el Parlamento porteño pudo volcar proyectos sobre la problemática, además de desempeñarse como vicepresidente de la Comisión de Seguridad. También integró las comisiones de Ecología, Descentralización, Legislación Laboral, y Turismo y Deporte.

 

Arenaza siguió los pasos de Bullrich en todo momento y, de hecho, en la elección presidencial de 2015 fue designado como jefe de campaña de la entonces diputada, quien logró ser reelecta por un período más. Paralelamente, el legislador porteño logró renovar su banca en la Legislatura y cuando cumplió dos mandatos se mudó al Ejecutivo porteño en 2017. Allí, se calzó el traje de Subsecretario de Participación Ciudadana en Seguridad en el Ministerio de Justicia y Seguridad. Desde ese lugar, fortaleció su vínculo con vecinos, organizando reuniones que encabezó el actual jefe de Gobierno.

 

En 2019, Arenaza integró la lista de Juntos por el Cambio para la Legislatura por pedido de la propia exministra de Seguridad. “Falta mucho para 2023, no es tiempo de discutir candidaturas”, recita como mantra, pero sabe que su futuro estará atado a lo que decida su jefa. 

 

En diálogo con Letra P, no descarta competir en una interna amarilla para llevar adelante las ideas de Bullrich: “Siempre hice política acá y voy a acompañar a Patricia si decide ser candidata. Puedo estar en la discusión para la jefatura de Gobierno, también puede estar Waldo Wolff”. Reconoce que la Ciudad es su “ámbito natural para hacer política" y cuenta que está trabajando en "las secuelas que trajo la pandemia en el sector productivo" "Hay que apoyar a esos sectores y hay que hacer foco en la desregulacion: hay comercios de trece metros cuadrados que tienen ocho inspecciones. Y hay que bajar la carga impositiva, de manera rápida, no podemos tener este nivel de impuestos”, señala.

 

En medio de un escenario político y económico complejo, Arenaza observa que “a diferencia de otras crisis económicas y sociales, la gente que está económicamente bien se está yendo del país porque está cansada psicológicamente de un gobierno que un día dice una cosa, otro día algo distinto". Asimismo, cree que JxC generó "una llama muy chiquita, hay expectativa", pero advierte que la sociedad tampoco está "muy entusiasmada" con el espacio. "Hay que acompañar a la gente, ser cuidadosos y no hablar de candidaturas”, afirma.

 

La experiencia de Cambiemos también es puesta bajo la lupa por el exfuncionario: “Quizás el error de 2015 a 2019 fue crear una expectativa muy alta y pensar que todo se solucionaba en cuatro años, cuando hay problemas muy profundos. No le explicamos a la gente todo lo que pasaba y el próximo gobierno tiene que ser muy claro con la gente. Esto se soluciona a largo plazo”.

 

En cuanto a sus propuestas, Arenaza considera fundamental “modernizar el sistema laboral y de impuestos" y destaca la necesidad de "trabajar para que haya empleo" porque "el plan de vida no puede ser el plan social”.