22|9|2022

Entre la herencia Guzmán y la bienvenida a Batakis, inflación del 90% anual

14 de julio de 2022

14 de julio de 2022

El índice de junio superó al de mayo, mientras que en julio se dispararon remarcaciones. La proyección para 2022 es récord. Los dólares paralelos, para arriba.

La inflación se convirtió en un dolor de cabeza para la ministra de Economía, Silvina Batakis. Este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) confirmó que las remarcaciones durante junio no cedieron. Más allá de la estadística, el intempestivo recambio en el gabinete presidencial desató una ola de incertidumbre, que se trasladó a los precios de las góndolas y vidrieras, e hizo corregir proyecciones del número anualizado. Para las consultoras más pesimistas en el éxito del plan económico, el IPC de todo 2022 podría alcanzar el peligroso número del 90%, siempre y cuando no se pongan en marcha más presiones del mercado, como una devaluación del peso o desabastecimiento por falta de importaciones.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Según el análisis de EconViews, que dirige el exsecretario de Finanzas Miguel Kiguel, la inflación para los doce meses de este año, en comparación con el 2021, tendrá un salto del 90%. Así lo confirmó a Letra P el economista-jefe de la consultora, Andrés Borenstein, que revisó el 80% pronosticado antes de la corrida y la anarquía que dominaron en supermercados y centros comerciales tras la salida de Martín Guzmán del gabinete del presidente Alberto Fernández. Justamente, el jefe de Estado había emplazado a su exministro de Economía a domar la inflación en un plazo menor a los tres meses. Y si bien, aun con el renunciante secretario de Comercio Interior Roberto Feletti había logrado descender al 5,1% en mayo, con el guzmanista Guillermo Hang con el control total, en junio el IPC había tomado dirección alcista y complicaba su estadía en el gobierno.

 

"El Gobierno está batallando casi sin armas en los mercados de pesos y dólares. En el lado de los dólares, impuso un cepo a las importaciones que no sólo amenaza con paralizar la economía, sino que es en buena medida responsable del salto que la inflación mostrará en julio a por lo menos 7%, aunque no descartamos que sea superior. No es sostenible la situación y además no le está ayudando al Banco Central a acumular dólares. Parte de los que obtuvo la semana pasada ya quedaron en el camino", señaló el último informe de EconViews.

 

Para los integrantes de la encuesta que realiza el Banco Central (BCRA), que forma el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), la inflación anualizada será de 79,2%, aunque para ese análisis no se había tenido en cuenta el vendaval de remarcaciones post-Guzmán. Otras consultoras son menos pesimistas y sus números aun rondan el 80% como techo, y del 72% como piso. Hasta el momento, el concierto de voces de las consultoras muestra un acumulado inflacionario a junio del 34%. En el sexto mes del año impactaron con fuerza las subas en las cuotas de la medicina prepaga, los ajustes de tarifas y los artículos estacionales, el gasoil y cigarrillos, entre otros.

 

El dólar blue, otra vez para arriba

Las primeras medidas contundentes de la ministra Batakis para ajustar el gasto público, anunciadas el lunes con el objetivo de calmar a los mercados, le dieron aire, pero este jueves el dólar blue volvió a mostrar presión alcista. Mientras el oficial cerró en $135, el informal marcó un incremento de $6, a un promedio de $289 por unidad, con lo que anotó una nueva marca máxima. En las últimas tres jornadas, acumuló un salto de $21, y la brecha rozó el 126%.

 

La caída que se registró en Wall Street arrastró este miércoles a la baja a las acciones locales, mientras aumentó la cotización de los bonos en dólares y pesos, e hicieron caer levemente el riesgo país, según las principales cotizaciones del mercado financiero. En el mercado de deuda, los bonos en dólares cerraron sin cambios, en tanto que los títulos en pesos ajustables por CER avanzaron 0,7% en el tramo corto, pero cayeron 1% en el tramo medio y largo.

 

En ese contexto, la gestión Batakis pudo superar el primer test de financiamiento del Tesoro, cuando logró 122.607 millones de pesos en la primera licitación de bonos en pesos de julio, con los que logró afrontar con creces los vencimientos por 8.851 millones de pesos previstos para la primera quincena del mes y se quedó con un financiamiento neto cercano a los 113.800 millones de pesos. “La conversión de la lede S29L2 y la lecer X29L2 con vencimiento el 29 de julio de 2022 reduce los vencimientos proyectados del mes en aproximadamente $190.400 millones”, destacó el Ministerio en un comunicado de prensa.

 

Para lograr el exitoso paso de financiamiento, el Gobierno convalidó una suba de tasas: 50,75% anual para los instrumentos en un mes, y del 63,46% para los vencimientos en tres meses. En esa licitación debutó el "riesgo tesoro", un instrumento por el cual el Banco Central de Miguel Ángel Pesce busca "reducir la volatilidad de los precios", por lo que "ofrecerá a las entidades del sistema financiero la opción de venta (put option) sobre títulos del Gobierno Nacional adjudicados a partir de julio de 2022 y que tengan vencimiento antes del 31 de diciembre de 2023".