22|11|2022

Unida en la protesta, la Mesa de Enlace busca disimular los ruidos internos

13 de julio de 2022

13 de julio de 2022

El lockout de este miércoles no esconde las diferencias entre las cuatro entidades y las internas con las bases del interior. Palos por derecha e izquierda.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La Mesa de Enlace vuelve a la confrontación con un lockout que une en la protesta a las cuatro entidades rurales que representan a la producción primaria, pero que no oculta las diferencias entre ellas ni las tensiones con las bases del interior del país.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La versión 2022 de la guerra gaucha contra el Gobierno tendrá un acto central en Entre Ríos, pero habrá protestas en diferentes puntos del país. Sin embargo, la estrategia de ataque de la Mesa de Enlace sumó ruido y logró que le peguen por derecha y por izquierda.

 

Por empezar, la decisión se tomó el 29 de junio tras la “jornada de trabajo” con la cadena agroindustrial. Finalizado este encuentro, Federación Agraria, Sociedad Rural, Coninagro y CRA dio a conocer la medida de fuerza, lo que generó ruido en el Consejo Agroindustrial, porque se daba a entender que la cadena apoyaba la medida. Minutos más tarde, hubo disculpas en privado y aclaraciones en público.

 

No es todo: los sectores autoconvocados y la parte más combativa de las entidades apuntan a la medida como una decisión tibia. Por otra parte, Coninagro puso en duda su participación hasta el pasado viernes. Sin embargo, la publicación que realizaron para comunicar la adhesión mostró un descontento de las bases con la determinación.

 

“Se acompañará la decisión tomada, en el sentido que entendemos que lo expresado la semana anterior no sea motivo de falta de cohesión o unión con las entidades con las que se buscan objetivos en común”, sostuvo el comunicado, que también destacó la necesidad del diálogo. Al mismo tiempo, la entidad señaló que la decisión se tomó a pesar de que las bases cooperativas no comparten un cese de comercialización.

 

Las entidades nacionales lanzaron el paro, pero dejaron en manos de las mesas provinciales la definición de cómo manifestarse y dónde. Entre Ríos movió rápido y se quedó con el acto central, que concentrará a la plana mayor de la dirigencia.

 

Primero un tractorazo y luego un acto en la intersección de ruta provincial 16 y ruta nacional 14. Se espera que la conferencia de prensa comience al mediodía para el horario central de los noticieros. Por su parte, el ruralismo de Buenos Aires definió también diversas localidades para concentrarse, mientras que en Santa Fe solo habrá un punto: Armstrong. Córdoba, como suele ocurrir, es un capítulo aparte.

 

Es que la Mesa de Enlace de esta provincia mostró su descontento con la medida, ya que esperaban una acción más contundente. La dirigencia provincial definió no fijar lugares y dejarlos en manos de los productores.

 

El director de la Sociedad Rural Argentina de este distrito y candidato opositor a la conducción actual, Alejandro Ferrero, señaló a Letra P que los productores están “calientes” y esperaban una medida más dura. “Es una medida tibia. Además, no se entiende qué quisieron hacer”, agregó otro dirigente cordobés, y apuntó: “Los productores no van a parar, no hay ánimo”.

 

También se sumó la interna entre la filial cordobesa de CRA con la dirigencia nacional. “Hemos decidido continuar, pero no con participación activa y el mismo ímpetu”, sostuvo el dirigente provincial Javier Rotondo en diálogo con Radio Génesis.

 

En ese río revuelto, se suman las críticas a la medida vertidas en el entorno del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, donde no ven motivos para que se llame a un paro. “Solucionamos el tema gasoil, fertilizantes, garantizamos que las retenciones no se tocan, hay financiamiento para maquinaria, no veo motivos”, señala el ministro entre su equipo de trabajo. “Julián no quiere politizar la cuestión, pero nos dice ‘me siento el técnico y la Mesa de Enlace, los políticos’”, comentó a Letra P un colaborador que lo acompaña en todas sus actividades. Como contó Letra P, el Gobierno dará una respuesta "técnica" a una protesta que considera "política" y sin argumentos económicos para justificarla.