05|8|2022

Habemus formulario: el Gobierno puso en marcha su política más anunciada

15 de julio de 2022

15 de julio de 2022

Tras más de un año de una crisis de alta gama, Martínez informó que ya está disponible la herramienta digital para implementar la segmentación de tarifas.

Después de más de un año de idas y vueltas en medio de una interna encarnizada en el oficialismo y a un mes de su anuncio oficial, con la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía y la llegada de Silvina Batakis en el medio, el Gobierno puso en marcha este viernes la tan postergada segmentación de tarifas para los servicios de luz y gas. La medida fue formalizada en una conferencia de prensa por el secretario de Energía, Darío Martínez, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Planeamiento Energético de la Nación, Gonzalo Soriano, y el vicepresidente de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), Santiago Yanotti., el dueto segmentador tucumano que responde al jefe de Gabinete, Juan Manzur.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En la Casa Rosada, Martínez, un surfer ignífugo que sobrevivió a la caldera que Energía fue durante estos meses, le solicitó a la población que complete el formulario "lo antes posible", confirmó que la aplicación del nuevo cuadro tarifario comenzará en agosto y señaló que el ahorro fiscal derivado de la medida será de unos $ 15.000 millones en lo que resta de 2022. Además, adelantó que "va a superar los $ 80.000 millones" en 2023.

 

"Es objetivo del Gobierno que los subsidios en la Argentina se utilicen de una manera más eficiente e inteligente", sostuvo el funcionario. Una de las pocas cabezas que quedó en su cargo luego de los movimientos en Economía a partir de la renuncia de Guzmán, definió a esta decisión como "un gran esfuerzo que hace el Estado para seguir cuidando y protegiendo a la mayoría de los ciudadanos”.

 

En esa línea, ratificó que "para el 90% de los clientes que queden fuera del nivel de mayor capacidad económica no habrá modificación en sus tarifas este año", y que para el decil más pudiente, el impacto en una factura de electricidad sería de unos $ 1.200 mensuales.

 

Para acceder al formulario, se puede ingresar a la página web www.argentina.gob.ar/subsidios o a la aplicación Mi Argentina en la solapa "trámites". Para los DNI finalizados en 0, 1 y 2, la inscripción es desde este viernes y hasta el 19 de julio; para los que terminan en 3, 4 y 5, entre el 20 y el 22; y para resto, del 23 al 26 de julio.

 

Martínez estuvo flanqueado por Soriano y Yanotti, el dúo de funcionarios manzuristas

De todos modos, la inscripción estará habilitada hasta fines de julio para quienes no hayan podido completar el trámite en los días consignados. Consultado por la prensa, el funcionario se mostró confiado por la respuesta del sistema informático ante un aluvión de ingresos de la ciudadanía.

 

Yanotti, por su parte, explicó que el formulario será válido para acceder a los subsidios tanto de luz como de gas y recomendó "tener a mano las dos facturas" al momento de completarlo. Una vez terminado el trámite, agregó, "el sistema devuelve un extracto provisorio" que luego "el Estado va a cruzar con su base de datos y verificar" la veracidad de la información o posibles equivocaciones, por lo que "va a haber oportunidad de modificar o corregir errores en una etapa posterior".

 

Con el anuncio de este viernes, se cierra una larga etapa a la que en algunas oficinas del Ejecutivo le ponen fecha de inicio el 30 de abril de 2021, cuando Guzmán intentó despedir por los medios al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, y se topó de frente con la negativa de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Uno de los cuestionamientos del entonces ministro a su subordinado era la demora en aplicar la segmentación de las tarifas para reducir el nivel de subsidios.  

 

Tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluye la disminución de los subsidios tarifarios, Guzmán redobló su ofensiva. En plena guerra interna, Martínez tomó dos decisiones en torno a la segmentación. La primera fue la firma del decreto 332 hace un mes, del 16 de junio, que estableció la puesta en marcha del nuevo esquema tarifario y, por reclamo del exministro, le dio potestad de diseño a Santiago López Osornio, el único soldado que respondía al quinto piso del Palacio de Hacienda; y sacó de la cancha a Basualdo, luego de un informe que desaconsejaba aumentos en las tarifas en este 2022. La segunda fue la resolución 467, del 27 de junio, que delegó de manera exclusiva a la Subsecretaría de Planeamiento Energético todas las responsabilidades para llevar adelante el plan que reducirá los subsidios energéticos. Ambas normas le dieron a Guzmán un fuerte poder, que al final no pudo dominar porque la segmentación quedó en el freezer hasta su renuncia.