17|9|2022

El antirrosca Kicillof suma política a su gestión para alambrar Buenos Aires

28 de junio de 2022

28 de junio de 2022

El gobernador retoca su hoja de ruta: asado con intendentes y visita a PJ distrital herido en interna. Al reparo de CFK y a prudente distancia de la balacera.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Subido a un raid de recorridas por la provincia, Axel Kicillof repite como un mantra que está concentrado en la gestión y que, especialmente este año, esa es su prioridad. Sin embargo, en medio de la interna del Frente de Todos (FdT) y la estrategia de alambrar Buenos Aires, el gobernador tuerce un poco su andar y suma política: visitas a PJ locales, charlas y asado con intendentes y mateadas callejeras forman parte del combo incorporado a su agenda para contener a la tropa bonaerense mientras se oyen las detonaciones en lo más alto de la coalición oficialista.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Una fuente con acceso al principal despacho de la gobernación reafirma que Kicillof está concentrado básicamente en la gestión, recorriendo con una agenda bien cargada diferentes municipios de la provincia con obras, entrega de escrituras y de patrulleros y presentación de programas, pero reconoce que en las últimas semanas hubo un cambio en el accionar habitual del mandatario ajeno a la rosca.

 

Son moneda corriente las reuniones personales y privadas con intendentes e intendentas del FdT. Las últimas fueron con la jefa comunal de Moreno y representante del Movimiento Evita, Mariel Fernández, y con los intendentes Hernán Ralinqueo (25 de Mayo) y Jorge Paredi (Mar Chiquita), durante las cuales mezcló política y gestión. Planea continuar en modo 2019, encabezando mateadas cuando el clima y la agenda se lo permitan.

 

Días atrás, luego de recorridas de gestión encabezó un asado con los intendentes oficialistas de la Quinta sección electoral que formaron el Grupo de los 11. Su raid por el interior incluyó la visita a la sede del PJ de Coronel Dorrego, distrito esquivo al FdT donde el peronismo compitió en internas para dirimir la presidencia partidaria y aún perduran las rispideces. En encuentro nucleó a todos los sectores distritales.

 

“Esas actividades forman parte de un trabajo que está haciendo a la par de Cristina, Sergio Massa y Máximo Kirchner para contener a todos los sectores del Frente de Todos bonaerense”, dijo un funcionario a Letra P, quien al mismo tiempo destacó la gestión como prioridad en virtud de que esa es la carta central con la que se presentará en la competencia en 2023.

 

Sus movimientos son parte de la estrategia de alambrar Buenos Aires que, como contó Letra P, también empujan Kirchner y el massismo. Kicillof es uno de los dirigentes que más fielmente sigue la línea de su jefa política, CFK, pero manteniendo una prudente distancia de la interna grande del oficialismo debido, principalmente, al rol institucional que ocupa; la necesidad de mantener un buen vínculo con la Casa Rosada.

 

Pese a las demoras para poner en pleno funcionamiento la mesa política bonaerense del FdT, en la Gobernación afirman que resta coordinar agendas y esperan el “momento político adecuado” para la realización de un nuevo encuentro, que volverá a mostrar la foto de El Frente de Casi Todos, pero de la que además participarían dirigentes muy cercanos al Presidente que desde hace un tiempo empiezan a arrimarse a la tropa K. La última reunión del PJ bonaerense es un botón de muestra.

 

En paralelo, ante el fuego cruzado entre el kirchnerismo duro y La Cámpora con las organizaciones sociales por el manejo de la ayuda social, última batalla de la guerra frentetodista, Kicillof toma distancia de los disparos que ejecuta su ministro de Desarrollo para la Comunidad, Andrés Larroque, y se recuesta en la Liga de las provincias.

 

En materia económica no hay fisuras entre los planteos de CFK a la Casa Rosada y lo que piensa el gobernador. “Como siempre, Axel sigue siendo la principal fuente de consulta de Cristina en lo económico”, afirman en el entorno del gobernador y destacan que pese a que no hizo declaraciones públicas contundentes en las últimas horas sí lo hizo su ministro de Producción y hombre de confianza, Augusto Costa, y en línea con lo planteado por la vicepresidenta en el plenario de la CTA, en Avellaneda.

 

Kicillof quiere otro mandato al frente de Buenos Aires y está convencido de que será el elegido por CFK si llega bien parado a la elección. Por eso la obsesión por la gestión y el lanzamiento de su Plan 6x6. Sin embargo, también sabe que para transitar con éxito los meses que vienen, además de la gestión necesita orden político y eso requiere, también, de su participación en la tarea de alambrar el territorio.